Home

Mundo

Artículo

123RF - Foto: 123RF

robo

Ladrones cometen millonario robo en tienda Chanel de Nueva York

Cuatro delincuentes se robaron más de 30 bolsos de la icónica marca de alta gama el pasado martes, a plena luz del día.

Nuevos casos de robo se conocen todos los días, y no solo uno, en todo el mundo. En Bogotá, por ejemplo, es una problemática que no da espera y mientras el Distrito junto con la Secretaría de Seguridad afirman que la inseguridad en las calles capitalinas ha tenido una “clara reducción”, la percepción ciudadana apunta a todo lo contrario.

Según las cifras que maneja el Distrito, la inseguridad bajó en 2020, pero lo que no comunica en sus presentaciones es que hubo meses de aislamiento preventivo obligatorio que, de cierta manera, contribuyeron a que el índice marcara una tendencia a la baja.

El caso es diferente si se evalúa el número de robos por la cantidad de habitantes que estaban en las calles en cada uno de los meses del año, teniendo en cuenta que hubo cuarentenas por localidades y demás, un cálculo que tardaría tiempo.

Bogotá no es el único ejemplo de inseguridad, en otras zonas del país la situación está igual o peor y no da visos de mejora.

Hay quienes apuntan que esto “solo pasa en Colombia”, pero no es así. Es una realidad en gran parte del mundo y una muestra de ello son los múltiples robos que se han venido registrando en el país que hoy tiene al mando el demócrata Joe Biden.

A los ladrones en Nueva York los invade el buen gusto, les apuntan solo a las tiendas de las grandes marcas de ropa y accesorios como Chanel, Adidas y Burberry, o por lo menos a una banda que tiene en ascuas a las autoridades de Estados Unidos.

De acuerdo con la policía, los ladrones se han aprovechado de los beneficios que traen los tapabocas, pues hacen que las labores de identificación en las cámaras de seguridad sean más difíciles de llevar a cabo.

Si a los tapabocas se le suman el racismo y los movimientos antirracistas, el problema empieza a crecer. La discriminación racial es un hecho en Estados Unidos y, con el recordado caso de abuso policial contra George Floyd, que ocupó las primeras planas de la prensa en el mundo a mediados de 2020, los movimientos que rechazan estas conductas han tomado más fuerza.

Atendiendo a lo anterior, los comercios y vendedores de ese país indican que, de cierta forma, tienen las manos atadas cuando ven algún hombre o mujer de tez negra cometiendo alguna conducta sospechosa, pues con el menor gesto de alarma son acusados de cometer actos de discriminación contra la población negra.

Esta semana, hacia las dos de la tarde de este martes, las cámaras de seguridad del lujoso vecindario de SoHo en Nueva York captaron a una banda de delincuentes que asaltó una tienda de Chanel. De acuerdo con el Departamento de Policía de ese estado,se trata de la misma banda que ha asaltado por lo menos otros 23 locales comerciales minoristas desde septiembre del año pasado. Así lo afirmó Rodney Harrison, jefe de detectives de la policía de Nueva York.

Los delincuentes, cuatro en total, ingresaron a la tienda de Chanel, dieron unas vueltas para despistar a los asesores y luego tomaron 32 bolsos y 12 billeteras, luego de lo cual rápidamente huyeron del lugar. Se calcula que el costo de estos productos de alta gama asciende a más de 160.000 dólares.

Uno de los guardas de seguridad intentó retener a los ladrones, pero indicó que cuando intervino a uno de ellos el delincuente se levantó la camisa y le mostró la culata de una pistola que tenía guardada en su pantalón.

De acuerdo con los testigos, uno de los asaltantes dio la orden de robar todo lo que encontraran a su paso y, una vez cometido el acto delictivo, escaparon del lugar con premura y se fueron en un Audi que, presuntamente, había sido alquilado.

En otra ocasión, presuntamente los mismos delincuentes fueron captados por las cámaras del vecindario de SoHo robando una tienda de Moncler, de donde salieron con chaquetas en sus brazos, las cuales cuestan desde 2.000 dólares.