Home

Mundo

Artículo

AMLO y Harris
“No aceptamos maíz transgénico para consumo humano”, reiteró el mandatario. - Foto: AFP

mundo

López Obrador sostiene ante EE. UU. la prohibición de maíz transgénico para importación

A partir del 2024 se eliminará la importación de maíz transgénico para consumo humano.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró este martes que había sostenido ante Estados Unidos su decisión de eliminar la importación de maíz transgénico para consumo humano a partir de 2024, pese a la advertencia de posibles disputas comerciales planteadas por Washington.

“No aceptamos maíz transgénico para consumo humano”, reiteró el mandatario, tras reunirse el lunes con el secretario de Agricultura estadounidense, Tom Vilsack, en el palacio presidencial, lo cual es impactante, teniendo en cuanta que México es uno de los mayores socios comerciales de Estados Unidos y un gran consumidor de maíz, insumo principal de la tortilla, que como bien se sabe, es la base de la gastronomía local.

“Entre la salud y el mercantilismo, nosotros optamos por la salud”, agregó el mandatario durante su habitual conferencia de prensa matinal, además, Vilsack argumentó ante López Obrador que la eliminación de las importaciones de maíz y otros productos genéticamente modificados podría dañar a los agricultores mexicanos y estadounidenses y “aumentar significativamente los costos” para los consumidores mexicanos, según un comunicado publicado en Twitter la tarde del lunes.

“Enfaticé en términos inequívocos que, en ausencia de una resolución aceptable del problema, el gobierno de Estados Unidos se vería obligado a considerar todas las opciones, incluida la adopción de medidas formales para hacer cumplir nuestros derechos legales, en virtud del (acuerdo comercial) T-MEC”, agregó Vilsack.

Según datos del Departamento de Agricultura estadounidense, citados en el comunicado, el intercambio comercial agrícola entre ambos países marcó un récord de más de 63.000 millones de dólares en 2021.

Tanto López Obrador como Vilsack destacaron, no obstante, algunos progresos en el diálogo, mientras el mexicano le aclaró que la prohibición no incluye al maíz amarillo para alimentar ganado, aunque estaría sujeto a una certificación anual realizada por el regulador sanitario mexicano, Cofepris.

“Esperemos llegar a un acuerdo, pero si no se llega a ese acuerdo, pues hay paneles y no alarmarnos. Que se acuda a un tribunal y que decidan”, afirmó López Obrador a sabiendas de que Estados Unidos es destino de un 80% de las exportaciones mexicanas y su socio, junto a Canadá, en el T-MEC. El comercio binacional en 2021 fue de más de 661.000 millones de dólares.

Las presidenciales

Entre tanto, se ejecutó la primera gran manifestación oficialista durante el gobierno de López Obrador, que cabalga sobre una popularidad de 59%, según un promedio de encuestas hechas por la firma Oráculus y que ocurre dos semanas después de que la oposición movilizara a decenas de miles de personas en Ciudad de México contra un proyecto de reforma electoral.

Esta marcha de la oposición se convirtió en una expresión de rechazo al primer gobernante de izquierda de México, que basa su popularidad en amplios programas sociales, pero Obrador niega que la marcha de este domingo sea una respuesta al desafío opositor del 13 de noviembre y asegura que es para “celebrar” logros en los ámbitos social, económico e incluso de seguridad.

El presidente “sabe (...) que para que pueda ganar elecciones necesita una maquinaria aceitada, que funcione todo el tiempo”, declaró por su parte el investigador de la universidad Tecnológica de Monterrey, Gustavo López.

*Con información de AFP.