Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/2/1996 12:00:00 AM

LOS GUERRILLEROS Y EL GASODUCTO

Detrás del movimiento Talibán están los intereses petroleros de Arabia Saudita, Pakistán y empresas norteamericanas y rusas.

LOS GUERRILLEROS Y EL GASODUCTO LOS GUERRILLEROS Y EL GASODUCTO
Desde que lograron el control de la mayor parte de Afganistán, los guerrilleros del movimiento Talibán alcanzaron celebridad mundial por la brutalidad con la que han impuesto su interpretación de la ley islámica y el Corán. Sin embargo, poco a poco se van conociendo informaciones sobre sus verdaderos objetivos, que no tienen nada de espirituales. Porque detrás de sus acciones se esconden los intereses petroleros de Arabia Saudita, Pakistán y de compañías norteamericanas y rusas.Cuando desapareció la Unión Soviética, el centro de Asia quedó sin dueño. Entonces también cayó la cortina de acero que separaba a las repúblicas musulmanas de la URSS _Kazajstán, Kirguistán, Uzbekistán, Turkmenistán y Tadjikistán_ de sus hermanas Pakistán, Afganistán, Irán e Irak. Ese terremoto político deshizo las barreras que los grandes imperios tardaron siglos en construir. Etnias y religiones, repartidas un poco aquí y un poco allá, comenzaron a reacomodarse a las nuevas realidades, y el fermento de la violencia se hizo inevitable.Lo que pocos recuerdan es que en marzo de 1995, en Islamabad, capital de Pakistán, el presidente de Turkmenistán, Saparmurat Niazov y la primer ministro paquistaní Benazir Bhutto, firmaron un memorando para construir un gasoducto de Turkmenistán hasta Pakistán a través de Afganistán. La construcción fue encargada al consorcio Unocal-Delta, formado por la compañía Unocal de Estados Unidos y Delta Oil Company de Arabia Saudita. Ademas del gasoducto, que cuesta 2.000 millones de dolares, el consorcio planeó construir un oleoducto hacia la costa paquistaní sobre el océano Indico, por 4.000 millones de dolares. Unocal-Delta y el gobierno de Turkmenistán invitaron al gobierno de Uzbekistán y al monopolio del gas ruso Gasprom, a unirse a la empresa. Como resultado, en mayo de 1996 se firmó un nuevo memorándum entre Turkmenistán, Pakistán y Uzbekistán, y en agosto Turkmenistán, Gasprom y Unocal-Delta firmaron en Moscú otro para fundar un consorcio para construir el gasoducto Turkmenistán-Pakistán-Afganistán. Pero para desarrollar esas obras había que pacificar a Afganistán, afectada por una caótica guerra civil surgida luego de la caída del gobierno prosoviético. Para ello resultaban ideales los fanáticos del Talibán. No es una coincidencia que un mes después de firmado el memorando de Moscú, los talibanes ocuparan Kabul. Ni es una casualidad que Pakistán haya sido el primer país en reconocer al nuevo gobierno, ni que Washington haya mantenido una posición 'neutral', que esconde una tácita aprobación, basada en el argumento adicional de que el sunita Talibán es enemigo mortal de la chiíta Irán.Talibán (palabra que quiere decir estudiante) nació en el otoño de 1994 en el vecino Pakistán, formado por jóvenes de las mezquitas afganas más ortodoxas, respaldado desde el gobierno paquistaní, y financiado, se dice, por Arabia Saudita, Estados Unidos y Gran Bretaña. A fines de octubre de ese año, el gobierno paquistaní envió una caravana de 30 furgones para abrir una nueva ruta comercial, que uniera a los países asiáticos de la ex URSS con el océano Indico. Pero apenas la caravana entró a Afganistán, fue atacada por grupos de mujaidines.Los talibanes hicieron su aparición. En un fugaz enfrentamiento dispersaron a los mujaidines y llevaron la caravana hasta su exitoso final. De noviembre de 1994 a febrero de 1995, ganaron el control del sur del país, en ruta hacia Kabul, su capital, que ocuparon en octubre pasado. Apoyados en los patanes (pashtunes), la etnia mayoritaria que habita en el sur del país y en Pakistán, los talibanes avanzaron hacia el norte contra las tropas de dos importantes minorías: los uzbekos, del general ex comunista Abdul Rashid Dostum, y los tadjikos, del 'León del Panshir', el legendario guerrillero Ahmad Shah Massoud. Pero nadie, ni los paquistaníes, tenía previsto que los pacificadores se dedicarían a sembrar el terror religioso. Alarmados, los gobiernos de la región se reunieron el 8 de octubre en Alma Ata, capital de Kazajstán. Resultó muy diciente la ausencia del presidente de Turkmenistán, para quien el avance talibán no podía ser una mejor noticia. La conducta de los talibanes en Kabul justifica los temores rusos sobre la influencia que puedan tener en su frontera sur. Es por eso que Rusia apoya a su antiguo amigo Dostum, para contener el avance talibán y obligar a este grupo a compartir el poder y moderar su actitud sobre la 'Sharia', o ley islámica. Al norte de Kabul las fuerzas de Dostum y de Massoud, hasta ahora enemigas, se han unido para combatir al Talibán, pero por dos razones casi opuestas. Massoud y sus hombres llevan el mayor peso de los combates pues son apoyados por Irán, el único país que se opone radicalmente a las obras, porque lesionarían sus intereses petroleros. El prorruso Dostum, en cambio, mide sus fuerzas, presta un apoyo mesurado a Massoud, y evita romper las posibilidades de acomodamiento con los talibanes. Según la revista rusa de negocios Kommersant, "en este momento debería caer el telón: parte de la ruta del gasoducto está en control de los talibanes, la otra parte bajo el mando de Dostum. Tras los primeros se ve la mano de Pakistán, tras los segundos, la de Uzbekistán. Tanto Pakistán como Uzbekistán están muy interesados en la construcción del gasoducto. En cuanto a la amenaza para Rusia, las compañías norteamericanas buscan ganar el mercado ruso por otros métodos".La moraleja de la historia es que las apariencias engañan. Los actuales combates no son hijos del fanatismo religioso: éste es la máscara que oculta los intereses comerciales de los negocios más grandes del mundo.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • “Es un gobierno tranquilo, pero con decisión y carácter”: Iván Duque

    “Es un gobierno tranquilo, pero con decisión y carácter”: Iván Duque

    close
  • ¿Cuánto de estadounidense tiene un auto de Estados Unidos?

    ¿Cuánto de estadounidense tiene un auto de Estados Unidos?

    close
  • Violento desenlace: entre gases y piedras colapsó Bogotá

    Violento desenlace: entre gases y piedras colapsó Bogotá

    close
  • "Esa marcha es discriminatoria": Luis Ernesto Gómez

    "Esa marcha es discriminatoria": Luis Ernesto Gómez

    close
  • ¿Cómo se navega en el espacio?

    ¿Cómo se navega en el espacio?

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1906

PORTADA

“La gran bandera del gobierno es la equidad”

El presidente explica sus prioridades, qué problemas encontró, cómo quiere cambiar la política y cómo va a manejar su gobernabilidad.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1906

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.