mundo

Los mensajes ancestrales que alertan sobre la sequía en Europa: “Si me ves, llora”

La fuerte sequía por la que atraviesa Europa dejó al descubierto un alarmante mensaje tallado en piedra.


La intensa ola de calor que viene azotando a varios países de Europa Occidental ha traído consigo una prolongada sequía. El nivel de los ríos ha descendido y, a su vez, hizo resurgir ancestrales mensajes con un presagio aterrador.

Las llamadas “piedras del hambre” son rocas que yacen en el lecho de los ríos y solo son visibles cuando los niveles del agua son demasiado bajos. Antiguos pueblos las usaron para tallar mensajes de alerta, así mismo, eran tomadas como un presagio que advertía tiempos de miseria a causa de las sequías.

Una de las inscripciones más antiguas data de 1616 y está tallada en alemán. Su traducción dice: ‘Si me ves, llora’, y se encuentra en una piedra localizada en la cuenca del río Elba. A propósito del resurgimiento de estos mensajes, la cuenta de Twitter @Batallitass publicó un hilo que se ha hecho viral y en el que reseña algunos datos sobre estos mensajes.

“La sequía es tal en Europa que los ríos Rin y Elba están a punto de cerrarse al tráfico fluvial. El retroceso de las aguas está revelando funestas advertencias de nuestros ancestros grabadas en piedra: las “Hungersteine” (piedras del hambre)”, se lee en el primer trino.

Un detalle curioso mencionado en el hilo de Twitter es que en las ciudades a orillas de los grandes ríos de Europa central tienen una tradición que ha sido documentada desde el siglo XIII: poner marcas para registrar el nivel que alcanzaron las aguas durante crecientes o inundaciones históricas.

De igual manera, esta práctica también desarrolló una especie de antagonista: las “Hungersteine” o piedras del hambre, las cuales marcan los niveles mínimos que han sido vistos en los afluentes. “Las inscripciones más antiguas datan del siglo XV y se conocen piedras marcadas con los años 1417, 1473, 1616, 1630, 1654 y 1666″, agrega la publicación que se ha hecho viral en Twitter.

¿Presagio de miseria?

Más allá de las supersticiones asociadas al avistamiento de los mensajes tallados en estas rocas, su origen, posiblemente, correspondió a un mecanismo de registro.

“Cuando no existían los registros meteorológicos, los lugareños marcaban en estas piedras los hitos importantes que ocurrían en el lugar. Al igual que se marcaban los niveles altos de las aguas, también se hacía lo propio en épocas de sequía”, señala la información publicada en redes sociales.

En ese sentido, las personas marcaban las piedras con los años en los que quedaron al descubierto a causa de las sequías. Sin embargo, no se limitaron a un simple registro histórico.

En vista de la importancia del agua para la vida, algunas “piedras del hambre” incluyen contundentes advertencias: “Si me ves, llora”; “Quien me vio, lloró. El que me vea, llorará”; “La vida volverá a florecer una vez que esta piedra desaparezca”; “Cuando vuelvas a ver esta piedra, llorarás, tan poco profunda era el agua en 1417″.

Los niveles de los ríos, por supuesto, impactaban directamente en las rutas de navegación. Aunque todavía lo hacen, las poblaciones en Europa ya cuentan con diferentes rutas comerciales, por lo que no se limitan al transporte fluvial.

Sin embargo, hay que remontarse a un escenario varios siglos atrás. Las comunidades dependían de las rutas comerciales a través de los ríos, en ese sentido, el bajo nivel del agua dificultaba o impedía completamente la navegación.

“Las piedras con las inscripciones más modernas (del último siglo) carecen de los siniestros mensajes de sus predecesoras. Esto demuestra cómo el río perdió su importancia crucial entre la gente, que antes dependía completamente de su imprevisible naturaleza para sobrevivir”, puntualiza el hilo de @Batallitass.

El hecho de que estos crudos mensajes queden al descubierto a causa de las sequías ha reforzado las alarmas sobre las problemáticas derivadas del cambio climático.