mundo

Medina: así es la ciudad donde viven los más ricos del mundo

Personalidades como Jeff Bezos y Bill Gates son dueños de las mansiones más grandes de la pequeña ciudad de Medina.


Medina es una pequeña ciudad ubicada en el estado de Washington, Estados Unidos, en la que viven aproximadamente 3.000 personas. Este lugar tiene un aspecto curioso, pues es lugar solamente apto para las personas más ricas y poderosas del mundo. Para llegar allí hay que cruzar el puente flotante de Evergreen Point, el más largo del planeta.

Esta zona, que es tan exclusiva, pero a su vez tan desconocida, está rodeada de mansiones que tienen playa y muelles privados en el lago Gold Coast. Hay solamente una estación de policía, un supermercado, un vivero y un club de campo llamado Overlake Country Club.

Una curiosidad de este sitio es que vive vigilado las 24 horas del día por cámaras de seguridad, con el fin de examinar las placas de los carros que pasan por allí y así validar que no estén enlistados en casos de delitos cometidos en el país.

Según la revista ‘Vanity Fair’, la seguridad de esta ciudad es parecida a la que se maneja en Indian Creek, una villa de Florida (EE. UU.) que alberga personalidades como la empresaria Ivanka Trump.

Grandes personalidades que viven en Medina

Jeff Bezos, el fundador de Amazon y dueño del Washington Post, es el propietario de la casa más grande en Medina. Según The New York Times, la adquirió por 53 millones de dólares en 1998. Cuenta con las tecnologías más innovadoras, 11 habitaciones, 25 baños y una flota de barcos de varias esloras. El magnate cuenta con una parcela principal de 21.000 metros cuadrados en la que se sitúa su vivienda de 1.900 metros cuadrados y una mini casita adyacente de 770 metros.

El otro magnate tecnológico Bill Gates, fundador de Microsoft, también eligió la ciudad de Medina para vivir. Esta mansión, que queda a medio kilómetro de la de Bezos, es denominada Xanadu 2.0, un nombre que le rinde homenaje al hogar ficticio de Charles Foster Kane, el personaje principal de la película Ciudadano Kane.

Gates compró la mansión en 1988 y cuenta con una parcela de 6.000 metros cuadrados, siete habitaciones, 24 baños, seis cocinas, cine privado, piscina, un salón de invitados y un garaje con capacidad para 23 coches, entre los que destacan un Porsche Panamera, un Lamborghini, un Rolls Royce y varios Mercedes Benz. Actualmente, está valorada por una suma de entre 130 y 150 millones de dólares (474 a 546 mil millones de pesos) y es una mansión totalmente sostenible.

Casa Bill Gates
La mansión de Bill Gates es denominada Xanadu 2.0, un nombre que le rinde homenaje al hogar ficticio de Charles Foster Kane, el personaje principal de la película Ciudadano Kane. - Foto: Corbis via Getty Images

Xanadu 2.0 también cuenta con altavoces ocultos detrás del papel de la pared, los cuales permiten que la música siga de habitación en habitación y la piscina cuenta con música bajo el agua. Entre otras curiosidades, tienen una habitación con un techo de seis metros de alto y una cama elástica gigante.

Nathan Myhrvold, un excompañero de Bill Gates en Microsoft, también reside en esta apoteósica ciudad a unos pocos metros de Gate. Myhrvold cofundó una pequeña empresa de ordenadores y en 1986 Microsoft se la compró. Entre sus aficiones están los dinosaurios, es por ello que tiene en su casa un esqueleto del tamaño real de un Tyrannosaurus Rex.

En Medina también vive Susan Brotman, mujer de Jeff Brotman, cofundador de Costco Wholesale Corporation. La casa de la viuda está valorada en 26 millones de dólares y fue el lugar elegido en 2012 por Barack Obama para instalar un espacio de recaudación privada de cara a la campaña electoral de ese año.

A esta mansión la conocen como La casa del Arte, ya que en ella se encuentra una increíble colección de piezas artísticas de Richard Serra y James Turrell. Toda la construcción de la vivienda está ideada para que esas obras cuenten con luz natural para su exposición.