perú

MinSalud de Perú compró desinfectante para piso y lo destinó a colegios como jabón de manos

Autoridades sanitarias afirman que la empresa fabricante del producto no cuenta con los permisos requeridos para la fabricación de jabón.


Un nuevo escándalo ha estallado en Perú, ahora referido a la adquisición de un lote de ‘jabón de manos’ de parte del Ministerio de Salud de ese país, para destinarlo a las distintas instituciones de educación pública, como parte de las medidas de bioseguridad que deben ser implementadas en el marco de la contingencia por coronavirus.

No obstante, según denunció el canal de televisión Latina, el producto adquirido no cuenta con el registro sanitario correspondiente y, según el ente regulador, la Dirección de Control y Vigilancia de la Digesa, la marca a la cual le fue adquirido el producto solamente presenta permisos para la fabricación de detergentes para piso.

Según la entidad, el producto adquirido es desinfectante de la marca Darysa, el cual fue distribuido a al menos 24 planteles educativos para ser destinados para el lavado de manos.

De acuerdo con la denuncia, y según se puede corroborar en el portal Perú Compras, donde datan los contratos suscritos por el Estado, serían 89.222 las unidades del referido líquido desinfectante, en un acuerdo comercial que asciende a los 439.284 soles; lo que traduce en más de 46.000 millones de pesos colombianos.

Pese a que la compra pareciera contar con todos los requerimientos de los procesos de contratación y compras estatales, existe un pequeño vacío, en tanto el producto realmente no cuenta con el aval de la entidad reguladora, incluso, pese a que el el ‘jabón’ también es parte del mercado en almacenes de cadena.

En declaraciones recogidas por el medio Latina, la Dra. Lidia Ester Hildebrandt, directora ejecutiva de Dispositivos Médicos de la Digemid, afirmó que existe una serie de suspicacias frente al producto, pues debido a la presentación de este pareciera ser un jabón de manos, al contener glicerina y un dispensador especial; no obstante, su contenido está avalado como desinfectante para pisos, vidrios y baños.

En consecuencia, especialistas han advertido de los peligros de emplear dicho producto para el lavado de manos, debido a que parte de sus componentes pueden resultar tóxicos para los niños, repercutiendo en consecuencias de tipo renal, daños en los ojos e incluso alteraciones en el sistema nervioso, señalando también que dentro de su composición se cuenta con algunas porciones de partículas de metales pesados.

En ese mismo sentido, la denuncia presentada por los medios de comunicación peruanos indica que, al ser consultada la firma Daryza, trabajadores de este lugar habrían admitido que el producto fabricado corresponde a líquidos para la limpieza de “superficies inertes”, señalando que si bien el etiquetado del producto siguiere que puede ser usado como jabón de manos, los funcionarios consultados señalaron que ellos no tienen control sobre toda la cadena de suministros, ni la categoría en la que finalmente terminaba por ser comercializado en las superficies.

Tras conocerse la denuncia, responsables de la plataforma Perú Compras señalaron que retirarían el producto de un catálogo, admitiendo que ya trabajan de la mano del Digesa y Digemid, pues en el rotulado del producto no se aclara que el producto corresponde a uso para limpieza de superficies inertes.

Más allá del escándalo por la compra por el Estado, también se encontraría que en los almacenes de cadena y supermercados, el producto se ubica en la sección de aseo personal, por lo que las autoridades también adelantan esfuerzos para que se refine el producto y se ubique en las zonas que corresponde, evitando riesgos para los compradores y usuarios; en algunos casos, se ha procedido al retiro del producto de las estanterías.