Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/8/2006 12:00:00 AM

A misilazo limpio

Corea del Norte desafía a Estados Unidos en una jugada que podrían aprovechar los 'halcones' de Washington.

A misilazo limpio El régimen de Kim Yong-il posee unos 800 misiles. Algunos de ellos, como el Taepodog 2 que preocupa a Estados Unidos, tienen un alcance de hasta 6.000 kilómetros
El régimen comunista de Corea del Norte ha mostrado su habilidad para hacerse sentir. Y eso fue lo que el dictador Kim Yong-il hizo la semana pasada, al lanzar, en el Pacífico. siete misiles, uno de ellos (que falló) diseñado para tener largo alcance. Según el Departamento de Estado de Washington, el dictador busca tender una cortina de humo sobre la desastrosa situación económica y social a la que su régimen ha conducido al país. Según otros, quiere hacer varias jugadas en el ajedrez mundial. Pero ¿está, como proclama Estados Unidos, la estabilidad global en peligro?

Que Corea del Norte acostumbra chantajear con su arsenal ya es cuento viejo. Hace 10 años, Kim-il Sung se había negado, al igual que hoy hace su hijo, a que la comunidad internacional controlara su programa nuclear. Esa actitud ha sido desde entonces asumida como una amenaza latente para Corea del Sur, y las tropas norteamericanas allí estacionadas. Por eso ya en 1994 se hablaba de un ataque preventivo sobre Pyongyang. Para persuadir a Kim-il Sung, el ex presidente Jimmy Carter aceptó la misión de viajar a Corea a aplicar su experiencia diplomática y la negociación le significó el Nobel de la Paz en 2002. El régimen cedió y los norteamericanos, surcoreanos, japoneses y europeos prometieron a Corea del Norte construir dos reactores seguros y suministrarle petróleo para compensar la menor producción eléctrica termonuclear. Pero no se han cumplido esas promesas y la crisis ha seguido hasta hoy con intensidad intermitente.  

Corea del Norte es un país de sombras. Un enigma del que sólo se conoce la poca información que emana de la capital, Pyongyang, de los disidentes que huyen y unos pocos documentales, como el transmitido esta semana por CNN. Hecho con cámara escondida, sus imágenes reflejan la depresión de un pueblo aislado y sumido en la miseria y el miedo. Y sin embargo, como dijo a SEMANA Ted Galen Carpenter, autor de El enigma coreano: las relaciones problemáticas de Estados Unidos y Corea del Norte y del Sur, "sabemos que Corea del Norte ha procesado plutonio para producir por lo menos ocho armas nucleares". Pero muchos en Washington están de acuerdo con Carpenter en que "es necesario distinguir entre bombas y cabezas nucleares. Éstas deben ser miniaturizadas para ser instaladas en los misiles. No hay indicios de que Corea del Norte tenga la capacidad de hacerlo antes de varios años". 

Si eso es así, ¿qué sentido tendrían los ensayos norcoreanos? Para Carpenter hay dos razones: "La primera es llamar la atención de Estados Unidos y las otras potencias para que los asuntos de ese país sean prominentes en la agenda internacional, en la que han caído por Irak e Irán". El segundo motivo sería "el deseo de Corea del Norte de mostrar que no es un país hambriento, presentarse como un país sofisticado tecnológicamente, capaz de desarrollar un programa de misiles e incluso mandar un satélite al espacio, que es su objetivo a largo plazo".

Otros sostienen que estarían dirigidos a advertir a Estados Unidos que Kim no caerá en el error de Saddam Hussein, quien se desarmó para evitar ser atacado y no evitó ser destruido. Y también a mostrar su tecnología militar a un mercado ansioso de hacer compras. De hecho, la exportación de misiles ha sido uno de los pocos negocios internacionales de Corea del Norte, y algunos observadores surcoreanos sostienen que les ha representado hasta 1.500 millones de dólares anuales. Es conocido que Pyongyang fue el proveedor desde los años 70 de los famosos misiles Scud-B y Scud-C con los que Saddam Husein intentó atacar a Israel en la primera guerra del golfo. Y no parece una coincidencia que los lanzamientos se produzcan semanas antes de la llegada del presidente venezolano, Hugo Chávez, en una parada de su viaje a Rusia. Los surcoreanos creen que Chávez, quien está empeñado en un programa armamentístico para defenderse de la supuesta amenaza de Estados Unidos, podría plantear a Kim Yong-il una operación de petróleo por armas.

Bush confirmó, en entrevista con el periodista Larry King, que procurará una solución diplomática mediante el grupo de los seis, que además de su país incluye a las Coreas, China, Japón y Rusia y de cuyas negociaciones se alejó Corea del Norte hace algunos meses. Y durante la semana trató de persuadir a sus homólogos de que debían "actuar de manera concertada para neutralizar la amenaza del país comunista". Pero la comunidad internacional respondió friamente, porque el tema no es tan claro como quiere Washington. Los defensores de Corea del Norte sostienen que Estados Unidos, como reportó la AP el 14 de junio, probó un misil Minuteman en el Pacífico. Y que Rusia lanzó un misil intercontinental desde un submarino el 29 de junio, sobre el mar de Barents. Por ello no tendría sentido, como aceptó el presidente ruso, Vladimir Putin, condenar a Norcorea por hacer lo mismo, sobre todo teniendo en cuenta, como argumenta Pyongyang, que ninguna norma internacional prohíbe esas pruebas. Por eso, analistas como Alice Slater, del Grace Policy Institute, sostienen que, en vez de condenar a Corea del Norte, Estados Unidos debería reconocer de nuevo el Tratado contra los misiles balísticos, del que se retiró para afirmar su política de supremacía militar espacial, y prohibir esas armas en todo el mundo.

Según Carpenter, Japón seguirá liderando la política más dura "y es comprensible, pues los misiles llegaron a menos de 200 millas de sus costas". Por ello ese país presentó, ante el Consejo de Seguridad de la ONU, una resolución de condena que incluiría un bloqueo de transferencia tecnológica. Pero el órgano terminó la semana dividido entre los que respaldan esa posición, como Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, y los que prefieren una declaración presidencial, no vinculante, como China y Rusia,

Muchos expertos piensan que la pelota, en realidad, está en la cancha de China, "aunque Corea del Norte continúe desafiante, lo único que cambiaría el ajedrez regional sería que China ajustara su política", según Carpenter. Pero "China tiene miedo de ejercer mas presión y que el gobierno de Yong-il colapse", agrega, pues "preservar Corea del Norte como un Estado intermedio entre Estados Unidos, Corea del Sur y Japón es la mayor prioridad para China". No hay que olvidar que este país provee de energía a Corea del Norte, también la mayor parte de los alimentos, y es su principal socio comercial. Corea del sur, por su parte, no parece dispuesta a propiciar sanciones, pues comparte con China otro grave temor: que si cae el gobierno de Kim, habría una avalancha de emigrantes hacia su suelo.

Lo que sí parece seguro es que un episodio como el de los misiles norcoreanos viene como anillo al dedo a los halcones del gobierno de Washington, que aprovecharán las pruebas de Corea del Norte para extremar sus amenazas contra ese miembro del 'eje del mal'. El cubrimiento alarmista del tema en la prensa norteamericana ha servido para que Bush aproveche para hacer énfasis en la necesidad de mantener un costosísimo sistema de defensa antimisilístico, que forma parte de su multimillonario presupuesto militar. Y la amenaza norcoreana de rechazar por la fuerza cualquier intento de impedirle hacer sus ensayos, y el anuncio de que vendrán más, auguran una temporada movida en el norte del extremo Oriente.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Se cumplen 30 años del Concierto de Conciertos

    close
  • La respuestas a la tala de árboles

    close
  • Hay que aprender a comer

    close
  • 30 años del concierto de conciertos: la noche que todos maduramos

    close
  • Rodrigo Pardo analiza la encuesta de Invamer

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.