estados unidos

Mujer lanzó las cenizas de su suegra a un río para vengar la infidelidad de su pareja

Al ufanarse del hecho a través de sus redes sociales, la ofendida mujer recibió un fuerte castigo por parte de las autoridades del Estado de Texas.


Augustine Gladney es el nombre de una mujer de 40 años de edad, quien recientemente se ha convertido en noticia en su país, debido a que, después de enterarse de haber sido engañada por su pareja, en un caso de infidelidad decidió tomar venganza y protagonizó un particular hecho que ha despertado indignación y burlas en su país.

El hecho, que ya ha sido replicado por diversos medios de comunicación en el mundo, ocurrió a comienzos del presente mes de junio cuando, en medio del dolor y la pena generadas por la afrenta de su marido, la mujer decidió emprender una cruda venganza y quiso afectar a su pareja en algo que a él le doliera; por eso, optó por deshacerse de su suegra.

Pero no se trata de un caso de homicidio, pues la madre del marido infiel ya está muerta. Sin embargo, el plan de la ofendida mujer sí se centró en deshacerse del recuerdo que él guardaba de su progenitora, y por ello, la venganza de Gladney consistió en tomar la urna en que reposaban las cenizas de su suegra, y lanzarlas al mar.

Así, tras tomar la ánfora que su esposo guardaba celosamente en su casa, la mujer emprendió camino hacia el muelle de Fort Worth, y allí, dejó volar los despojos mortales de su suegra, e incluso, lanzó el cofre al mar.

No obstante, el deseo mismo de la venganza llevó a la mujer a cometer errores en su plan, que permitieron que sus acciones se ‘voltearan’, y resultaran haciendo más daño a ella que a su esposo.

¿Qué falló?

Según explican medios locales, el ‘talón de Aquiles’ en la venganza de la mujer radicó en que ella, en medio de la indignación, quiso hacer visible su toma de justicia, y queriendo denunciar a su esposo, terminó por incriminarse en un caso que, a los ojos de las autoridades locales, representa un delito.

Así, mientras que ella de deshacía de las cenizas de su suegra, grabó un video que, además posteriormente posteó en redes sociales, ufanándose de la ‘toma de justicia’, sin percatarse de que ello sería sembrar las pruebas de su afrenta.

“Él me engañó, así que tiré las cenizas de su madre al río”, posteó la mujer a través de la popular plataforma de videos TikTok, acompañada del video, y, aunque posteriormente se arrepintió, el daño ya estaba hecho: el video rodaba por las redes sociales, y en medio de burlas, y voces de respaldo por ‘tomar la justicia a mano propia’, el hecho llegó a las autoridades.

Aunque el principal ofendido fue su esposo, quienes terminaron por imponer un castigo a esta conducta fueron las autoridades judiciales de Texas, pues si bien el hecho atenta contra el marido infiel y tenía unas consecuencias de tipo sentimental, el acto también es considerado como un delito grave en Texas, como un “caso de perturbación o daño a un cadáver”.

En consecuencia, y gracias a la cooperación del esposo ofendido, las autoridades de Texas lograron la identificación y posterior captura de la mujer, quien, al ser puesta a disposición del ente judicial, fue sancionada con una pena privativa de la libertad por un año.

Además de la pena carcelaria, la mujer también fue sancionada con una multa de cuatro mil dólares, como medida complementaria a su sancionables actos, los mismos que ahora dan la vuelta al mundo.