Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Presidente de Tanzania John Magufuli
Murieron 45 personas por avalancha humana durante funeral del presidente de Tanzania. - Foto: AP

mundo

Murieron 45 personas por avalancha humana durante funeral del presidente de Tanzania

Los hechos ocurrieron el pasado domingo 21 de marzo, pero hasta ahora la Policía estableció una cifra de víctimas. Entre los fallecidos hay niños y varios miembros de una misma familia.

La Policía de Tanzania informó este martes de manera oficial que un total de 45 personas murieron el pasado domingo 21 de marzo en una estampida en el estadio de Dar es Salaam, en donde se celebraba un homenaje al fallecido presidente John Magufuli.

“Había mucha gente que quería entrar al estadio y algunos no fueron pacientes. Forzaron la entrada y provocaron una estampida. Cuarenta y cinco personas murieron”, dijo el comandante de la Policía en la ciudad de Dar es-Salam, Lazaro Mambosasa.

Las autoridades no habían comunicado hasta ahora el balance oficial. Entre los fallecidos hay niños y varios miembros de la misma familia.

Miles de personas habían acudido a este estadio, donde se instaló la capilla ardiente del presidente, para rendir un último homenaje al dirigente.

John Magufuli, de 61 años, murió el 17 de marzo, oficialmente por problemas del corazón, aunque uno de sus principales opositores afirmó que falleció por coronavirus.

Le reemplazó la hasta entonces vicepresidenta, Samia Suluhu Hassan, que se convirtió en la primera mujer dirigente del país.

Samia Suluhu Hassan
Samia Suluhu Hassan - Foto: AP

Hassan, una musulmana de 61 años procedente del archipiélago semiautónomo de Zanzíbar, prestó juramento en Dar es Salaam. Se espera que permanezca en el poder hasta el final del mandato de Magufuli, en 2025.

Puedo asegurar a los tanzanos que nada irá mal durante este periodo. Empezaremos donde terminó Magufuli”, dijo Hassan en un breve discurso. “Seamos pacientes y unámonos para avanzar”, añadió.

Es una de las dos mujeres que ocupan actualmente el poder en África, junto con la etíope Sahle-Work Zewde, cuyas funciones son honoríficas.

Esta incondicional del partido Chama Cha Mapinduzi (CCM), que ascendió en los últimos 20 años, fue quien anunció oficialmente el fallecimiento del presidente John Magufuli, que no aparecía en público desde el 27 de febrero.

El jefe de Estado falleció oficialmente el miércoles por problemas cardíacos que padecía desde hacía diez años, según su sucesora.

Pero su inusual ausencia había alimentado los rumores de que padecía covid-19, una enfermedad a la que el presidente había restado importancia en repetidas ocasiones.

¿Cuándo murió Magufuli?

Presidente de Tanzania John Magufuli
John Magufuli, de 61 años, murió el 17 de marzo, oficialmente por problemas del corazón, aunque uno de sus principales opositores afirmó que falleció por coronavirus. - Foto: AP

Su principal opositor, Tundu Lissu, afirmó que, según sus propias fuentes, Magufuli murió de coronavirus “el miércoles de la semana pasada”.

El periódico keniano Daily Nation, que informó la semana pasada que un “líder africano” -una referencia implícita a Magufuli- estaba hospitalizado en un centro de Nairobi, también dijo el viernes que había muerto la semana pasada.

Según el diario, Magufuli abandonó el hospital de Nairobi con respiración asistida después de que los médicos consideraran que no podía ser tratado y regresó a Dar es Salaam, donde murió el pasado jueves.

Se trata del segundo líder del este de África que muere en circunstancias controvertidas.

El presidente de Burundi, Pierre Nkurunziza, también escéptico con la covid-19, falleció por “insuficiencia cardíaca” en junio, después de que su esposa fuera trasladada a Nairobi para recibir tratamiento contra el coronavirus.

Magufuli fue enterrado en su ciudad natal de Chato, según anunció en su momento Samia Suluhu Hassan.

”Nuevo capítulo”

Samia Suluhu Hassan fue nombrada vicepresidenta de Magufuli durante la campaña presidencial de 2015. Ambos fueron reelegidos el pasado octubre en una votación considerada ilegal por la oposición.

Los casi seis años de Magufuli en el poder han estado marcados por grandes proyectos de infraestructuras, pero también por un giro autoritario, con repetidos ataques a la oposición y un retroceso de las libertades. La política de Hassan con respecto a covid-19 será examinada de cerca.

Magufuli, un católico devoto, siempre restó importancia a la presencia y la gravedad del virus. Afirmaba que su país había sido “liberado” por la oración y se negó a imponer medidas para contener la enfermedad.

Una postura difícil de mantener en las últimas semanas ya que el país vive una ola de muertes por “neumonía” que afecta incluso a funcionarios de alto nivel. La oposición tanzana y las oenegés de derechos humanos pidieron un cambio.

Con información de AFP