Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/27/1996 12:00:00 AM

NACE LA ERA AZNAR

QUE PASARA CON ESPAÑA DESDE ESTA SEMANA CUANDO, POR PRIMERA VEZ EN 13 AÑOS, ASUME UN GOBIERNO DE DERECHA

NACE LA ERA AZNAR NACE LA ERA AZNAR
La frialdad acompaña siempre a José María Aznar, el hombre que desde esta semana pondrá punto final a 13 años de gobierno socialista al posesionarse como nuevo presidente de España. Suman varias las ocasiones en que este madrileño de 43 años y máximo dirigente del Partido Popular _PP_ ha sacado provecho a este rasgo de su personalidad para seguir adelante: el año pasado, cuando el carro en que viajaba fue destrozado por una bomba de ETA, salió imperturbable de la chatarra humeante y se fue caminando, casi sin despeinarse, hasta el hospital más cercano para que le curaran las heridas. Ahora, en los días siguientes a las elecciones del 3 de marzo cuando apenas logró una mayoría insuficiente para gobernar en solitario, soportó con estoicismo ataques y burlas hasta firmar un pacto con otras fuerzas políticas que le permitirá, por fin, llegar a La Moncloa.Sin embargo, él es consciente de que es a partir de ahora cuando más debe mantener la cabeza fría para aplicar sutilmente el programa de centro derecha que inspira a su partido. De lo contrario, su mandato será más corto de lo previsto. Eso lo saben todos en España y por eso las palabras de Manuel Fraga, presidente de la Xunta de Galicia, al final de la semana pasada no sorprendieron a nadie: "Ahora se inicia una legislatura abreviada de unos dos o tres años. Será interesante porque los pactos y negociaciones se producirán a diario".El naciente gobierno deberá conversar a cada segundo con los nacionalistas y seguramente deberá hacerles concesiones que no vayan a poner en riesgo la unidad española y que simultáneamente tampoco irriten a los dirigentes como Jordi Pujol, que ya no vacilan en hablar públicamente del "modelo de Quebec para el caso catalán".Esa será una de las características del nuevo gobierno. Por eso son pocos los que creen que Aznar tome decisiones traumáticas sino que siempre procurará dar pasos de equilibrista. Aunque el temor es que si estas medidas se producen, será en el campo social, retroceso preocupante para una sociedad que cada vez se acostumbra a una alta seguridad de parte del Estado similar a la ofrecida por sus colegas franceses y alemanes. El secretario general del partido republicano, Angel Colom, advirtió el jueves de la semana pasada que a España llegarán "las políticas antisociales" porque "las dos fuerzas de derecha no tendrán ningún escrúpulo para ello". Aludía directamente al PP y al movimiento nacionalista catalán Convèrgencia I Unió que le dio los votos necesarios para que Aznar sea investido como presidente por el Parlamento.Sin embargo, Aznar salió al paso de las críticas y dijo que España quería un cambio "razonable y necesario revitalizando las instituciones para combatir la corrupción, y el fortalecimiento de la economía para competir y crear empleo". Aznar, un hombre elegante, que come frugalmente y que solo bebe de vez en cuando vino y té, anuncia que su gobierno será fiel imagen de su personalidad, "una propuesta que se basa en la austeridad, eficacia, diálogo y moderación".En el orden internacional, Aznar tendrá paradójicamente el apoyo de su rival Felipe González, quien le dará una mano cada vez que la necesite cuando se trate de hacer aún más fuerte a España dentro de la Unión Europea. Así, el influyente diario El País y ahora tribuna de oposición de Aznar no vacila en respaldarlo en todas las decisiones que consoliden a España en el liderato del Viejo Continente para que "España no quede una vez más descolgada de la Europa próspera y democrática".Por eso sus portavoces consideran que en su política exterior no habrá ninguna variación en particular hacia Colombia y en general hacia América Latina "porque para nosotros son países vitales. Si seguimos con su apoyo, en Europa lógicamente nos verán más fuertes".Las preocupaciones que deben desvelar a Aznar son los dos retos que más machacó en la campaña y que naturalmente serán los más difíciles de sortear: poner freno al galopante desempleo que tiene en el paro a uno de cada cuatro españoles y dar la estocada final a su sangriento enemigo: el grupo terrorista ETA. Para lograrlo, sin embargo, necesitará, más que cabeza fría, mucha audacia y suerte exagerada.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com