mundo

Solsticio de verano: por primera vez se podrá ver desde casa

Esta será la primera vez que se retransmitirá en streaming uno de los fenómenos más impresionantes del planeta.


Uno de los monumentos más emblemáticos del Reino Unido será el foco de atención durante este 20 de junio, pues la conocida celebración de Stonehenge se hará este año vía online a causa del brote del coronavirus en el mundo.

En 2019 se congregaron al menos 10 mil personas para asistir al solsticio de verano, un evento que se genera como resultado de la inclinación del eje norte-sur de la tierra 23,4 grados hacia el sol, dicha inclinación hace que cantidades diferentes de luz solar alcancen diferentes regiones del planeta durante la órbita de la Tierra en torno al sol.

Lo anterior se puede ver reflejado en el monumento neolítico donde se puede observar perfectamente la salida y el ocaso del sol entre las ruinas de Stonehenge, por ello se convirtió casi que un ritual que cientos de personas se reúnan allí para darle la bienvenida al verano, un plan que por este 2020 no se podrá realizar a causa del coronavirus.

El organismo público del Gobierno del Reino Unido, English Heritage, el cual protege y promueve el patrimonio histórico de Inglaterra, transmitirá este año en directo el solsticio a través de sus redes sociales, el amanecer y el atardecer de Stonehenge. “No viajen a Stonehenge para el solsticio de verano: sabemos lo especial que es esta ocasión para muchos de ustedes, por lo tanto, transmitiremos en vivo tanto el atardecer y el amanecer en los canales de English Heritage de forma gratuita”, aseguró el organismo público.

Esta transmisión empezará el sábado 20 de junio desde las 2:41 p.m., hora colombiana, y el amanecer se podrá ver desde las 10:07 p.m., también, los usuarios podrán realizar un recorrido virtual por el lugar a través de un recorrido interactivo con una vista de 360 grados desde el interior del monumento.

Cabe señalar que debido a este fenómeno, en el hemisferio norte se da la noche más corta y el día más largo de todo el año. En el hemisferio sur ocurre justamente lo contrario: la noche más larga y el día más corto.