iglesia católica

Españoles y latinos entre 14 nuevos cardenales nombrados por el papa

Francisco pidió a los nuevos cardenales que a pesar de su nuevo cargo, nunca miren "a los demás por encima del hombro". Es "lícito mirar a una persona desde arriba hacia abajo, cuando la ayudamos a levantarse", sostuvo.


En una ceremonia celebrada en la plaza de San Pedro, el papa Francisco nombró hoy a 14 nuevos cardenales, entre ellos dos españoles, un peruano, un mexicano y un boliviano, a quienes alertó sobre "intrigas palaciegas", "celos", "envidias" y "arreglos y acomodos" en el seno de la Iglesia.

"¿De qué sirve ganar el mundo entero si se vive atrapado en intrigas asfixiantes que secan y vuelven estéril el corazón y la misión?", dijo el pontífice. "En esta situación se podrían vislumbrar ya las intrigas palaciegas, también en las curias eclesiásticas", añadió.

Le recomendamos: En medio de tensión con Italia, Emmanuel Macron se reunió con el papa Francisco

El papa Francisco subrayó que "la máxima condecoración" y la "mayor promoción" que pueden obtener es "servir a Cristo en el pueblo fiel de Dios, en el hambriento, en el olvidado, en el encarcelado, en el enfermo, en el tóxico-dependiente, en el abandonado".

Animó también a los nuevos cardenales a que, a pesar de su nuevo cargo, nunca miren "a los demás por encima del hombro" y valoró que solo es "lícito mirar a una persona desde arriba hacia abajo, cuando la ayudamos a levantarse".

Entre los nuevos nombramientos figuran el boliviano Toribio Ticona, el mexicano Sergio Obeso, el peruano Ricardo Barreto y los españoles Luis Francisco Ladaria y Aquilino Bocos. 

El obispo emérito Toribio Ticona, de 81 años, es indígena aymara-quechua y durante su niñez y juventud trabajó de vendedor de diarios, lustrabotas, albañil y minero. Además, durante 14 años fue alcalde del pueblo minero de Chacarilla, en el departamento de La Paz, de donde también era párroco.

Puede leer: Padre Alirio, el sacerdote que asegura que Santrich debería estar en La Picota

Sergio Obeso, de 86 años, es arzobispo emérito de Xalapa y fue ordenado sacerdote el 31 de octubre de 1954. Presidió la Conferencia del Episcopado Mexicano. Por razones de edad, el papa Benedicto aceptó su renuncia a la archidiócesis de Xalapa en 2007.

El jesuita Ricardo Barreto, de 74 años es arzobispo metropolitano de Huancayo y primer vicepresidente de la Conferencia Episcopal Peruana.

Luis Francisco Ladaria, también jesuita de 74 años, es prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y presidente de la Pontificia Comisión Ecclesia Dei, de la Comisión Teológica Internacional y de la Pontificia Comisión Bíblica.

El sacerdote Aquilino Bocos, de 80 años, fue superior general de la Congregación Claretiana y miembro de la Congregación vaticana para Religiosos.

Entre los nuevos cardenales también hay religiosos de Japón, India, Irak, Italia, Polonia, Portugal, y Madagascar.

Francisco destacó la necesidad de la Iglesia Católica de llegar a los "márgenes" del mundo.

Puede interesarle: Todos los obispos chilenos presentan su renuncia al papa Francisco

Once de los nuevos cargos son menores de 80 años y están habilitados para elegir al sucesor de Francisco. Los otros tres, entre ellos Ticona y Obeo, tienen más edad pero se distinguieron por su servicio a la Iglesia católica.

El Colegio Cardenalicio en Roma tiene la tarea de elegir a un nuevo papa en un cónclave papal.

Mañana Francisco celebrará la misa por la festividad de los santos Pedro y Pablo, patronos de Roma, con los nuevos cardenales en la Plaza de San Pedro.