PEKIN QUIERE RCUPERAR A HONG KONG


Negociadores británicos se encuentran en Pekín con el fin de llegar a un acuerdo con China referente al arriendo del territorio de Hong Kong, cuyo contrato expira en 1977. Considerado como uno de los territorios más densamente poblados del planeta, el protectorado inglés es una verdadera potencia del comercio exterior, cuyas transacciones anuales alcanzan fácilmente los 50 mil millones de dólares. China ha manifestado su deseo de tomar posesión de la colonia, comprometiéndose a respetar el sistema de economía de mercado existente en la actualidad en Hong Kong. Pero las promesas de Pekín no convencen a la gente que tiene colocado su capital en el territorio en disputa, pues alegan que un sistema así es totalmente incompatible con los preceptos del gobierno de la China Popular.