mundo

Pesada broma de turista provocó caos en un aeropuerto de Europa

El video fue publicado en la red social TikTok.


La espera en un aeropuerto puede ser una de las situaciones más complicadas para los viajeros, y cuando se anuncian los retrasos en los vuelos esto aumenta la impaciencia, mucho más si ese anuncio es una broma.

Una situación así ocurrió en el el aeropuerto de Zakynthos en Zante, Grecia cuando un joven aprovechó que uno de los micrófonos que usan los operarios de la terminal para dar información estaba solo, y decidió jugar una broma a los pasajeros que esperaban el anuncio de sus vuelos.

El joven anunció falsos retrasos sobre algunas frecuencias aéreas, lo que generó la duda en los pasajeros que estaban en la sala del aeropuerto.

Sam Wilson, quien regresaba a Birmingham, fue el que grabó la escena y la publicó en la reconocida red social TikTok.

“Cuando miré hacia arriba, lo vi en el micrófono, así que tuve que sacar mi teléfono. Hizo alrededor de tres o cuatro anuncios sobre vuelos que se retrasaron varias horas”, comentó Wilson en su video que tiene un poco más de 183 mil reproducciones y decenas de comentarios.

El vuelo a Gatwick se ha retrasado seis horas”, fue uno de los anuncios del joven que estaba bromeando; además, Wilson también dijo que el hombre anunció que “el vuelo a Manchester se ha retrasado seis horas”.

Luego de que el joven hizo estos falsos anuncios, un policía y un funcionario del aeropuerto se acercaron al cubículo y se lo llevaron, como se puede ver en el video que fue publicado en internet. De acuerdo con Wilson, quien publicó la pieza audiovisual, al pasajero que hizo esta broma no le dejaron tomar su vuelo.

Empleado de aeropuerto en Estados Unidos robó 16 mil dólares en artículos de pasajeros

Las autoridades del estado de la Florida, en Estados Unidos, anunciaron la captura de un empleado del aeropuerto Destin-Fort Walton Beach, pues se comprobó que el sujeto robó más de 16 mil dólares (67 millones de pesos colombianos) en artículos de viajeros.

El responsable que enfrenta cargos por hurto de mayor cuantía, fue identificado como Giovanni De Luca, de 19 años de edad, quien era subcontratista de una aerolínea. La captura se dio luego de que se desarrollara una investigación sobre equipajes y artículos perdidos reportados por pasajeros, señaló la Policía del condado Okaloosa.

Según el reporte oficial de las autoridades, algunos de los hechos que aportaron pruebas para su captura fue el reporte de una mujer que tomó un vuelo en el mes de julio y reportó que su equipaje nunca llegó al destino final. Según la víctima, llevaba en la maleta objetos valorados en 1.600 dólares (7 millones de pesos colombianos aproximadamente).

Los investigadores de la Policía de Okaloosa utilizaron la base de datos de empleados del aeropuerto para cotejar las diferentes direcciones de residencia con la ubicación que arrojó uno de los dispositivos robados. Según reportó El Nuevo Herald, los detectives de la agencia descubrieron que la dirección de vivienda de Giovanni De Luca coincidía con la ubicación de GPS.

Los agentes de la Policía allanaron su lugar de residencia y allí encontraron diversidad de artículos que habían sido robados por De Luca días antes.

Este arresto es un ejemplo del excelente trabajo en equipo que realizaron nuestra unidad de seguridad, nuestros investigadores y el aeropuerto para encontrar a la persona responsable de estos robos y cerciorarnos de que se le acuse”, dijo en un comunicado oficial el jefe de la Policía de Okaloosa, Eric Aden.

El Sindicato Internacional de Empleados de Servicio que representa a más de 18 mil trabajadores de los principales aeropuertos de la costa este de los Estados Unidos, publicó un estudio donde empleados subcontratados expresan que no tienen salarios dignos ni tampoco beneficios mínimos.

El gremio busca que las aerolíneas exijan mejores salarios de parte de las empresas contratistas a sus empleados, esto con el fin de mejorar las condiciones laborares y la calidad de vida de los empleados. Además, esta entidad sindical también presiona al gobierno federal para que se establezcan leyes nacionales que garanticen las condiciones dignas de trabajo.