informe especial

Pese al temor, la esposa del asesinado presidente de Haití quiere despedirlo. Salud Hernández-Mora revela detalles

Salud Hernández-Mora, enviada especial de SEMANA a Haití, revela detalles sobre el regreso de Martine, la viuda del presidente Jovenel Moïse, al país caribeño.


Salud Hernández-Mora cuenta que Martine, la viuda del presidente de Haití Jovenel Moïse, regresó al país pese al temor y la inseguridad que ronda el escenario político y social de esa nación caribeña.

“Es lógico que la viuda de Jovenel no haya regresado a su casa. No puede sentirse segura, si intentaron matarla a ella y asesinaron a su esposo en su propio dormitorio. No se puede fiar, ni siquiera de la guardia presidencial”, asegura Hernández-Mora.

Sin embargo, ahora despedirá a su esposo en una ceremonia solemne para rendirle homenaje. “Vino porque quiere participar, eso dijeron fuentes oficiales, en la organización de los funerales de Estado de su marido”, explica la periodista.

Los actos solemnes están programados para el próximo martes 20 de julio en el Panteón Nacional y se espera que las autoridades haitianas le rindan homenaje al presidente Moïse en varios lugares emblemáticos del país.

Luego, “el 23, volarán a una ciudad del norte, a Cap-Haïtien, donde quedarán los restos mortales de quien fuera el presidente de Haití los últimos cinco años”, agrega Hernández-Mora.

Martine Moise regresó el pasado sábado 17 de julio a Puerto Príncipe, capital de Haití, luego de recibir atención médica en Florida (Estados Unidos) por las heridas que recibió en el ataque en que murió su marido.

Haití
FBI agents assisting the investigation of the assassination of President Jovenel Moise stand outside his residency in Port-au-Prince, Haiti, Thursday, July 15, 2021. Moise was assassinated in the residence on July 7. (AP Photo/Joseph Odelyn) - Foto: AP

Con su brazo derecho en un cabestrillo y usando un chaleco antibalas, la mujer fue recibida en el aeropuerto de Puerto Príncipe por el primer ministro interino, Claude Joseph, aseguró a través de Twitter el secretario de Estado para las comunicaciones, Frantz Exantus.

“Ahora está protegida por guardaespaldas norteamericanos, que viajaron expresamente de Estados Unidos para escoltarla”, explica la periodista de SEMANA.

La viuda del expresidente pasó 10 días en un hospital de Miami a donde fue trasladada tras el ataque en el que su marido fue asesinado a balazos, como recoge la agencia AFP.

Entre tanto, el jefe de policía de Haití, Leon Charles, aseguró recientemente en rueda de prensa que las autoridades del país caribeño “trabajan con agencias internacionales especializadas en investigaciones judiciales, como el FBI de Estados Unidos, la Interpol y otros organismos que están en el terreno para analizar todas las pruebas”.

Las investigaciones también estarán orientadas a “rastrear a los autores intelectuales del asesinato”, como informó Charles en declaraciones citadas por AFP.

Un equipo de agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI), la principal agencia de investigación criminal del Departamento de Justicia de Estados Unidos, aterrizó desde hace varios días en territorio haitiano y ha realizado pesquisas en la vivienda privada donde fue asesinado el presidente Jovenel Moïse el pasado 7 de julio.

Haití
La bandera de Haití ondea a media asta en el Palacio Presidencial, en Puerto Príncipe, el sábado 10 de julio de 2021, tres días después del asesinato del presidente Jovenel Moise. (AP Foto/Fernando Llano) - Foto: AP

“Los agentes del FBI acompañan a la ciencia forense. Se encuentran en proceso de realizar una segunda explotación de la escena del crimen mediante toma de fotografías, pruebas, posicionamiento del cadáver, entre otros”, le confirmó una fuente policial al periódico francés Nouvelliste.

La principal hipótesis del crimen apunta a que Moise fue asesinado por un escuadrón integrado en su mayoría por mercenarios colombianos, aunque muchos de los detalles que rodearon el ataque siguen siendo un misterio lleno de inconsistencias.

“La investigación continúa, la investigación no parará, la investigación continuará todos los días hasta que se haga justicia a la familia presidencial. Estamos empezando a encontrar pistas”, concluyó el jefe de policía de Haití, Leon Charles.

Ya habían intentado asesinarlo

Jovenel Moïse venía gobernando Haití por decreto, el país más pobre del continente americano, después de que las elecciones legislativas previstas para el año 2018 se retrasaran.

Aunque las autoridades haitianas e internacionales avanzan en las investigaciones, la inestabilidad política y el profundo conflicto social del país caribeño pueden explicar algunas de las causas del magnicidio.

Presidente de Haití Jovenel Moise, fue asesinado este miércoles.
En esta foto de archivo del 7 de febrero de 2020, el presidente haitiano Jovenel Moise llega para una entrevista en su casa en Petion-Ville, un suburbio de Puerto Príncipe, Haití. Moïse fue asesinado en un ataque a su residencia privada la madrugada del miércoles 7 de julio de 2021, y la primera dama Martine Moïse recibió un disparo en el ataque nocturno y fue hospitalizada, según un comunicado del primer ministro interino del país. Foto: AP / Dieu Nalio Chery. - Foto: AP

En medio de la controversia sobre el fin de su mandato, las autoridades de Haití habían informado en febrero de este año que evitaron un intento para asesinar al presidente y de tumbar su gobierno a través de un golpe de Estado.

El plan fue un “intento de golpe de Estado”, según el ministro de Justicia, Rockefeller Vincent. Otras fuentes oficiales dijeron que 23 personas fueron detenidas en ese momento, entre ellas un magistrado y una oficial de la Policía Nacional.

La situación del país es crítica no solo en el ámbito político, pues durante los últimos meses han aumentado los secuestros para pedir rescate, reflejo de la creciente influencia de las bandas criminales armadas en el país caribeño. A lo anterior se le suma la pobreza crónica y los recurrentes desastres naturales.

Justamente, el presidente Moïse se enfrentó a una fuerte oposición por parte de sectores de la sociedad que consideraban su mandato ilegítimo.