Home

Mundo

Artículo

Policía de Washington tiene como sospechoso del intento de robo de vehículos a niño de 12 años
Policía de Washington tiene como sospechoso del intento de robo de vehículos a niño de 12 años - Foto: Getty Images

mundo

Policía de Washington tiene como sospechoso del intento de robo de vehículos a niño de 12 años

El menor de edad es uno de los dos sospechosos responsables del intento de asalto a cuatro vehículos en la capital en una hora.

La policía de Washington D. C. aseguró que un niño de 12 años es uno de los dos sospechosos que habrían sido los autores de los cuatro intentos de robo de vehículos en una hora, hechos ocurridos la semana pasada en el noreste de la capital.

No obstante, la Policía de esa ciudad continúa en la búsqueda de un segundo sospechoso que habría estado relacionado con los incidentes que se dieron entre las 6:30 p. m. del jueves por la noche y terminaron poco antes de las 7:30 p. m.

En ambos casos, los asaltantes habrían amenazado a las víctimas con un arma, para después obligarlos a que les entregaran el automóvil.

Los dos primeros intentos de robo ocurrieron en la cuadra 1900 de 2nd Street en el noreste, y en la cuadra 300 de V Street en el mismo sentido, cuando las víctimas no detuvieron su vehículo y se alejaron a toda velocidad del lugar.

Una vez que los ladrones se acercaron al tercer vehículo en la cuadra 2000 de 4th Street, noreste, les exigieron las llaves a los ocupantes, pero luego huyeron.

Por último, aproximadamente 54 minutos después del primer intento de robo, los sospechosos amenazaron con un arma de fuego a la cuarta víctima, en la cuadra 1000 de Evarts Street, en la que finalmente los ocupantes salieron del vehículo.

Una vez sucedió esto, los ladrones huyeron con el carro rápidamente, pero minutos más tarde fue capturado uno de los asaltantes.

El menor, que tiene 12 años de edad y reside en el sureste de la ciudad, fue acusado por presuntamente haber tenido relación con los cuatro intentos de asalto.

En los últimos días, los robos de vehículos se han incrementado en el área metropolitana de la capital estadounidense y se han convertido en un dolor de cabeza para los ciudadanos.

Según las autoridades, los robos de automóviles aumentaron un 51 % en 2020, lo que llevó a la Policía a formar un nuevo grupo de trabajo.

De igual manera, el portal Fox5 dice que varios de estos hurtos los han hecho delincuentes de corta edad y, en muchos casos, ni siquiera tienen edad para tener un permiso para conducir.

Según el medio, el jefe interino de la Policía de la capital estadounidense, Robert Contee, explicó que este incremento registrado en robos de vehículos a nivel local refleja la tendencia que también ocurre a nivel nacional.

Del mismo modo, los funcionarios de la policía local sugieren que esta tendencia se puede observar en parte debido al cierre de las escuelas por cuenta de la pandemia de la covid-19, por lo que los niños son más propensos a tener tiempo libre.

“Solo puedo decir que cuando hay personas que no van a la escuela y que tienen mucho más tiempo libre, creo que eso es una gran parte”, dijo el detective Rob Grims, quien mencionó que muchas familias atraviesan dificultades financieras por cuenta de la pandemia.

En días pasados se conoció que en Estados Unidos, desde que las escuelas de todo el país cerraron en marzo del año pasado por la pandemia, varios estudiantes dejaron de asistir a las aulas virtuales y de muchos de ellos no se tiene rastro.

Este tema no es nuevo: antes de la pandemia los distritos tenían que rastrear a los niños que dejaban de asistir frecuentemente a la escuela o que simplemente no se presentaban para iniciar un nuevo año escolar. Lo que ocurría con mayor frecuencia era que el estudiante se mudaba y se registraba en otra escuela de otro distrito.

No obstante, en esta nueva virtualidad en la que se sumergió el mundo, los estudiantes han desaparecido de las clases en un número jamás visto, lo que obligó a los distritos a reconsiderar su enfoque hacia aquellos que dejaron de asistir.

Algunos distritos han decidido realizar grandes esfuerzos para localizar a los estudiantes y asegurarse de que estén seguros, además de que cuenten con los dispositivos necesarios para conectarse a las clases y aprender, pues reconocen el daño que les puede causar la pérdida del año escolar.

Otros, principalmente en Detroit y Miami, optaron por mantener a los estudiantes en sus listas aunque no se presentaran durante un mes. En Dakota del Norte optaron por rastrear la asistencia a diario y utilizaron enlaces familiares para encontrar a los estudiantes desaparecidos.