Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Mike Pence
Por afección cardiaca, el exvicepresidente de EE.UU. Mike Pence recibe marcapasos. (AP Photo/Brynn Anderson) - Foto: AP

mundo

Por afección cardiaca, el exvicepresidente de EE. UU. Mike Pence recibió un marcapasos

“La intervención quirúrgica rutinaria fue un éxito”, señaló en un comunicado la oficina del republicano.

Mike Pence, quien fue vicepresidente de Estados Unidos durante el gobierno de Donald Trump (2017-2021) y que desde ya se perfila como un posible candidato a las próximas elecciones presidenciales, fue sometido a una intervención médica para instalarle un marcapasos, informó este jueves la oficina del político.

“En las últimas dos semanas, el exvicepresidente Pence experimentó síntomas asociados con un ritmo cardiaco lento y, tras consultar con sus médicos, se sometió ayer a un procedimiento en el Campus Médico Inova Fairfax en Falls Church, Virginia, para implantar un marcapasos”, dijo la oficina del republicano de 61 años en un comunicado.

“La intervención quirúrgica rutinaria fue un éxito. Se espera que [Pence] se recupere completamente y vuelva a la actividad normal en los próximos días”, añadió.

En el mismo comunicado, Pence expresó su gratitud “por el profesionalismo y la atención” que recibió de los médicos y del resto del personal sanitario.

Pence había sido diagnosticado con un bloqueo de rama izquierda asintomático, un problema que impide que el sistema por donde viajan los impulsos eléctricos para que el corazón produzca las señales normales que desencadenan un latido.

En 2016, antes de competir por la Casa Blanca junto a Trump, Pence ya había revelado que había sido diagnosticado con ese problema médico, aunque no tenía síntomas.

Los planes de Pence

Aunque ha permanecido fuera del foco político desde que él y el expresidente Donald Trump perdieron las elecciones de noviembre, Pence llegó a un acuerdo a principios de este mes para escribir una autobiografía que se publicará en 2023, el año anterior a las próximas presidenciales. Tradicionalmente, los políticos estadounidenses que aspiran a un cargo más alto suelen publicar sus autobiografías en un contexto preelectoral.

Mike Pence fue vicepresidente de Donald Trump (2017-2021) y se cree que está considerando la posibilidad de postularse en las próximas elecciones presidenciales. - Foto: AFP

Desde que dejó la Vicepresidencia en enero de este año, Pence se ha mantenido alejado de los focos de los medios de comunicación aunque ha seguido implicado en el Partido Republicano.

Recientemente anunció que se unirá a la Heritage Foundation como miembro distinguido. “Me siento profundamente honrado de unirme a ellos como un distinguido miembro visitante para promover políticas conservadoras que beneficiarán a todos los estadounidenses”, dijo Pence. Además, asesorará a los expertos de la organización en cuestiones de política pública, pronunciará un discurso y escribirá una columna mensual para el medio de noticias del grupo de expertos, The Daily Signal.

“Espero arremangarme y trabajar con el equipo de estrellas de Heritage mientras continuamos defendiendo el caso de una defensa nacional sólida, mercados libres y valores tradicionales a los formuladores de políticas de todo el país y a todos los estadounidenses que aprecian nuestra herencia de la libertad”, dijo Pence en su comunicado.

Además, Pence anunció recientemente la creación de una oficina de transición posterior a la Casa Blanca ubicada en el norte de Virginia. Esta oficina manejará la correspondencia, las solicitudes de programación, las declaraciones públicas y las actividades oficiales para él y su esposa Karen.

Finalmente, Pence reconoció que Heritage tuvo un “papel fundamental en el avance de las políticas conservadoras en toda la administración Trump”. En dichas políticas conservadoras destaca el endurecimiento de la ley migratoria, el fortalecimiento de la exportación de energía al reducir su dependencia del petróleo extranjero y detuvo la financiación gubernamental para las organizaciones que promueven el aborto.

El grupo de expertos de Heritage, que tiene sede en Washington D. C., desempeñó un papel importante durante los cuatro años de Donald Trump en la Casa Blanca. La fundación presentó recomendaciones sobres quiénes deberían ser contratados. Entre los nombres propuestos se encuentran Betsy DeVos, Scott Pruitt, Mick Mulvaney, Rick Perry y Jeff Sessions.

Con información de la AFP.