Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Qué se sabe del asesinato del científico más importante del programa nuclear de Irán
Revelan detalles de cómo fue el operativo para asesinar al científico iraní - Foto: REUTERS

mundo

Revelan detalles de cómo fue el operativo del Mosad para asesinar al más importante científico nuclear iraní

De acuerdo con un periodista de Irán, el homicidio de Mohsen Fakhrizadeh contó con la participación de 62 personas. Otra tesis apunta a que no hubo un solo humano y todo fue programado.

El asesinato del científico iraní Mohsen Fakhrizadeh ha escalado en una máxima tensión entre Irán e Israel debido a que el guía supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, pidió acciones contra quienes están detrás del homicidio de este importante científico nuclear; además acusó a Israel de tener responsabilidad.

Ahora se conocen más detalles de la muerte de quién lideró el “Proyecto Amad”, un plan científico iraní encubierto y supuestamente en curso destinado a desarrollar una ojiva nuclear en funcionamiento.

De acuerdo con el periodista de Irán Mohamad Ahwaze, el operativo para asesinar al científico contó con 62 personas más bombas, francotiradores y motociclistas que participaron en el homicidio perpetrado el pasado viernes en Teherán. El periodista señaló que tuvo información de primera mano de las autoridades, que aseguraron que para asesinar al científico, 50 personas tuvieron que realizar labores logísticas. “El éxito de los asesinatos del científico nuclear iraní Mohsen Fakhrizadeh es un testimonio del fracaso distribuido a todos los servicios de inteligencia iraníes”, señaló el periodista en su cuenta de Twitter.

Tras su muerte hay otras versiones: la que apunta a un megaoperativo con francotiradores, bombas y hasta motociclistas listos a rematarlo y otra de medios locales que sostienen que no hubo un solo humano en el mismo y que toda la ametralladora y despliegue se hizo mediante programación y a distancia. De acuerdo con Fars, medio iraní, una ráfaga controlada de forma remota fue puesta al paso del científico,en la ciudad turística de Absard, al este de Teherán. Dado que el vehículo era blindado, apunta la versión, no hubo la suficiente claridad de que se trataba de un ataque y quienes custodiaban al científico se bajaron del mismo pensando que era un daño mecánico que estaba generando un ruido.

Asesinato científico iraní
Esta foto publicada por la agencia de noticias semioficial Fars muestra la escena donde Mohsen Fakhrizadeh fue asesinado en Absard, una pequeña ciudad al este de la capital, Teherán. - Foto: AP

Una vez que Fakhrizadeh salió del vehículo, dice la versión, la ametralladora a control remoto abrió fuego desde aproximadamente 150 metros de distancia, impactándolo tres veces. El guardaespaldas de Fakhrizadeh también fue alcanzado por los disparos. El automóvil, dice la versión, explotó luego.

Otros medios en Irán también hablan de armas controladas por satélites. Press TV en inglés y sitio de noticias en árabe Al Alam señalaron que el arma tenía “el logotipo y las especificaciones de la industria militar israelí”. Al parecer, se trató de un método totalmente sofisticado, nuevo en cuanto a tácticas de guerra refiere. Ali Shamkhani, almirante iraní y político que actualmente se desempeña como Secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, aseguró: “Esta vez, el enemigo aplicó un método completamente nuevo, profesional y sofisticado. Ningún individuo estuvo presente en el sitio”.

Por su parte, un alto responsable iraní implicó el lunes a Israel y a los Muyahidines del Pueblo en el asesinato del científico. “Fue una operación compleja con recurso a material electrónico”, declaró el almirante Ali Shamkhani, secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional. Los Muyahidines del Pueblo, grupo considerado terrorista por Irán, “han estado necesariamente implicados” pero el “elemento criminal en todo ello es el régimen sionista y el Mosad”, los servicios secretos israelíes.

Asimismo, el presidente iraní, Hasan Rohani, acusó a Israel de querer sembrar el “caos” con el asesinato de Fakhrizadeh. “Una vez más, las despiadadas manos de la arrogancia global, con el usurpador régimen sionista como mercenario, se han manchado con la sangre de un hijo de esta nación”, dijo Rohani en un comunicado publicado en su página web oficial.

Es importante resaltar que las autoridades iraníes utilizan la expresión “arrogancia global” para referirse a Estados Unidos. El científico, quien también era jefe del Departamento de investigación e innovación del ministerio de Defensa, resultó “gravemente herido” cuando su coche fue atacado por varios individuos, que se enfrentaron a tiros con su equipo de seguridad y murió poco después.

“La nación iraní es demasiado inteligente como para caer en la trampa de la conspiración de los sionistas. Están pensando en crear el caos, pero deberían saber que hemos visto sus intenciones y no tendrán éxito”, dijo Rohani minutos después de publicarse el comunicado, en un discurso transmitido por televisión.

Cuando Netanyahu habló del científico

El 30 de abril de 2018 el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, reveló el nombre de Mohsen Fakhrizadeh. “Recuerden ese nombre “, advirtió el primer ministro al revelar que Israel tenía 55 mil páginas y archivos en 183 discos compactos con videos e imágenes sobre el programa nuclear de Irán.

“Todos los materiales se han compartido con los Estados Unidos y compartiremos con otros países toda la información sobre el Proyecto Amad”, advirtió Netanyahu, refiriéndose a un presunto programa para avanzar en la fabricación de material de guerra nuclear.

La información la recordó el Jerusalem Post a propósito de la fuerte tensión entre Irán e Israel que se creó después del asesinato del científico el viernes pasado y de la declaración del presidente iraní, Hasan Rohani, que acusó el sábado a Israel de querer sembrar el “caos” con el asesinato del científico. Según informó ese medio, los oficiales de Israel se han reunido con oficiales Estadounidenses “en numerosas ocasiones” durante las últimas semanas, para discutir el peligro que representa Irán en la región.

Fakhrizadeh apareció en diciembre de 2015 en un documento del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), que consideraba que a inicios de la década de 2000 había dirigido “actividades en apoyo de una posible dimensión militar” del programa nuclear iraní. En marzo de 2007, Fakhrizadeh fue objeto de sanciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas junto con otras “personas involucradas en el programa nuclear o de misiles balísticos” de Irán. La resolución 1747 lo identificó como “investigador del ministerio de Defensa” y “exjefe del Centro de Investigación Física (PHRC)”.

Esas sanciones fueron levantadas tras la entrada en vigor del acuerdo sobre el programa nuclear iraní firmado en Viena en 2015 entre Irán, China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania. Luego de la decisión del presidente Donald Trump de retirar a Estados Unidos del pacto en 2018, se restablecieron las sanciones emitidas por Washington en 2008 contra Fakhrizadeh a raíz de la resolución 1747.

Según el vicepresidente iraní, Ali Akbar Saléhi, jefe de la Organización Iraní de Energía Atómica, Fakhrizadeh obtuvo un doctorado en “física e ingeniería nuclear” y trabajó para su tesis con Fereydoun Abbassi Davani, exjefe de ese organismo, blanco de intento de asesinato en 2010.

Al recordarlo en los medios estatales como un “amigo cercano” con “una colaboración profesional estrecha de 34 años”, Abbassi Davani dijo haber estado al frente con Fakhrizadeh durante la guerra entre Irak e Irán (1980-1988).