Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Exvicepresidenta y excanciller Marta Lucía Ramírez.
Exvicepresidenta y excanciller Marta Lucía Ramírez. - Foto: Pantallazo video publicado en la cuenta de Twitter de Marta Lucía Ramírez

internacional

“Seguir el camino de la democracia sin populismo”: mensaje directo de Marta Lucía Ramírez sobre elecciones en Brasil

La exvicepresidenta y excanciller fue designada como observadora internacional para las elecciones presidenciales de Brasil.

Brasil está a pocas horas de definir su futuro político entre el actual presidente, que busca la reelección, Jair Bolsonaro, y el exmandatario Lula da Silva. En ese escenario, la exvicepresidenta y excanciller Marta Lucía Ramírez fue designada como observadora internacional para las elecciones presidenciales en ese país.

Ramírez, en medio de esa jornada electoral crucial para Brasil, envió un mensaje directo señalando que la persona que gane la presidencia deberá seguir un camino democrático alejado del populismo.

“Ha sido una oportunidad maravillosa para constatar una vez más la solidez de la democracia brasilera, hemos tenido la oportunidad de echar a todos los miembros de las autoridades electorales del Brasil, tanto al Tribunal Superior como a las distintas personas que dan cuenta de un proceso electoral en el cual el pueblo brasilero con cerca de 150 millones de votantes va a escoger al próximo presidente”, sostuvo Ramírez.

Y agregó la exfuncionaria del gobierno del expresidente Iván Duque: “Esperamos que sea una elección que de verdad traiga progreso, desarrollo para Brasil, hemos visto en los debates que no son dos candidatos como se piensa en buena parte del mundo, son ocho candidatos”.

Así mismo, Marta Lucía Ramírez destacó que el ambiente que se vive en el país suramericano es de optimismo y confianza sobre la decisión que se dará en las urnas el domingo 2 de octubre.

“Sea quien gane la presidencia, lo importante es saber que tiene un mandato democrático y una gran responsabilidad de seguir conduciendo a Brasil por el camino de la democracia, sin populismo, con instituciones, con un compromiso por el desarrollo económico que genere empleos, porque esa es la única manera de cerrar las brechas sociales”, anotó Ramírez.

Así está el ambiente en Brasil

Crece la presión en Brasil a pocas horas de la cita democrática para elegir al mandatario de ese país. El próximo 2 de octubre los ciudadanos deberán acudir a las urnas para decidir el nombre de su nuevo presidente, en el marco de unas elecciones generales que también incluyen votaciones para la elección de otras autoridades de ese país.

En medio de la previa a estas elecciones, el ambiente, que ha estado marcado por la polarización y el favoritismo de dos de las más relevantes figuras políticas de los últimos años, el expresidente Lula da Silva y el actual mandatario, Jair Bolsonaro, pinta con vientos favorables al primero, el líder del Partido de los Trabajadores, quien en la mayoría de las encuestas se ha mantenido al frente de la tabla de favoritismo.

Sin embargo, en medio de su favoritismo, y confiado en su victoria en las urnas, Lula da Silva se manifestó públicamente preocupado frente al reto que acarreará la transición política para elegirse nuevamente como mandatario, señalando que avizora que esta puede tornarse ‘tumultuosa’, en parte también por las manifestaciones de Bolsonaro frente a su no confianza en las autoridades electorales del país, y otros factores sociales que han antecedido a la cita del próximo domingo.

48% LUIZ INÁCIO LULA DA SILVAEl exmandatario (2003-2010) es el gran favorito de las encuestas, y solo un milagro evitaría que volviera a la presidencia de Brasil a pesar de las serias acusaciones de corrupción.
48% LUIZ INÁCIO LULA DA SILVAEl exmandatario (2003-2010) es el gran favorito de las encuestas, y solo un milagro evitaría que volviera a la presidencia de Brasil a pesar de las serias acusaciones de corrupción. - Foto: getty images

Según recogen medios internacionales, el expresidente Lula, quien ya se desempeñó como mandatario en el periodo comprendido entre los años 2003 y 2010, se mostró preocupado, comparando el actual contexto que vive su país, con el que vivió hace dos décadas cuando ascendió al poder, tras derrotar en las urnas al candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), José Serra, a quien superó tras haber tenido que acudir a segunda vuelta electoral.

Así mismo, Lula afirmó que, en aquel entonces, “la gente del PSDB hacía política, cuando ganaba festejaba, y cuando perdía, permitía que festejase quien ganaba”, afirmando que el panorama no es comparable con el que se vive actualmente en Brasil, advirtiendo que, en el caso de Bolsonaro, este podría generar un levantamiento social que no reconociera la legitimidad de las elecciones, o que hiciera turbulenta la transición, teniendo en cuenta que quien gane, tendrá que asumir las riendas de Brasil el próximo 1 de enero.

Por último, y dentro de las razones que soportan la preocupación expresada recientemente por Lula, se encuentran las declaraciones precedentes de Bolsonaro, quien, en medio de la actual carrera por su reelección, se ha manifestado en desacuerdo por el ejercicio del derecho al voto a través de plataformas digitales, advirtiendo que no confía en la fiabilidad de estas, afirmando a su vez que las condiciones están dadas para la ocurrencia de un fraude, situación que ha agitado los ánimos por parte de sus simpatizantes.