mundo

Trece muertos dejan violentos choques entre policías y delincuentes en México

Entre los tres muertos, hay nueve uniformados de la policía mexicana.


Cuatro policías y nueve presuntos delincuentes murieron en un enfrentamiento armado en las afueras de la ciudad mexicana de Guadalajara (oeste), informaron este jueves las autoridades locales.

El choque se produjo la noche del miércoles en al menos dos viviendas del municipio de El Salto y -según testigos- se prolongó por más de una hora.

Una vez que se revisaron los inmuebles donde se encontraban los presuntos criminales, fueron localizados los cuerpos de nueve personas, entre ellas una mujer, informó fiscalía estatal.

Los cuatro policías fallecidos habían acudido a atender un reporte al número de emergencias.

En medio de la balacera fueron rescatadas dos personas que permanecían secuestradas dentro del inmueble, dijo a periodistas el fiscal de Jalisco, Luis Méndez Ruiz.

El funcionario explicó que policías atendieron una llamada de emergencia que alertaba sobre hombres armados que habían bajado de una camioneta a personas amordazadas en esa casa localizada en la periferia de Guadalajara, capital de Jalisco.

Los agentes que acudieron al lugar fueron recibidos por una mujer, quien afirmó que se trataba de un falso reporte, tras lo cual la patrulla fue atacada a tiros.

Méndez detalló que en el mismo lugar, horas antes de la agresión, se realizó un operativo de la Fiscalía especializada en casos de desaparición, pero no confirmó si los rescatados corresponden a las fichas de ese procedimiento de búsqueda.

Tras el tiroteo, fueron detenidas ocho personas y además se incautaron armas largas y munición.

Según datos oficiales, en lo que va de este año diez policías fueron asesinados en Jalisco, uno de los seis estados que concentran 48 % de los homicidios que se comenten en el país, la mayoría ligados al crimen organizado.

Esa región, una de las más prósperas de México, es cuna además del Cártel Jalisco Nueva Generación, el más poderoso grupo narcotraficante del país y responsable de numerosas muertes y desapariciones en la región, de acuerdo con autoridades locales.

Su líder, Nemesio Oseguera, alias El Mencho, es uno de los capos más buscados por las autoridades de Estados Unidos, que ofrecen una recompensa de 10 millones de dólares por su captura.

Desde 2006, cuando el gobierno de entonces militarizó el combate antidrogas, México acumula más de 340.000 asesinatos.

El ‘narco corrido’ que rinde homenaje a mono muerto tras enfrentamiento de narcos con las autoridades

Recientemente, medios de todo el mundo reportaron el particular hallazgo, por parte de las autoridades de México, de un mono araña que murió en medio de un enfrentamiento entre grupos criminales relacionados con el narco, y agentes de la Policía en la ciudad de Texcaltitlán, en un hecho que despertó singular curiosidad, en tanto la mascota estaba vestida a la usanza de su dueño, uno de los delincuentes, portando incluso un chaleco antibalas a su medida.

Pese a que el hecho podría haber quedado como un aspecto anecdótico, las autoridades de ese país desplegaron una completa investigación que, además de incluir una necropsia especializada para el animal, también significó la apertura de un folio encaminado a establecer si, en medio del narco negocio, también se ha desprendido una eventual práctica relacionada con las excentricidades, que pudiera significar un tráfico de especies.

Al igual que al interior de las autoridades, el inusual hecho también despertó cierta curiosidad por parte de los ciudadanos del común, llevando a que la situación no pasara inadvertida, impulsando incluso a que un grupo musical decidiera componer una canción en honor a la mascota.

Así, en la misma línea de los llamados ‘narco corridos’; composiciones que narran, a ritmo de música regional mexicana, las historias de narcotraficantes, ahora surgió el denominado “chango corrido”, una canción en honor al mono araña dado de baja en medio de la acción policial.

“Es una vida muy corta, al chango no le tocaba, alguien le robó su historia (...) hay testigos de por medio, cómo le ejecutaron, el changuito no era bravo, pero tampoco dejado”, reza la canción, en la que también se afirma que el animal “ya va rumbo al cielo, pero nos dejó un legado”.

*Con información de AFP.