Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/30/1993 12:00:00 AM

Truenan los cañones

Críticas a Israel por su ataque contra la Zona de Seguridad en el sur de Líbano

Truenan los cañones Truenan los cañones
SI EL INTERCAMBIO DE bombas y katiushkas no fuese tan cruento y destructivo, el toma y dame entre Israel y los combatientes fundamentalistas del grupo guerrillero pro-iraní Jizbolá ("Partido de Dios"), en el Líbano semejaría un verdadero juego de ping pong.
Pero cientos de muertos, otros tantos heridos, y los cuantiosos daños materiales, hacen que la operación "Ajuste de cuentas" (Dinvejeshvón, en idioma hebreo) esté muy lejos de ser un juego.
La operación fue emprendida el domingo pasado por el gobierno israelí de Yitzhak Rabin como "represalia" contra el asesinato de siete soldados israelíes y los ataques a los poblados del norte del Estado hebreo. Lo cierto es que después de la expulsión en diciembre de 400 palestinos hacia la llamada "Zona de Seguridad", este ataque que ha causado más de 80 muertos, 123 heridos y 500 mil desplazados, reiteró la impresión de que Rabin tiene una fuerte tendencia a reaccionar en forma desproporcionada.
La posición oficial del gobierno de Israel es que se resisistió a ser arrastrado a una conflagración que podría hacer peligrar el proceso de paz en Medio Oriente y que también podría envolverla en un enfrentamiento directo con Siria. Pero para observadores independientes, la actitud del gobierno laborista tiene el trasfondo de la situación política interna, porque Rabin debe demostrar su voluntad de actuar con firmeza si quiere mantener la mayoría precaria en la Knesset (Parlamento).
Según los israelíes, el statu quo que habría traído calma a la zona en los últimos años, fue violado con la multiplicación de actos provocativos por parte del Jizbolá, que arreció sus ataques contra los poblados israelíes de la frontera norte.
Según esa posición, el propósito de los fundamentalistas chiítas del Líbano, apadrinados por Irán, era obvio: la desestabilización de toda la comarca a efectos de establecer allí, una república islámica al mejor estilo jomeinista. En el marco de esa desestabilización, la meta inmediata del Jizbolá habría sido la de hacer fracasar las negociaciones de paz en el Medio Oriente, que desde hace casi dos años se vienen realizando en Washington.
Una vez que Israel se convenció de que un anunciado ataque de represalia en la Franja de Seguridad, no causaría el desmoronamiento del proceso de paz ni tampoco la intervención de Siria, el primer ministro Yitzjak Rabin dio luz verde para el "Ajuste de cuentas", un operativo punitivo limitado en sus alcances.
A pesar de los bombardeos de la aviación, la artillería y la marina israelíes, las fuerzas del Jizbolá no se amilanaron y siguieron disparando sus katiushas. Esto llevó a una escalada del conflicto, al aplicar los israelíes una nueva etapa de su plan que consistía en provocar el éxodo masivo de los aldeanos chiítas. Esto produjo un flujo de refugiados en dirección a Beirut y el norte del país -que se calcula ahora en unos 500 mil- que de acuerdo con el plan israelí, presionarían al gobierno libanés para que firmara un acuerdo de paz y para que intercediera ante Damasco para que ésta ejerciera su influencia sobre el Jizbolá y lo forzaran a cesar sus ataques contra Israel.
Pero esa estrategia tiene escasas posibilidades de éxito, porque el gobierno de Beirut es en realidad un títere de Siria, y no es probable que el presidente de Siria, Hafez Assad, acepte la paz y cesar su apoyo a las guerrillas proraníes sin que medie un arreglo sobre los territorios palestinos ocupados.
Lo cierto es que la andanada israelí, que se inició como una operación en defensa propia con el apoyo de Occidente, se convirtió en objeto de críticas internacionales por la amenaza que comporta contra las posibilidades de paz en la región. Entre tanto, los hechos parecen confirmar que la política israelí de montar una "Zona de Seguridad" en territorio libanés no garantiza ni garantizará la seguridad del norte de su territorio. -

VIDEOS MÁS VISTOS

  • "Si hay vida fuera de este planeta debe ser muy lejos"

    "Si hay vida fuera de este planeta debe ser muy lejos"

    close
  • "Es posible morir bien y sanos así estemos enfermos"

    "Es posible morir bien y sanos así estemos enfermos"

    close
  • Álex Saab, el hombre de Maduro

    Álex Saab, el hombre de Maduro

    close
  • Este domingo se abrirán oficialmente las puertas del Movistar Arena

    Este domingo se abrirán oficialmente las puertas del Movistar Arena

    close
  • ¿Qué pasaría si gana Bolsonaro?

    ¿Qué pasaría si gana Bolsonaro?

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1903

PORTADA

¿Quién es el colombiano prófugo y socio del régimen de Maduro?

Esta es la increíble historia del empresario Álex Saab, el hombre que hizo llave con el presidente de Venezuela para ejecutar operaciones por cientos de millones de dólares en el mundo con la comida de los venezolanos.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1903

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.