Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/7/1996 12:00:00 AM

VACIO DE PODER

Después de semanas de evasivas, Boris Yeltsin reconoce que está enfermo, y los rusos se preguntan qué viene ahora.

VACIO DE PODER VACIO DE PODER
Al final, se acabó el misterio. Dando fin a meses de especulación, en que sus voceros hablaban de resfríos, fatiga intensa, descanso y otras explicaciones banales, el presidente de Rusia, Boris Yeltsin, de 65 años, anunció su pronta operación del corazón, a fines de este mes, en el Centro Cardiológico de Moscú. Al conocerse la noticia sobre la operación, las cotizaciones de la Bolsa cayeron varios puntos. En las elegante oficinas de las compañías extranjeras, en las fábricas y en las minas, en las estaciones de metro y las paradas de bus, en la Plaza Roja y en los mercados, las preguntas de toda Rusia eran: ¿Saldrá Boris Yeltsin vivo de la operación? ¿Qué pasará si muere? Comentando sobre su mal semblante, su voz temblorosa y sus gestos endurecidos, el país entero se preguntaba sobre el futuro de su presidente, y sobre su propio futuro. La operación de Yeltsin se realizará a fines de septiembre. En caso de que todo vaya bien hay como mínimo dos meses más de posoperatorio. Los médicos dicen que es una operación común, pues aparentemente se trata de hacer un bypass en el corazón. Pero hay algunos peros, pues la salud general del presidente no es tan buena, debido a anteriores dolencias cardíacas y de otro tipo, teniendo en cuenta que ya ha vivido siete años más que el promedio del hombre ruso. Yeltsin, reelegido en su cargo el 3 de julio pasado, no ha podido retomar sus funciones, luego de la agotadora campaña electoral en la cual recorrió el país, bailó rock, bajó a los socavones de las minas y dio cientos de discursos. El extraordinario esfuerzo fue demasiado para su corazón, que el año pasado ya había fallado varias veces. Para evadir la incertidumbre que ya hubiera significado la victoria de un comunista o de un nacionalista en las elecciones presidenciales, los rusos prefirieron votar por el viejo presidente. Pero la vida quiso que esta elección dejara a Rusia prácticamente acéfala desde julio, y quién sabe hasta cuándo.
Aspirantes al Kremlin
Como dice el periódico Sivodnia, "el poder no puede tomarse vacaciones o acostarse en la cama de un hospital". Por ello la gran discusión en los medios políticos luego del anuncio de la operación, era si Yeltsin delegaría sus poderes aunque sea temporalmente, y a quién entregaría el control del famoso maletín con los botones que activan las armas nucleares. Constitucionalmente corresponde al primer ministro, Victor Chernomyrdin, suplantar parcial o definitivamente al presidente, en este último caso convocando a nuevas elecciones. Pero a pesar de las normas constitucionales, la inhabilidad de Yeltsin, y su probable incapacidad parcial o definitiva, han abierto por anticipado la lucha por la sucesión presidencial. Compiten por llenar el vacío dejado en el trono del Kremlin, Chernomyrdin, Alexandr Lebed, secretario del Consejo de Seguridad, Anatoly Chubais, jefe de la Administración Presidencial y Yuri Luzhkov, alcalde de Moscú. Lebed está empeñado en terminar la guerra en la sureña república de Chechenia, que ha provocado más de 30.000 muertos en dos años, que ha desangrado las arcas del Kremlin, que ha destruido al pequeño país, y que ha concluido con un cese al fuego que más se parece a una capitulación. Luego de semanas de incertidumbre, Lebed recibió el visto bueno de Yeltsin, pero otros influyentes políticos como Luzhkov, el Partido Comunista y el nacionalista Zhirinovski, consideran que Rusia ha sido vencida y que Lebed ha regalado a Chechenia su independencia, poniendo en cuestión la integridad de Rusia. Ciertamente, el ejército ruso acaba de perder su segunda guerra en menos de 10 años, después de su retirada de Afganistán, al aceptar sacar sus tropas de Chechenia, dejando en los hechos el país en las manos de los rebeldes separatistas que se refieren a Rusia como "vecina". Esta derrota tiene enormes consecuencias, pues Rusia ha demostrado su flaqueza, lo cual da un nuevo impulso a las reivindicaciones de las minorías étnicas dentro de la misma Rusia, y a las pretensiones de los países limítrofes como Ucrania o Bielorrusia, que se sentirán más fuertes frente al oso debilitado. La economía recalentada no puede satisfacer las demandas de los millones de trabajadores, de oficiales y de soldados del ejército que no cobran los salarios, provocando huelgas, rebeliones populares y un aumento general del descontento, como sucede en la región pacífica de Primorie, donde la gente ha salido a bloquear las calles de Vladivostok en protesta por los cortes de luz de 20 horas diarias, mientras que 150 trabajadores de las plantas eléctricas se encuentran en huelga de hambre, y la crisis energética se extiende por el país. La operación de Yeltsin y la incertidumbre sobre su salud, su retorno al cargo, su retiro o su muerte, son justo lo que faltaba para completar un cuadro de desgobierno, derrota militar, crisis económica y ausencia de poder.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • "Si hay vida fuera de este planeta debe ser muy lejos"

    "Si hay vida fuera de este planeta debe ser muy lejos"

    close
  • "Es posible morir bien y sanos así estemos enfermos"

    "Es posible morir bien y sanos así estemos enfermos"

    close
  • Álex Saab, el hombre de Maduro

    Álex Saab, el hombre de Maduro

    close
  • Este domingo se abrirán oficialmente las puertas del Movistar Arena

    Este domingo se abrirán oficialmente las puertas del Movistar Arena

    close
  • ¿Qué pasaría si gana Bolsonaro?

    ¿Qué pasaría si gana Bolsonaro?

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1903

PORTADA

¿Quién es el colombiano prófugo y socio del régimen de Maduro?

Esta es la increíble historia del empresario Álex Saab, el hombre que hizo llave con el presidente de Venezuela para ejecutar operaciones por cientos de millones de dólares en el mundo con la comida de los venezolanos.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1903

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.