Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/21/2007 12:00:00 AM

Japón

Japón Japón
El terremoto y la planta

El terremoto de magnitud 6,8 en la escala de Richter que sacudió en la mañana del lunes 16 al noroeste de Japón, tuvo implicaciones que van más allá de los nueve muertos, el millar de heridos y los cuantiosos daños materiales. El sismo ocasionó graves daõs en la planta nucleoeléctrica de Kashiwazaki-Kariwa, en Niigata, la más grande del planeta. Se rompieron varios bidones de residuos tóxicos, se declaró un incendio (que fue controlado rápidamente) en el transformador de uno de los reactores de la planta y, lo que es más preocupante, se produjeron varias filtraciones de agua radiactiva. El líquido contaminado fue a parar al mar de Japón y aunque se asegura que el nivel de radiactividad no representa peligro alguno al medio ambiente, las implicaciones para la imagen de la industria nuclear sí son graves. Las actividades en la planta estarán suspendidas hasta cuando se reparen los daños que dejó el terremoto. Pero en la comunidad científica internacional quedó sembrada la inquietud sobre los riesgos de la energía atómica en las áreas más susceptibles de sufrir movimientos telúricos.

EDICIÓN 1894

PORTADA

Los secretos de la red de espionaje

SEMANA revela detalles y conversaciones desconocidas de la organización de chuzadas ilegales más grande descubierta en el país. Las víctimas eran empresas, funcionarios públicos, miembros de las Fuerzas Militares y particulares.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1894

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.