Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/26/2007 12:00:00 AM

La maldición del segundo hijo

La maldición del segundo hijo La maldición del segundo hijo
Las autoridades chinas, amparadas en la ley que ordena que un matrimonio sólo puede tener un hijo, aplicaron severos castigos a los infractores en la región de Guangxi, suroeste de China. Confiscación de bienes y hasta la demolición de sus casas sufrieron las familias que transgredieron la norma, y que en la mayoría de los casos no contaban con los recursos para pagar la sanción económica en esta empobrecida región. La política del hijo único se instauró en China a finales de los años 70 como medida para contrarrestar el desbocado crecimiento demográfico del país más poblado del mundo, que actualmente tiene más de 1.300 millones de habitantes. La norma pone de manifiesto que en este último bastión del comunismo, cada vez son más marcadas las diferencias sociales, pues los nuevos ricos logran pagar y se salvan del autoritario castigo.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • "La creatividad no se puede comprar, se adquiere invirtiendo en educación"

    close
  • El abecé del duquismo

    close
  • "Creemos que incluso en los negocios, vivir feliz es muy importante'

    close
  • Colombianos en Harvard: "para llegar acá no hay que ser genio"

    close
  • "Los procesos judiciales no han refutado mis pruebas sino que las han enriquecido": Petro

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1899

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.