McDesmonte


Pareciera que a la cadena de hamburguesas McDonald's, símbolo clásico de la globalización, no le está yendo tan bien en toda Latinoamérica. Los directivos iniciaron una campaña internacional de reestructuración para salir de las plazas que no representaban buenas ganancias. Así, a comienzos del mes de diciembre el payaso Ronald McDonald se despidió para siempre de Bolivia y los miles de consumidores que querían saborear lo que podría ser el último McCombo de sus vidas hicieron filas de hasta 20 horas. La semana pasada vino el turno para el desmonte en Paraguay que, aunque no fue de todos los locales, dejó a 150 personas sin trabajo, que se sumaron a las 334 de Bolivia. Irónicamente ese mismo día, en México, una campaña de artistas y activistas antiglobalización impidieron la apertura de un McDonald's en la ciudad colonial de Oaxaca.