'Souvenirs' espaciales

El comercio de los trozos del transbordador espacial Columbia, esparcidos en varios estados, se ha convertido en un lucrativo negocio.

El comercio de los trozos del transbordador espacial Columbia, esparcidos en varios estados, se ha convertido en un lucrativo negocio. A pesar de los esfuerzos y amenazas del gobierno federal los restos se siguen vendiendo en Internet y su cotización ha llegado hasta 10.000 dólares. La Nasa calcula que hay cientos de miles de pequeños restos distribuidos en un área de 160 kilómetros de largo por unos pocos de ancho y el FBI patrulla Internet día y noche en busca de avisos de compraventa, ya que el Columbia es propiedad del gobierno federal y la venta de sus fragmentos está castigada hasta con 10 años de cárcel y 250.000 dólares de multa. Sin embargo, debido al inusitado interés, el gobierno decidió dar plazo hasta el viernes pasado para que quienes tuvieran en su poder cualquier fragmento 'robado' del Columbia lo hicieran llegar a la Nasa sin ser multados ni presos.