Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/10/1992 12:00:00 AM

VIOLACION EN LA SELVA

VIOLACION EN LA SELVA VIOLACION EN LA SELVA
EL JEFE PAULINHO Paiakan, de la tribu kaiapo, se había convertido en el símbolo mundial de la resistenaa de los indígenas amazónicos por salvar su habitat de los colonos y buscadores de oro. Pero el 2 de junio Silvia Ferreira, una joven blanca que sería como profesora de sus hijos, acusó a Paiakan y a su mujer de haberla violado.
El jefe se entregó la semana pasada, a tiempo que en Brasil se desarrolla una intensa polémica. Mientras las feministas exigen que se haga justicia, los antropólogos sostienen que si cometió el delito como parece demostrado, Paiakian actuó como un reflejo de su vida entre 108 "civizados", ya que entre su gente la violación sólo se produce como un acto de guerra. Los kaiapó son los "indios más ricos del mundo", por la extensión de sus reservas y los dineros que reciben como regalías por su explotación, y el propio Paiakan tiene automóvil, casas y hasta avioneta. Muchos en Brasil piensan que es desproporcionado reservar un área más grande que Portugal, rica en maderas preciosas y minerales, a unos 10 mil indios, mientras el resto del país sufre hambre. Con esas premisas, hay consenso en que el asunto de la violación poco le sirve a la causa indígena.-

EDICIÓN 1920

PORTADA

¿Por qué salvar a la JEP?

Si el gobierno objeta la Ley de la Justicia Especial para la Paz (JEP) les daría un golpe mortal a la justicia transicional y al acuerdo de paz. De hacerlo, el gobierno de Iván Duque entraría en un profundo choque con el Congreso, la Corte Constitucional y la comunidad internacional.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1920

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.