Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/26/1992 12:00:00 AM

¡VIVA CRISTO REY!,

¡VIVA CRISTO REY!, ¡VIVA CRISTO REY!,
LA NOTICIA DE LA REconciliación entre México y la Santa Sede indica hasta qué punto el presidente Carlos Salinas de Gortari aplica el pragmatismo en su gobieno.
El rompimiento con la Santa Sede proviene de mediados del siglo XIX, cuando Benito Juarez tras ganar la Guerra de la Reforma, separó a la Iglesia del Estado y confiscó sus enormes bienes para neutralizar su poder económico y político, vinculado entonces con el conservadurismo. Aunque se trataba de medidas coyunturales, quedaron consignadas en la Constitución de 1870 y se enquistaron firmemente después de la Revolución iniciada en 1910. Desde entonces el Estado mexicano se convirtió en uno de los más anticlericales del mundo, la educación religiosa quedó prohibida en los planteles oficiales, los religiosos no podían salir a la calle con sus hábitos, ni las comunidades podían tener bienes. Pero aunque la inmensa mayoría de los mexicanos es católica y hasta los funcionarios oficiales envían a sus hijos a las escuelas de catequesis, ningún gobierno había querido enfrentar esa discrepancia entre la ley y la realidad.

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1889

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.