Home

Música

Artículo

Portada del EP 'Minyo Cumbiero'
Portada del EP 'Minyo Cumbiero'. Tomada del Facebook oficial de Frente Cumbiero.

nexos

Videojuegos y música: idiomas comunes entre Colombia y Japón

Por: RevistaArcadia.com

ARCADIA destaca un detalle nostálgico en 'Minyo Cumbiero (From Tokio To Bogotá)', la fusión musical entre las agrupaciones Minyo Crusaders y Frente Cumbiero: el sencillo 'Mambonegro Daisakusen' evoca a una consola de Nintendo y a una que otra patada.

Que hablen la música y, en una pequeña medida, la nostalgia de las consolas de juegos de los años ochenta. Si para usted esta canción significa algo...

...entonces más razón encontrará para gozarse Mambonegro Daisakusen, uno de cuatro cortes que integran el EP Minyo Cumbiero: From Tokyo to Bogota, “un trabajo colaborativo entre el cuarteto colombiano Frente Cumbiero y la banda japonesa Minyo Crusaders”, como lo describen en sus videos en YouTube.

Rápidamente la canción evidencia su influencia en ese clásico del videojuego de 1985, así emociona y pone a cantar los coros, pero no se queda ahí. Toma vuelo con una narrativa visual y gráfica que contagia alegría, en la que los y las participantes de esas sesiones de grabación son todos personajes.

En esta y en las otras tres interpretaciones se ve el intercambio de músicas y sonrisas alrededor de arreglos de Mario Galeano y de los Minyo Crusaders. También se pueden apreciar visualmente postales del tiempo que los músicos japoneses pasaron en la capital (en estudio y fuera de él) y uno que otro brindis con botella de cerveza en mano.

Como símbolo de unión de culturas, este EP y las creaciones audiovisuales que lo acompañan son un rotundo éxito: la música y la onda de los videos inevitablemente suben los ánimos y retratan la algarabía creativa de compartir corrientes artísticas y espacios, algo que hace bastante falta estos días.

Con marimba y voces, “Plu con Pla” hace sonar el Pacífico

Ya entrado en gastos, escuche todos los temas y luego navegue ambas bandas por separado.

El QAFF 2020, a la sombra del Baobab virtual