Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/24/1994 12:00:00 AM

'A MI NADIE ME UTILIZA'

EL ESTRENO DE INGRID BETANCOURT EN LA Cámara de Representantes ha resultado más movido de lo esperado. Su participación en el caso de los fusiles Galil y los ataques de que ha sido objeto la convirtieron, en cuestión de días, de acusadora a acusada.

'A MI NADIE ME UTILIZA' 'A MI NADIE ME UTILIZA'


SEMANA: Aun las personas que le atribuyen a usted buena fe creen que fue utilizada. ¿Eso es cierto?

INGRID BETANCOURT: De todas las inexactitudes que he oído, la que más me ofende es esa. Soy una persona independiente, adulta y responsable y ni le achaco a nadie mis actos ni me dejo manipular.

SEMANA: Usted misma ha admitido que se metió en el debate de los Galil por información recibida de Camilo Angel -el representante de la Colt- y de su novio, Germán Leongómez.

I.B.: El tema era público puesto que El Espectador ya lo había dado a conocer. Uno como parlamentario recibe información de todos lados y más de los amigos que de los enemigos. Pero quiero insistir en el hecho de que la base de la investigación me la dio el Ministerio de Defensa con los documentos que me entregó. Las fuentes en estos casos son irrelevantes porque son múltiples.

SEMANA: Pero no son irrelevantes si las fuentes tienen intereses económicos.

I.B.: Camilo Angel pudo haber tenido intereses comerciales pero no los tenía después de adjudicada la licitación puesto que quedó de último. Aun si se volviera a abrir la licitación, su compañía no hubiera tenido ninguna posibilidad de ganar por su calificación. El ya estaba fuera de la competencia.

SEMANA: ¿Pero admite usted que tiene mala presentación que una persona derrotada sea su fuente de información?

I.B.: La presentación es lo de menos. El hecho de fondo es que fue un negocio malo para Colombia. Lo que los medios de comunicación no han explicado es que nuestras denuncias no son frente a la marca ganadora sino frente al Ministerio de Defensa que se inventó un negocio malo para el país. Ese mismo contrato firmado con el nombre de la Colt hubiera sido igual de grave.

SEMANA: Pero volvamos al punto de la presentación. Usted cuando era candidata montaba a caballo con Camilo Angel. El gerente de la compañía de Angel para esa licitación manejaba sus libros. Y al perder ellos dos el negocio, tres meses después usted se convierte en vocera en contra del contrato adjudicado. ¿No cree que tanta cercanía con uno de los licitantes la obligaba a declararse impedida?

I.B.: A mí me parece mucho más grave callar ante una irregularidad por cuenta de circunstancias sociales que denunciarla aun cuando tenga mala presentación. Ustedes tienen que entender que, independientemente de la presentación, la única que no tiene intereses económicos soy yo. Admito que una serie de circunstancias, que van desde fotos hasta fiestas, han permitido montar toda una telenovela. Pero cualquiera que se tome el trabajo de investigar a fondo se dará cuenta de que ahí no hay nada. Lo curioso es que en Colombia exista un periodismo cobarde que se alimenta de elementos amarillistas en lugar de averiguar quién se ganó la comisión.

SEMANA: Usted se hace la perseguida y la víctima pero no deja muy en claro quiénes son, en su opinión, sus perseguidores o los motivos que tendrían para irse contra usted.

I.B.: Yo misma no sé quiénes son, pero tienen que ser muy importantes y tengo que haber pisado callos muy grandes para que me ataquen tanto y con tanta sevicia. Pero no por eso me voy a callar.

SEMANA: Pero usted le echa la culpa a todo el mundo, menos a usted. ¿No cree tener por lo menos un granito de arena en todo esto que es, en últimas, responsabilidad suya?

I.B.: Me ha tocado dar más 'papaya' de la que me hubiera gustado, pero fuera de eso no me arrepiento de nada.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com