Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/14/2007 12:00:00 AM

Acelerador a fondo

La sala penal de la Corte tomó decisiones que demuestran que la para-política está más viva que nunca. SEMANA revela el concepto de la Procuraduría sobre los procesados de Sucre y Magdalena y la postura del procurador Maya.

Acelerador a fondo, Sección Nación, edición 1315, Jul 14 2007 El Ministerio Público le pidió a la Corte Suprema que llame a juicio a los senadores Vives, Maloof y Pimiento por el delito de concierto para delinquir. Todo está relacionado con el fraude electoral que, promovido por ‘Jorge 40’, se dio en Magdalena y Cesar durante las elecciones parlamentarias de marzo de 2002
En los últimos días existía la sensación de que la Corte se había frenado en la investigación de la llamada para-política. Incluso hubo críticas de varios columnistas. Aunque, al parecer, esos comentarios de prensa no fueron de buen recibo entre los miembros de la sala penal, esta semana sus nueve magistrados volvieron a la carga y produjeron decisiones clave sobre el expediente más importante de la justicia colombiana en los últimos años.

La Corte llamó a juicio a los congresistas sucreños Álvaro García Romero y Erick Morris Taboada. A García lo acusó por delitos tan graves como el de ser el autor intelectual de la masacre de Macayepo (15 campesinos asesinados en octubre de 2000). En esa misma decisión, la sala penal compulsó copias para investigar al senador antioqueño Mario Uribe Escobar y al ex vicefiscal Andrés Ramírez Moncayo. Ambos terminaron enredados con la declaración que en Canadá entregó a una comisión de la Corte Suprema el testigo Jairo Castillo Peralta (alias 'Pitirri').

De Uribe Escobar (primo del presidente Álvaro Uribe Vélez), 'Pitirri' dijo haberlo visto en dos reuniones en compañía de ganaderos de Caucasia y que el objetivo era hacerse a tierras -a instancias de los paramilitares- en ese municipio antioqueño y en Sucre. Al segundo lo acusó de haberlo tratado mal y presionado -en 2001, en la Fiscalía- en una diligencia en la que se investigaba por presunto paramilitarismo al entonces gobernador de Sucre, Salvador Arana Sus, hoy prófugo de la justicia por ser el presunto autor intelectual del asesinato de Eudaldo Díaz, quien en 2004 era el alcalde del municipio de El Roble (Sucre).

"A mí me investigó disciplinariamente el Consejo Superior de la Judicatura por el incidente del que habla Castillo, y fui absuelto. Además, hace algún tiempo le pedí al doctor Mario Iguarán que me investigara por este asunto y no obtuve respuesta", le dijo a SEMANA el ex vicefiscal Ramírez. De todos modos, vale advertir que tanto en el caso del senador Uribe como en el del ex vicefiscal Ramírez, la Corte Suprema se limitó a realizar una compulsación de copias, que no es una investigación formal.

¿Y la Procuraduría qué?

Uno de los sujetos procesales más importantes en cualquier investigación penal es la Procuraduría General de la Nación, que el pasado martes rindió concepto respecto del expediente que, por la para-política, la Corte Suprema adelanta en contra de congresistas de Magdalena y Cesar. El documento, conocido por SEMANA, analiza la situación de los senadores Mauricio Pimiento, Luis Eduardo Vives y Dieb Maloof. Los otros políticos que hacían parte de esta investigación -Álvaro Araujo, Jorge Luis Caballero y Alfonso Campo- renunciaron a su fuero de congresistas y actualmente son investigados por la Fiscalía.

La participación de la Procuraduría en el tema de la para-política concentra la atención de la opinión pública por el parentesco que une al Procurador General Edgardo Maya Villazón con algunos de los implicados en el para-escándalo: es el padrastro de Hernando Molina Araújo, gobernador de Cesar; tío político del congresista Álvaro Araújo Castro, y cuñado del ex ministro Álvaro Araújo Noguera­. El viernes pasado, un funcionario de la cúpula de la Procuraduría le dijo a SEMANA que se estaba estudiando seriamente la posibilidad de pedirle a la Fiscalía que archive la investigación que por secuestro se sigue en contra del ex senador Álvaro Araújo Castro, caso al que también está vinculado su padre, Álvaro Araújo Noguera.

Pero, en cambio, el Ministerio Público le da plena credibilidad a la versión de Rafael García Torres, ex jefe de informática del DAS, quien es el testigo estrella del fraude electoral que el jefe paramilitar 'Jorge 40' confeccionó en los departamentos de Magdalena y Sucre, en las elecciones parlamentarias de marzo de 2002, para favorecer a sus políticos amigos. Para la Procuraduría está claro que Luis Eduardo Vives, Dieb Maloof y Mauricio Pimiento -aunque no los menciona directamente, la misma situación cobija a Araújo, Caballero y Campo- contaron en aquellos comicios con todo el apoyo de los paramilitares y con el poder criminal de 'Jorge 40' para hacerse ilegalmente a los votos de esas elecciones.

Prueba de ello es que los políticos pudieron movilizarse a sus anchas por cuanta parte quisieron, sin que las autodefensas obstaculizaran su actividad proselitista. Además, la concentración de votos en algunos municipios, en favor de estos candidatos, es para la Procuraduría un hecho anormal. Y para que esto sucediera, dice el Ministerio Público, tuvo que haber un pacto entre políticos y paramilitares, como lo asegura Rafael García.

De ahí que, en conclusión, los procuradores delegados Julio Ospino y Elsa Patricia Carreño le pidieran a la Corte Suprema de Justicia acusar por concierto para delinquir agravado a Vives, Maloof y Campo. Así las cosas, se da por descontado que el Ministerio Público conceptuará en el mismo sentido -ante la Fiscalía y por concierto para delinquir- respecto de los ex congresistas Álvaro Araújo, Jorge Luis Caballero y Alfonso Campo.

En los próximos días, tanto la Corte como la Fiscalía emitirán decisiones de fondo sobre los procesos que llevan contra estos seis políticos de Cesar y Magdalena. El llamamiento a juicio pareciera ser un hecho. Pero, por lo que mostró la Corte esta semana, da la impresión de que las pesquisas contra los para-políticos siguen y que los culpables irán a prisión. El país así lo espera. 

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.