Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/3/2005 12:00:00 AM

Al agua patos

Ya hay candidatos en campaña dispuestos a competir con el presidente Álvaro Uribe. ¿Qué plantean? SEMANA indagó sus propuestas.

Al agua patos, Sección Nación, edición 1196, Apr  3 2005 Al agua patos
El que pega primero pega dos veces. De eso están seguros los precandidatos que ya se han lanzado al agua para competir con el presidente Álvaro Uribe en las elecciones presidenciales de 2006. Es decir, contra un rival que ha tenido una popularidad de 70 por ciento durante tres años, una intención de voto cercana al 50 y una posición que, sumada a sus habilidades mediáticas, le permite copar el escenario político. Dueño, además, de dos banderas muy valiosas: la lucha contra las Farc y la rebelión contra el establecimiento político.

Aunque la Corte Constitucional puede sacar a Uribe del ruedo, y la tradición indica que los presidentes se desgastan en el último año de gobierno, plantear una campaña contra Uribe no deja de ser una audacia. ¿Con qué discurso? ¿Cuál estrategia? ¿Es rentable la oposición?

Varios aspirantes ya se decidieron por la impredecible apuesta. Los ex alcaldes Antanas Mockus y Enrique Peñalosa, los senadores Carlos Gaviria y Rodrigo Rivera y el ex fiscal Alfonso Gómez Méndez ya están recorriendo el país exponiendo sus planteamientos. Y a pesar de que la candidatura de todos (menos la de Mockus) depende de las decisiones de su partido, son conscientes de que el tiempo es una de las pocas ventajas a su favor en el momento de arrancar esta sui generis carrera por la Presidencia. Entre otras razones, porque si bien la campaña del presidente Uribe sólo podrá lanzarse formalmente en 2006, su estilo y su posición ya lo hacen ver con cara de candidato.

La gran incógnita del momento es Horacio Serpa. Afirma que no es candidato, pero al mismo tiempo le repite, a quien esté dispuesto a oírlo, la lista de presidentes que necesitaron tres o más campañas para llegar al poder. Hace poco revivió su comité de estrategia, que se reúne religiosamente todos los lunes. Y hace 15 días, cuando el senador Carlos Gaviria se disponía a dictar una conferencia en Santa Marta, le comunicaron que tendría que cambiar de auditorio porque en el lugar acordado previamente se llevaría a cabo una reunión política para Serpa.

Sin embargo, y dado que el ex ministro liberal no ha reconocido formalmente su intención de competir de nuevo por la Presidencia, SEMANA indagó qué planteamientos están haciendo cinco de los candidatos que ya destaparon sus cartas, quiénes los acompañan y cuáles son algunas de sus estrategias.

Rodrigo Rivera: acuerdos sobre grandes temas

Aunque Rodrigo Rivera es un precandidato, porque participará en la consulta interna del Partido Liberal, se encuentra recorriendo el país presentando su gestión como senador y en los próximos meses, antes del Congreso Nacional del 7 de junio, anunciará oficialmente su aspiración. Hasta el momento Rivera está concentrando sus intervenciones en el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (sobre lo cual propuso una 'ley espejo' para incluir temas estratégicos como la protección al campo), la reforma a la ley 100 y las garantías frente a la reelección. También ha formulado reparos a la ley de justicia y paz, que busca darle un marco jurídico a la negociación con las AUC, y critica el diálogo con las AUC por el alto componente de narcotráfico que hay en ellas.

Para encarar la agenda nacional, Rivera plantea en sus discursos la necesidad de construir una visión de país de largo plazo y proponer acuerdos nacionales para enfrentar la violencia, negociar el TLC y complementar con garantías de transparencia y equidad la reelección presidencial. Además -y este es uno de sus puntos fuertes cuando visita las regiones- insiste en la necesidad de que Colombia avance a un modelo de Estado federal, en el que los departamentos y el Distrito Capital tengan la capacidad de ocuparse de todos aquellos temas que no comprometan la unidad nacional y la integridad territorial.

Entre los parlamentarios liberales que acompañan a Rivera en las regiones se encuentran Luis Fernando Duque en Antioquia, Griselda Janneth Restrepo en el Valle del Cauca, Carlos Julio González en Huila, Rafael Amador en Bogotá y Joaquín José Vives en la Costa Atlántica.

Antanas Mockus: pedagogía en favor de la ley

En los últimos meses se ha dedicado a elaborar el marco conceptual de su programa de gobierno, en las prestigiosas universidades de Oxford y Harvard, y ha presentado en varios países los resultados de la aplicación de las políticas de cultura ciudadana y respeto a la vida en Bogotá.

Además, en los escenarios internacionales ha realizado talleres y conferencias con los que recoge los principales recursos para financiar su campaña. En sus múltiples viajes a las regiones propone que a nivel nacional se deben gestionar políticas para construir un país más democrático, en el que los ciudadanos tengan mayores posibilidades de participar en la toma de decisiones. También más solidario, para lo cual considera imprescindible promover la cultura ciudadana y el empoderamiento de las comunidades a través de mecanismos no convencionales. Entre ellos, el arte.

Los elementos que soportan las soluciones que propone Mockus a la violencia y los problemas sociales se basan en el supuesto de que entre desconocidos es posible desarrollar prácticas de convivencia basadas en el mutuo reconocimiento y de que la gente es capaz de sacrificar el interés individual por el colectivo. Por eso, el fundamento de su propuesta de gobierno será de nuevo la pedagogía, que se centra en el acatamiento de las normas -y el fortalecimiento de la ley- como resultado de su aceptación por consenso, más que por la coacción de la fuerza.

Entre los colaboradores más cercanos de Mockus están Liliana Caballero y Alicia Eugenia Silva, funcionarias durante su última alcaldía en Bogotá. Y tiene en marcha dos grupos de trabajo: uno sobre coyuntura y reforma política, y el otro sobre comunicación contemporánea.

Hasta el momento, Mockus no ha definido con el aval de qué partido o movimiento político inscribirá su candidatura.

Enrique Peñalosa: la equidad social

Dedica la mayor parte de su tiempo a dictar conferencias en diferentes ciudades del mundo, y con los recursos que le pagan por ellas financia sus actividades políticas. La mayoría de los fines de semana recorre distintas ciudades del país. Y aunque señala que hace estas visitas más como consultor urbano que como candidato, en los medios de comunicación elabora propuestas que se refieren a lo que haría como presidente.

Su discurso se estructura alrededor de la construcción de igualdad. Esta se lograría principalmente por medio de una reforma urbana con una intervención radical del Estado para acabar las urbanizaciones piratas y construir espacios públicos de calidad, con esfuerzos para que haya más propietarios de vivienda, y para que "la movilidad sin temor a la muerte no sea exclusivamente para los propietarios de automóvil".

Coincide con la política de seguridad democrática en las zonas rurales, pero cree que hay que hacer una cruzada para mejorar la seguridad urbana, lo cual tendría un gran impacto en la inversión y la generación de empleo. Plantea multiplicar por cinco el número de policías con servicio social obligatorio, hacer cambios a la legislación penal para lograr que la mayoría de delitos urbanos dejen de ser ex carcelables y las sanciones sean más drásticas.

En el ámbito educativo propone concentrar esfuerzos en fortalecer el sistema educativo y hacerlo acorde con las necesidades que impone la globalización. Sobre todo, desarrollar políticas de bilingüismo para aumentar la productividad.

Aunque el discurso de Peñalosa se centra en las ciudades, señala que sus iniciativas son de carácter nacional porque más del 70 por ciento de los colombianos viven en los cascos urbanos.

En cuanto al campo, propone la inversión rural con tecnología e integrar en aldeas a los campesinos que se encuentran aislados para mejorar su acceso a los servicios.

Aunque Peñalosa ha dado señales de que podría estar dispuesto a buscar la candidatura oficial del liberalismo si César Gaviria asume la jefatura del partido, aún no ha decidido si lo hará o si repite la fórmula independiente que le permitió triunfar en la alcaldía de Bogotá.

Carlos Gaviria: contra el sectarismo

En calidad de precandidato formal de Alternativa Democrática, el senador Gaviria ha recorrido el país en compañía de su bancada: Venus Albeiro Silva, Jorge Enrique Robledo y Luis Carlos Avellaneda. En algunas ciudades también lo acompañan alcaldes y concejales del Polo Democrático, el Moir y el Frente Social y Político, entre otros. Según Gaviria, estas visitas son de carácter pedagógico para argumentar que el gobierno Uribe responde a "una propuesta autoritaria, que incurre en actos y transgresiones a las normas que limitan el ejercicio del poder".

Gaviria es uno de los más radicales en sus críticas frente a la gestión del Presidente. Señala que los colombianos le dieron a Uribe un cheque en blanco con la esperanza de que derrotara la insurgencia por la vía militar, pero "el Presidente aprovechó esta circunstancia para saltarse elementos centrales del Estado de derecho". En consecuencia, propone un giro para gobernar para los sectores menos favorecidos, involucrarlos en la toma de decisiones e identificar sus necesidades.

Esto supone invitar a los ciudadanos a construir una verdadera democracia, lo cual pasa por asegurar su carácter social, de largo plazo, no asistencialista y que se refleje en proyectos de equidad laboral, fiscal, económica y educativa.

Gaviria ya tiene eslogan: "Sin sectarismo, pero sin ambigüedad". Con él propone la inclusión de distintos sectores sociales en su propuesta política. Pero aclara que estos deben coincidir en el compromiso con la democracia y la Constitución de 1991.

En esta campaña ya hay 30 grupos de trabajo, conformados en su mayoría por intelectuales y académicos como Gloria Cuartas, Alfredo Molano, Orlando Fals y Laura Restrepo.

La definición de la candidatura de Carlos Gaviria a la Presidencia depende de lo que suceda con la alianza que su bancada -Alternativa Democrática- busca establecer con el Polo Democrático. Asimismo, de si esta alianza decide o no hacer una consulta popular para escoger candidato.

Alfonso Gómez Méndez: integración nacional

Aunque el ex fiscal general de la Nación, Alfonso Gómez Méndez, reitera que no tiene una obsesión por ser presidente y que tampoco quiere ser "candidato de profesión", desde 2003 desarrolla un arduo trabajo político. En ese año lideró, junto con la senadora Piedad Córdoba, la campaña de abstención frente al referendo.

Gómez Méndez insiste en que su opción de llegar a la Presidencia la ve dentro del Partido Liberal, y que sus propuestas programáticas serán las de esa colectividad. Sin embargo, tiene una línea propia, con la que competirá en la consulta popular liberal, centrada en la propuesta de "construir nación", y que se refiere a la necesidad de fortalecer el sentido de pertenencia de los colombianos hacia su país.

Junto a la integración nacional -su principal lema de campaña-, para Gómez es fundamental contrarrestar la exclusión de los 30 millones de personas pobres que hay en el país y convocar la participación política de las clases medias, los sindicatos y la clase trabajadora que habita en las grandes ciudades.

La integración, bajo esta concepción, se refleja en medidas concretas que suponen una mayor intervención del Estado en la dirección de la economía, en aspectos como la seguridad social y la propiedad privada. Además, en el desarrollo de políticas que permitan una mayor cooperación entre las Fuerzas Armadas, la sociedad civil y la justicia y en un fortalecimiento de la presencia estatal en las zonas de frontera.

Finalmente, el anhelo de integración también supone para Gómez Méndez la necesidad de promover una educación humanista, el reconocimiento a las minorías étnicas y el desarrollo de las normas de la Constitución de 1991.

El ex fiscal considera que es prematuro formar un equipo de campaña, hasta que no se decida definitivamente si será candidato del partido o no. Sin embargo, está decidido a seguir trabajando en los próximos meses para fortalecer los apoyos parlamentarios y su reconocimiento en las regiones.

EDICIÓN 1894

PORTADA

Los secretos de la red de espionaje

SEMANA revela detalles y conversaciones desconocidas de la organización de chuzadas ilegales más grande descubierta en el país. Las víctimas eran empresas, funcionarios públicos, miembros de las Fuerzas Militares y particulares.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1894

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.