Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/6/2005 12:00:00 AM

Al bolsillo

Las autoridades les han incautado a los narcos 1,5 billones de pesos, casi una reforma tributaria.

Al bolsillo La incautación de bienes del narcotráfico se disparó en el último año. Mientras en 2003 sólo se incautaron 137 propiedades, el año pasado la cifra llegó a 1.115 bienes ocupados con un valor superior a 1,5 billones de pesos.
Tres operaciones efectuadas en el último mes, con más de 12.000 millones de pesos en bienes decomisados, son la muestra más reciente de la que se ha vuelto el arma más eficaz en la lucha contra el narcotráfico: atacar las finanzas de los narcos.

El lunes de la semana pasada miembros del grupo de investigaciones especiales de la Dijin y fiscales de la Unidad Nacional de Lavados de Activos llegaron hasta varios apartamentos en Bogotá y Pereira. El objetivo era ocupar con fines de extinción de dominio las propiedades de los miembros de una red desarticulada hace dos años y conformada por funcionarios de una aerolínea que exportaban heroína .

Tres días antes los mismos investigadores incautaron en Antioquia 34 propiedades de Juan Carlos Sierra Ramírez valoradas en 7.900 millones de pesos. Conocido con el alias de 'El Tuso', Sierra es un narcotraficante solicitado en extradición que se hizo célebre el año pasado, cuando se descubrió que estaba refugiado en Santa Fe de Ralito, en donde pretendía hacerse pasar por jefe paramilitar. Y el 20 de enero fueron decomisadas en el Valle del Cauca propiedades por más de 8.000 millones de pesos a Alfredo Tascón, otro capo conocido como 'Alfredito', extraditado hacia Estados Unidos.

La estrategia consiste no sólo en quitarles los bienes a los grandes capos sino en atacar a todos aquellos que se han lucrado directa o indirectamente del tráfico de drogas. "Después de la extradición, si algo temen los narcotraficantes es la confiscación de sus propiedades. Más que a la fumigación de cultivos, que se pueden resembrar; la destrucción de laboratorios, que se pueden reconstruir, o el decomiso de un cargamento mientras otro corona, lo que golpea de modo más rotundo al narcotráfico es que el producto de sus fortunas mal habidas pase a manos del Estado", afirmó a finales del año pasado un editorial de El Tiempo. Ya empezaba a quedar en evidencia la importancia de la táctica de quitarles los bienes a los narcos y sus socios. Si bien la extinción de propiedades de los capos y testaferros no es nueva, sólo desde el año pasado las autoridades comenzaron a emprender una actitud mucho más ofensiva en ese aspecto.

Mientras en 2003 fueron incautadas 137 bienes, durante 2004 la Dijin y la Fiscalía, puntas de lanza de la estrategia, incautaron 1.115 propiedades valoradas en la astronómica cifra de 1.500 billones de pesos. Ese descomunal incremento, equivalente casi a una reforma tributaria, demuestra una eficaz reorientación en la táctica contra el narcotráfico. "Sin duda a un narco le duele que le quitemos sus bienes, explica un fiscal de la Unidad Nacional de Extinción. Pero el objetivo no es sólo atacar sus propiedades directas ya que algunos de ellos, prófugos, capturados o extraditados, se sienten tranquilos porque saben que sus familias, socios y testaferros van a disfrutar del dinero y bienes ilegales que ellos consiguieron. Por eso, el objetivo es quitarles los bienes a todos aquellos que se benefician del dinero de las drogas, sin importar quiénes sean", concluye el funcionario.

Aunque parece simple, esa estrategia no es sencilla. Más allá de los riesgos que implica, el proceso de incautación es un trabajo que toma en promedio dos años de investigación de fiscales y miembros de la Dijin. Lo que es claro, sin embargo, es que ha dado resultados que han sorprendido por su dimensión, que excede todos los cálculos. De seguir por ese camino, esta podría ser la herramienta fundamental en la lucha contra el narcotráfico.

EDICIÓN 1893

PORTADA

Gobierno de Duque: un despegue con ventarrón

El llamado de Duque por la unidad del país fue empañado por el beligerante discurso del presidente del Senado. ¿Puede esto afectar la gobernabilidad del nuevo mandatario? Análisis de SEMANA.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1893

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.