nación

Al descubierto cadena ilegal de productos naturales y suplementos dietarios falsos

La Fiscalía General de la Nación logró la incautación de dos toneladas y media de estos productos en Bogotá, Valle del Cauca y Cauca.


Un gran golpe contra la ilegalidad logró propinar la Fiscalía General de la Nación al poner al descubierto una cadena ilegal de fabricación, distribución y comercialización de supuestos productos naturales o suplementos dietarios que, en realidad, estarían elaborados con sustancias y compuestos que representarían riesgo para la vida o podrían generar daños impredecibles a la salud de los consumidores.

El CTI, con apoyo del Gaula Militar, el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) y peritos de distintos laboratorios, realizaron 11 diligencias de registro y allanamiento en Bogotá, Cali y Palmira (Valle del Cauca), y Santander de Quilichao (Cauca).

En los procedimientos fueron incautadas algo más de dos toneladas y media de productos terminados y embalados como vitaminas, pomadas, entre otros, e insumos sólidos, entiéndase tarros plásticos, frascos, tapas, etiquetas, sellos y cajas contramarcadas.

El centro de fabricación y varios establecimientos de comercio en los que se vendían los productos falsos fueron identificados y registrados.
El centro de fabricación y varios establecimientos de comercio en los que se vendían los productos falsos fueron identificados y registrados. - Foto: Fiscalía General de la Nación.

De acuerdo con la directora especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos, Deicy Jaramillo Rivera, durante la acción operativa se ubicó un inmueble en el norte de Bogotá, donde se encontró lo que sería el centro ilegal de fabricación de estos artículos. En el lugar se hallaron máquinas en pleno funcionamiento, almidones, muestras médicas, cápsulas y pastillas. Una persona, identificada como Jorge Castro Zapata, fue capturada.

Asimismo, los funcionarios judiciales llegaron a varios establecimientos de comercio en los que se vendían los productos en diferentes presentaciones, uno de estos se ofrecía como un suplemento o fitoterapéutico para aliviar dolores ocasionados por la artritis; sin embargo, los estudios científicos indican que estaría fabricado con un corticoide prohibido para este tipo de tratamientos, y otros elementos que distan de los compuestos relacionados en las etiquetas.

Los operativos dejaron una persona capturada, quien deberá responder por los delitos de imitación o simulación de alimentos, productos o sustancias; y concierto para delinquir.
Los operativos dejaron una persona capturada, quien deberá responder por los delitos de imitación o simulación de alimentos, productos o sustancias; y concierto para delinquir. - Foto: Fiscalía General de la Nación.

Una fiscal de la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos presentó al capturado a ante un juez de control de garantías y le imputó los delitos de imitación o simulación de alimentos, productos o sustancias; y concierto para delinquir. El procesado recibió medida de aseguramiento privativa de la libertad en el lugar de residencia.

Los procedimientos y los elementos incautados recibieron aval judicial durante las audiencias concentradas. De otra parte, información recopilada sobre el funcionamiento de los establecimientos registrados fue remitida a las secretarías de salud para que procedan administrativamente en el marco de sus competencias.

Alerta por otros medicamentos fraudulentos

El pasado 13 de junio, el Invima lanzó una alerta sobre la posible llegada de medicamentos fraudulentos al país, provenientes de México y los cuales no tendrían un registro sanitario.

Al parecer, se trata de uno de los medicamentos frecuentemente utilizados por los colombianos para detener la diarrea, la loperamida de marca Lomotil, según las alertas del Invima, la falsificación de esta marca vendría en la presentación de 2 mg, en una caja con ocho tabletas y el lote señalado es el AN1648.

Además de esto, también se alertó por la falsificación de un medicamento usado para aliviar las náuseas y el mareo, la difenhidramina de marca registrada Dramamine, este vendría en la presentación de caja por 24 tabletas, cada una de 50 mg y el lote adulterado sería el AM9970.

Teniendo en cuenta que existe la posibilidad que los mismos puedan ingresar de forma ilegal al país, se advierte a la ciudadanía para que tenga precaución con estos productos”, advirtió la institución, agregando que como en el territorio nacional se comercializan frecuentemente estos medicamentos, por lo que es necesario estar pendiente del registro sanitario, así como la proveniencia y los ingredientes.

Se especificó que los medicamentos aptos para el consumo en el país deben tener las siguientes indicaciones:

- Lomotil® con ingrediente activo (Difenoxilato Hidrocloruro 2,5mg y Atropina Sulfato 0.025) con registro sanitario 2019M-0009518-R1.

- Dramamine con ingrediente activo (Dimenhidrinato 50 mg) con registro sanitario Invima 2014M-0014899.

Ante el riesgo, el Invima afirmó que por el momento desconocen qué es lo que contienen los medicamentos falsificados que vienen desde México. Sin embargo, se resaltó que son un producto que puede afectar potencialmente la salud de quien los consuma, por lo que piden a la ciudadanía que se abstenga de consumirlos, y en caso de encontrarlos, se deben reportar a las autoridades para evitar que se sigan comercializando.