Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/24/1997 12:00:00 AM

AMISTADES PELIGROSAS

LA SUPUESTA CONEXION MINDEFENSA - PERAFAN REVIVE LA POLEMICA SOBRE COMO DEFINIR QUE ES ACEPTABLE EN UN NARCOPAIS.

AMISTADES PELIGROSAS, Sección Nación, edición 769, Feb 24 1997 AMISTADES PELIGROSAS
Esta vez le tocó el turno al nuevo ministro de Defensa, Guillermo Alberto González. No había sido firmado el decreto de su nombramiento cuando los medios comenzaron a hablar de la conexión Perafán. Desde entonces González se ha dedicado a explicar que, efectivamente, tuvo una relación social con Justo Pastor Perafán, oriundo como él, del Cauca, antes de que fueran públicos sus antecedentes delictivos. En el episodio terció hasta el embajador norteamericano Myles Frechette, para quien, de ser ciertas las acusaciones contra González, el gobierno estaría cometiendo el absurdo de dar un 'papayazo' en momentos en que el palo no está como para cucharas.Sin embargo, hasta ahora nadie ha encontrado en este caso nada diferente de la confirmación de la relación social reconocida por el nuevo Ministro. Todo indica que, si bien se han visto en varias ocasiones, nunca han tenido vínculos comerciales de alguna clase. El debate gira ahora alrededor de si tiene o no implicaciones el que un ministro de Defensa haya tenido en el pasado una relación, así sea puramente social, con alguien de quien se pudo establecer posteriormente que era un delincuente.Este capítulo, sin embargo, es solamente uno más en la telenovela de 'amistades peligrosas' que se ha vuelto parte de la vida cotidiana de los colombianos. González no ha sido el primer señalado acusadoramente por haberse visto envuelto en una situación como esta, ni será el último. Sin embargo, su caso abre nuevamente el debate sobre cómo establecer el límite entre lo que es aceptable y lo que no lo es en el narcopaís en que se ha convertido Colombia. En el caso de Perafán han sido muchos los personajes de la vida pública que han sido salpicados por estrechar su mano. Este entrador hombre de negocios se hizo conocer de muchos empresarios, alojó a numerosos personajes en su hotel Chinauta Resort y también financió a varios políticos. Apareció en fiestas sociales de alto nivel con personalidades de la talla del ex presidente Víctor Mosquera y Maruja Iragorri. También trató de colarse en una gira de importantes empresarios organizada por el entonces ministro de Comercio Exterior Juan Manuel Santos al Oriente. Hasta al vicepresidente Humberto de la Calle trataron de meterlo en el paseo a través de una carta en la cual él supuestamente agradecía un aporte económico de Perafán.El narcodominó se juega de muchas formas. La más popular es quizá la de las fotos. Muchos se entusiasman cada vez que aparece una foto de un personaje de la vida nacional con un narco. El ex presidente Pastrana resultó fotografiado con Iván Urdinola, quien lo abordó en un aeropuerto y le pidió posar con él. Saulo Arboleda, Julio César Turbay Quintero y José Fernando Castro Caycedo fueron víctimas de un paparazzi en una comida en la casa de Santiago Medina con el presunto narcotraficante Guillermo Ortiz. El propio presidente de la República Ernesto Samper apareció abrazando a la 'Monita retrechera' en la famosa foto que acabó convirtiéndose en uno de los símbolos del proceso 8.000.La mayoría de estas fotos son tomadas cuando el narco es anónimo y se explotan tan pronto salta a la fama. Todo narco antes de serlo fue emergente y antes de ser emergente fue desconocido. Esto lleva a que el nivel de gravedad de una foto dependa más de la fecha que del propio personaje. Los políticos, que siempre necesitan plata para sus campañas, soñaban con amigos emergentes que no fueran narcos. Sin embargo, como casi todos los emergentes resultaron narcos, muchos de ellos acabaron enredados. Hasta el fiscal Alfonso Valdivieso pisó una cascarita durante su campaña al Senado. Detrás de una donación de un comerciante resultó estar, una compañía del asesinado narcotraficante Efraín Hernández, conocido como 'Don Efra' a quien el Fiscal ni siquiera conoció.La conexión con un narco puede aparecer accidentalmente y por cualquier lado. Hasta en una dedicatoria de libro como la que le encontró el Bloque de Búsqueda a Tulio Enrique Murcillo, hoy llamado a juicio por testaferrato, firmada por Ernesto Samper en el libro "Querido Ernesto".Pero no siempre se cruza un político con un narco por accidente. En algunas zonas del país esto se vuelve inevitable, aun con conocimiento de las circunstancias. En Leticia el dueño del pueblo era Evaristo Porras. Desde la perspectiva local, Porras es más un benefactor que un delincuente. No es posible vivir allá sin cruzarse con él. Esa convivencia le salió cara al senador Rodrigo Turbay, hoy secuestrado, y a Jorge Eduardo Gechen. Por aparecer fotografiados en un acto político al lado de Porras, el entonces candidato Ernesto Samper y su fiscal ético decidieron que era necesario aplicarles la pena máxima: la expulsión del Partido Liberal.Todo lo anterior demuestra que en Colombia, sin duda alguna, ha habido bastante cacería de brujas. Hasta hace poco era difícil saber quién era narco o cuándo se había vuelto. Sin embargo el único caso en el cual nunca cupo ni la más mínima duda fue en el que dio origen al proceso 8.000: el del cartel de Cali y la campaña de Ernesto Samper. No existe un solo colombiano que en 1994 no tuviera perfectamente claro quiénes eran Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela. n

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com