ÚLTIMA HORA flecha derecha

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 6/6/2020 4:23:00 AM

Así va la reapertura del comercio en el país

La reapertura de las tiendas y los centros comerciales ya empezó en el país. El peor enemigo: el miedo.

Así avanza la reapertura del comercio Así va la reapertura del comercio en el país
audio player
Escucha este artículo
ES EN

*El audio de este artículo está hecho con inteligencia artificial.

En uno de sus recientes decretos, el presidente Iván Duque permitió que el comercio reabriera sus puertas en todo el país como una medida para reactivar la economía. Pero la decisión, cuya gradualidad depende de los alcaldes, se ha estrellado con una dura realidad: no hay ventas masivas, mucha gente tiene temor de salir a la calle y los expertos hablan de la llegada del pico epidemiológico de la pandemia en las próximas semanas. Según una encuesta de Fenalco, 80.000 negocios formales ya cerraron sus puertas definitivamente por cuenta de la crisis. Esto equivale al 10 por ciento de los existentes en el país.

En Bogotá, la alcaldesa Claudia López extendió la cuarentena hasta el 15 de junio debido a que las unidades de cuidados intensivos ya están ocupadas en más del 40 por ciento. No pocos la han criticado por el impacto en la economía. Mauricio Santamaría, director de la Anif y exministro de Salud, aseguró: “No podemos seguir aislados para adecuar el sistema de salud indefinidamente. El pico epidemiológico de todas maneras va a llegar y el costo del aislamiento es excesivo y creciente”.

La secretaria de Desarrollo Económico de Bogotá, Carolina Durán, explicó que 104.904 trabajadores y 20.415 comercios están laborando. También tienen permiso 21.341 personas y 4.111 empresas del sector de reparación y mantenimiento, aparte de manufactura y construcción.

“Los canales digitales tienen que representar el 40 por ciento de las ventas. Tenemos que aprender a vivir con eso”, dijo Carolina Durán.

Pero la reactivación económica está ligada al sistema de salud para evitar que colapse. Por tanto, los bogotanos deben cumplir varios pasos. Entre ellos, registrarse en una plataforma de la Alcaldía y garantizar que en las compañías haya distanciamiento físico, ventilación, lavado de manos, uso de tapabocas y horarios limitados.

Además, los empresarios deben impedir que sus empleados usen TransMilenio y así los buses mantengan menos de un 35 por ciento de ocupación. Para que el comercio y los demás sectores puedan seguir funcionando en la capital del país, las unidades de cuidado intensivo ocupadas no deben llegar al 70 por ciento, pues habrá de nuevo una cuarentena estricta.

Por eso, la ciudad apuesta para que los empresarios refuercen sus ventas en plataformas tecnológicas. “Los canales digitales tienen que representar el 40 por ciento de las ventas. Tenemos que aprender a vivir con eso”, aseguró Durán. Agregó que han establecido alianzas con Mercado Libre, Facebook y otros canales a fin de que los comerciantes puedan monetizar sus ventas mediante estas páginas.

Bogotá también enfrenta un reto porque cuatro de cada diez compañías son informales y hacerle un seguimiento detallado no es tan sencillo. Además, son más de 51.000 vendedores ambulantes los que se exponen cada día al contagio, quienes, de hecho, ya habían vuelto a las calles en busca del diario antes de que el presidente diera el visto bueno.

Medellín lleva un proceso adelantado para reabrir su economía. Ya funcionan todos los centros comerciales y la respuesta ciudadana ha sido positiva. Tan solo en el primer fin de semana de apertura asistieron más de 37.000 personas a estos lugares.

El alcalde Daniel Quintero ha señalado que en esta fase de la economía debe primar el autocuidado. No obstante, la administración municipal anunció una serie de reglas. Por ejemplo, las tiendas solo podrán abrir a partir de las diez de la mañana para evitar aglomeraciones en los sistemas de transporte. “Esperamos que en una semana ya estén reactivados todos los comercios. Pero será obligatorio que estos sectores exceptuados registren a las personas en sus instalaciones en la aplicación Medellín Me Cuida o la otra opción es tener CoronaApp con el ‘bluetooth’ activo”, dijo Quintero.

En el área metropolitana de Bucaramanga la reactivación económica también avanza. Habilitaron 80.000 trabajadores, y diez centros comerciales se encuentran abiertos con la condición de no tener un aforo mayor al 30 por ciento. La reapertura del comercio presencial ha beneficiado a sectores tan importantes como el calzado, que sin demanda no podía arrancar. Según Asoinducals, el 30 por ciento de las empresas trabajan de nuevo y algunas grandes superficies han retomado sus pedidos.

Abrir las actividades comerciales implica más gente en las calles. Por eso, el pico y cédula rige ahora según días pares e impares, y no en dos dígitos. Esto, sumado a las 43 excepciones del Gobierno nacional, da como resultado un incremento enorme de la actividad comercial en la capital santandereana. Sin embargo, no hay grandes aglomeraciones. Hasta ahora, las cifras ilusionan: en esta capital la tasa de contagio es de 4,9 por cada 100.000 habitantes.

Santander está encargado de realizar pilotos en dos temas clave de la reactivación nacional. El primero se relaciona con el 60 por ciento del mercado laboral de la ciudad que se encuentra en la informalidad. Según Ángel Galvis, asesor del alcalde Juan Cárdenas, trabajan en crear una plataforma que permita la reapertura, con el objetivo de llevar el registro y ayudarlos a formalizarse. El segundo busca flexibilizar las medidas para los adultos mayores, en lo cual trabajan de la mano con la Universidad Industrial de Santander.

En Barranquilla, la Alcaldía informó que desde este 7 de junio podrán operar nuevas actividades económicas. Para hacerlo, previamente debían inscribirse en el sitio web de la administración y prevalidar sus protocolos de bioseguridad.

Entre las actividades están la remodelación en inmuebles y el servicio de limpieza y aseo doméstico. También, la lavandería, el comercio al por mayor y al por menor, incluido el funcionamiento de centros comerciales, y actividades inmobiliarias, museos y bibliotecas, todos con un aforo máximo del 30 por ciento, y atención según el pico y cédula establecido.

Son muchos los retos por superar, como cumplir protocolos de bioseguridad y mejorar la confianza del consumidor, que se desplomó en 41,3 por ciento.

El Ministerio del Interior señaló que la capital del Atlántico, al igual que Leticia y Tumaco, tendría que adoptar algunas medidas adicionales. Esta cartera pidió mantener las restricciones de aislamiento actual, sin las aperturas adicionales establecidas en el Decreto 749 del 28 de mayo. Incluyó realizar un monitoreo estrecho y una estrategia de tamización con el apoyo del Instituto Nacional de Salud; intensificar los controles en las centrales de abastos y plazas de mercado, establecimientos de comercio y áreas portuarias. Asimismo, efectuar cercos epidemiológicos en los barrios críticos e incrementar las pruebas diagnósticas. Y otras medidas de mitigación como la entrega de ayudas humanitarias para las personas más vulnerables.

En Cali y el Valle del Cauca ya tienen luz verde. Después de que el ministro de Salud, Fernando Ruiz, se reunió con la gobernadora, Clara Luz Roldán, y el alcalde, Jorge Iván Ospina, harán la prueba piloto este 7 de junio con los centros comerciales Grecocentro, Unicentro, Cosmocentro, Chipichape, Jardín Plaza y Único.

Allá la apertura, sin embargo, vendrá acompañada del cierre de la Galería Santa Elena, la central mayorista de alimentos, el sitio de mayor contagio. Los comerciantes que volverán a las calles deberán cumplir, al igual que otras ciudades, estrictos protocolos de bioseguridad. Si se disparan los contagios, la ciudad tendría que volver a cerrar.

La reapertura del comercio plantea una prueba de fuego para las ciudades y marcha en cámara lenta, pues el contacto físico parece casi inevitable. Pero, al mismo tiempo, la reactivación comercial era necesaria porque millones de colombianos dependen de esa actividad.

Son muchos los retos por superar, como cumplir protocolos de bioseguridad y mejorar la confianza del consumidor, que se desplomó en 41,3 por ciento. E impedir a toda costa que más empresas sigan cerrando sus puertas por cuenta de la pandemia.

EDICIÓN 0

PORTADA

Especial: El angustiante ascenso al pico del covid en Colombia

El colapso del sistema hospitalario dejaría al país de cara a la fase más dolorosa y difícil de la pandemia: elegir a quién darle la posibilidad de vivir. En esta serie de reportajes interactivos vea la carrera ciudad por ciudad.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1993

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.
paywall