seguridad

Así funciona la estafa en la que delincuentes suplantan a la Dian

La extorsión a través de redes sociales se disparó en la cuarentena. Entérese de cómo operan los delincuentes y no caiga en estos delitos.


El Gaula de la Policía detectó una nueva modalidad de extorsión que los delincuentes empezaron a utilizar en los últimos meses. Los investigadores la denominaron "la falsa encomienda". Muchas de estas extorsiones han sido cometidas desde las cárceles del país.

Los delincuentes le apuntan a personas con familiares que viven en el exterior. Los contactan a través de redes sociales y, con perfiles falsos, los engañan para suplantar a ese ser querido que vive lejos. Una vez se ganana la confianza de la víctima, le piden sus datos personales para enviarle una supuesta encomienda a su casa, a través de una empresa de mensajería internacional, con todos los gastos pagos.

Días después de esos engaños, los delincuentes le mandan una foto de la falsa guía del envío para confirmar la encomienda. Luego llaman a la víctima diciendo ser empleados de la empresa de mensajería. Le dicen que la encomienda está represada porque hay sobrecostos por pagar, usando excusas como el sobrepeso del envío o impuestos adicionales.

Una vez les hacen pagar estos sobrecostos, los delincuentes vuelven a contactar a la víctima. Entonces le dicen que son funcionarios de la Dian y que la empresa de carga reportó el paquete porque encontró divisas no reportadas ante la entidad aduanera. Le aseguran que el caso tendrá consecuencias judiciales y hasta sugieren un arresto.

Luego, el suplantador de la empresa de envíos vuelve a entrar en escena. Llama a la víctima y le aconseja que solucione el problema directamente con el falso funcionario de la Dian, pagándole un soborno. Así es como se completa la estafa.

Los casos de extorsión por redes sociales están disparados. Entre el 25 de marzo, cuando comenzó el aislamiento, y el 11 de agosto, el Gaula ha registrado 914 casos de extorsión por internet, lo que marca un incremento del 76 por ciento frente al mismo periodo del año pasado. Este delito creció en internet, pero disminuyó en la presencialidad. En lo que va del año, van 3.723 casos de extorsión en todas sus modalidades, frente a los 5.197 registrados en 2019 hasta estas mismas fechas.

“A pesar de que la extorsión tiene una reducción importante en épocas de la pandemia, es preocupante cómo la utilización de las redes sociales ha aumentado en este tipo de hechos”, dice el general Fernando Murillo, director del Gaula de la Policía, unidad que ha capturado a 1.047 extorsionistas en 2020.