Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/15/1995 12:00:00 AM

ASI PLANEABAN MATAR AL FISCAL

SEMANA revela los detalles del fallido atentando contra el Fiscal Alfonso Valdivieso, presuntamente dirigido desde la cárcel por un sector del cartel de Medellín.

ASI PLANEABAN MATAR AL FISCAL ASI PLANEABAN MATAR AL FISCAL
EL CONCIERTO DEL TENOR ESPAÑOL PLACIdo Domingo había logrado despertar gran interés en el fiscal general, Alfonso Valdivieso Sarmiento. Su agenda del 30 marzo estuvo un poco agitada porque su idea era estar listo hacia las seis de la tarde. Así que atendió con prontitud a media docena de personas con las que tenía audiencia y evacuó rápidamente un par de asuntos pendientes.
Pero el Fiscal tuvo que quedarse con la boleta de entrada al palco de honor en el estadio El Campín de Bogotá entre el bolsillo. Minutos antes de salir hacia el concierto, Valdivieso recibió una llamada urgente del director de la Policía, general Rosso José Serrano, quien le aconsejó que se quedara en su oficina porque los servicios de inteligencia de ese organismo habían recibido informes que daban cuenta de la puesta en marcha de un complot para asesinarlo a él lo mismo que al ministro de Justicia, Néstor Humberto Martínez. Resignado, Valdivieso permaneció en su despacho hasta pasadas las 11 de la noche de ese jueves, cuando su cuerpo de seguridad lo trasladó a su residencia. A una treintena de cuadras, Plácido Domingo y Martha Senn protagonizaban un suceso memorable en la vida musical del país.

UN FISCAL ACOSADO
Para las agencias de seguridad del Estado la advertencia de Serrano a la Fiscalía no fue más que la confirmación de la existencia de un plan terrorista, al parecer organizado y financiado por personas que están recluidas en algunas cárceles del país y con la complicidad de por lo menos un funcionario de la Fiscalía que suministró información sobre los desplazamientos de Valdivieso.
Las amenazas contra la vida del Fiscal fueron descubiertas accidentalmente el 4 de noviembre de 1994, cuando un hombre -cuya identidad SEMANA se abstiene de revelarse presentó en las dependencias del Departamento Administrativo de Seguridad -DAS-, y denunció la conspiración para asesinar al Fiscal. Ante un puñado de sorprendidos detectives, el informante dijo que el atentado había sido ordenado por Juan Diego Arcila Henao. alias el 'Tomate'. recluido por esos días en el pabellón de máxima seguridad de la cárcel La Modelo de Bogotá. Al mismo tiempo, el delator contó que 'Tomate' había decidido atentar contra Valdivieso en represalia porque la Fiscalía se opuso al acuerdo de beneficios logrados por el confeso narcotraficante con un fiscal sin rostro de la administración de Gustavo de Greiff. Igualmente, dijo el informante, el odio de 'Tomate' hacia la Fiscalía fue mayor cuando descubrió que ésta no iba a permitir que saliera en libertad por vencimiento de términos. En efecto, el 16 de noviembre una decisión judicial ordenó que Arcila permaneciera en la cárcel porque se le había abierto otro proceso por utilización ilícita de equipos transmisores o receptores.
Entre noviembre y diciembre, el misterioso informante aportó elementos que llevaron al DAS y al Cuerpo Técnico de Investigación -CTI- de la Fiscalía a develar la estrategia con la cual se pretendería acabar con la vida del Fiscal General. Fuentes bien enteradas le dijeron a SEMANA que una vez conocida la identidad de Arcila Henao como presunto autor intelectual del complot, los investigadores se dieron a la tarea de rastrear e interceptar todas las comunicaciones de la familia del confeso narcotraficante y algunas llamadas que misteriosamente se originaban desde la cárcel La Modelo.

EL TOBOSO Y TODO MOTOS
De acuerdo con la investigación conocida por SEMANA, 'Tomate' logró que una persona de su entera confianza -que tuvo la complicidad de algunos guardias- introdujera un teléfono celular y un beeper al pabellón de alta seguridad de La Modelo. A partir de ahí, las autoridades lograron interceptar al menos una docena de llamadas en las que Arcila se comunicó con un local comercial conocido con el nombre de El Toboso, situado en la carrera 9a. # 17-63, en pleno corazón de Bogotá, donde funcionan unos billares. De acuerdo con las pesquisas, 'Tomate' dio la orden de que en El Toboso se reunieran las cuatro personas que habían sido seleccionadas para ejecutar "el trabajito'. Según la Fiscalía, el negocio podría ser propiedad de 'Tomate' porque éste, a través de algunas llamadas interceptadas, solicitaba los balances contables y en ocasiones exigía el cierre del negocio.
Posteriormente, y luego de arduas tareas de inteligencia en el sector -que incluyeron la toma de fotografías y el monitoreo de las comunicaciones- la Fiscalía estableció que las personas escogidas para ejecutar el plan en Bogotá eran Jaime Mateus Moya, Tomás Bautista Pasachoa, Emilio Muñoz Mosquera -hermano de Dandeny y Brances Muñoz, 'La Quica' y 'Tyson', respectivamente- y Julio César Galindo Pachón. Días más tarde los investigadores establecieron que Galindo ingresó legalmente en varias ocasiones a La Modelo a visitar a 'Tomate'. Lo mismo ocurrió con Moya y Bautista, pero la Fiscalía no encontró los registros en el Instituto Penitenciario y Carcelario -Inpec-, lo que significa -según dijeron fuentes oficiales- que entraron clandestinamente a la cárcel.
Desplegadas las actividades de inteligencia en El Toboso, los investigadores no tardaron en descubrir que el plan también incluía a la ciudad de Medellín. En efecto, al billar entraban llamadas de larga distancia de un hombre identificado como Jorge José Omar Verdum Altamiranda, alias 'George', quien se encontraba en el taller de motocicletas Todo Motos. El teléfono de ese negocio en la capital antioqueña fue interceptado de inmediato. Poco después los investigadores supieron que además de Verdum, en Todo Motos también permanecían Santiago Fernández Duarte, Katiana Mejía Mesa y Juan Carlos Arango Agudelo.
Intervenidas las comunicaciones de 'Tomate', de El Toboso y de Todo Motos, en La Modelo, en Bogotá y Medellín, la fiscalía estableció rápidamente que Arcila se comunicaba indistintamente con los dos locales a través del celular que le entraban periódicamente a La Modelo. Así, los investigadores grabaron 15 casetes que contienen los diálogos que sostenían los nueve hombres y por ello no dudaron en concluir que 'Tomate' habría integrado dos redes de sicarios que se encargarían de asesinar a Valdivieso a través de un atentado con dinamita que sería ejecutado en una calle de Bogotá. Según el testimonio del informento la organización le habría pagado a un empleado o funcionario de la Fiscal la para estar al tanto de sus recorridos.

DESAPARECE EL TESTIGO
De acuerdo con las pesquisas, en el complot también participó Juan David Rossi Ramírez, condenado a 14 años de prisión luego de someterse a la justicia. En tal sentido existe una llamada telefónica en la que Rossi le dice a Verdum que tenga cuidado porque están detrás de él y que se cuide para que no se dañe la vuelta en Bogotá.
No obstante, la investigación sufrió un duro revés el pasado 4 de enero tras la misteriosa desaparición del informante, cuyo paradero no se conoce. Las autoridades creen que 'Tomate' y sus hombres se dieron cuenta de que habían sido descubiertos porque a partir de esa fecha el plan pareció quedar congelado. Para entonces los indicios recaudados por la Fiscalía fueron suficientes para que el 13 de enero pasado, una semana después de perdida la pista del informante, y con la posibilidad de que el atentado continuara en marcha, tomara la decisión de trasladar a 'Tomate' y a Rossi a la cárcel de El Barne, en Tunja. Simultáneamente, se produjo la captura de la mayor parte de los involucrados en Bogotá y Medellín.
En desarrollo de la investigación el pasado 28 de marzo un fiscal sin rostro decretó la detención preventiva sin beneficio de excarcelación contra Arcila, Rossi, Verdum, Bautista, Galindo, Fernández, Mejía y Arango, por los presuntos delitos de concierto para delinquir y utilización indebida de equipos transmisores o receptores. El fiscal desestimó la defensa de los implicados, quienes reconocieron tener nexos entre sí, pero negaron rotundamente su vinculación con un plan para atentar contra el Fiscal (ver recuadro). Estas personas no fueron procesadas por intento de homicidio porque el complot fue abortado en su fase de preparación. La decisión judicial no cobijó a Muñoz y Mateus, pero el fiscal sin rostro insistió en la necesidad de que los dos hombres sean vinculados al proceso. Ahora, las autoridades están tras la pista de Walter, Aldemar, Juca, Cristina, Nazo, Pacho Loco, Alvaro, Genaro y Cara de Palo, quienes aparecen mencionados en los casetes.
Mientras tanto, y luego de la advertencia del pasado 30 de marzo cuando revivió el fantasma del atentado, en torno del Fiscal general han sido adoptadas medidas extremas y su cuerpo de escoltas ha sido preparado para enfrentar una especie de guerra.

¿PALOS DE CIEGO?
EN UN ABOGADO está concentrada la defensa de las 10 personas que hasta ahora aparecen directamente involucradas en el supuesto complot contra el fiscal Alfonso Valdivieso.
Para Gustavo Salazar Pineda, lo que está ocurriendo es que la Fiscalía actuó precipitadamente contra sus defendidos y "armó todo un montaje en torno de un atentado inexistente". Según el penalista, es absurdo que un fiscal sin rostro haya proferido los autos de detención por concierto para delinquir y uso indebido de equipos transmisores. "Mire, la Fiscalía está dando palos de ciego. Hasta el punto de que hoy todavía no ha podido ni siquiera establecer una adecuación típica correcta de los delitos que les imputan".
Salazar agregó que no es cierta la versión de sus defendidos entraron los celulares y el beeper a La Modelo, porque, según explicó, esos aparatos son alquilados dentro del penal. Finalmente, desestimó el valor del testimonio del informante que se presentó ante el DAS y se preguntó: "¿Por qué razón si era tan importante para la investigación la Fiscalía no le tomó una sola declaración juramentada al testigo y no lo protegió debidamente?".

VIDEOS MÁS VISTOS

  • "Nos hicieron un gran daño", organizador del concierto de Marduk

    "Nos hicieron un gran daño", organizador del concierto de Marduk

    close
  • ¿Cuánta agua subterránea hay en el mundo?

    ¿Cuánta agua subterránea hay en el mundo?

    close
  • Las penas de amor y del trabajo sí afectan su corazón

    Las penas de amor y del trabajo sí afectan su corazón

    close
  • Danta, sin rumbo por la tala

    Danta, sin rumbo por la tala

    close
  • 'Fuerza Latina': Reclusos se hacen libres con música y teatro

    'Fuerza Latina': Reclusos se hacen libres con música y teatro

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1902

PORTADA

Memorias de medio siglo

Enrique Santos Calderón cuenta las últimas cinco décadas en Colombia a través de su papel en el movimiento estudiantil de los sesenta, su militancia en la izquierda en los setenta, su pluma en ‘Contraescape’, su oficialismo como director de ‘El Tiempo’ y su relación con el hermano-presidente.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1902

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.