deportes

Bucaramanga vs Once Caldas: ¿Qué se sabe de los heridos, capturados y búsqueda de hinchas?

Los hinchas del ‘Leopardo’ que participaron en esta violenta riña estaban en el municipio caldense desde días atrás.


La batalla campal que se vivió el pasado fin de semana alrededor del estadio Palogrande de Manizales, entre hinchas del Atlético Bucaramanga y el Once Caldas, dejó a Luis Felipe Marín Díaz gravemente herido y a 17 personas más capturadas.

El bochornoso hecho de intolerancia se registró minutos antes de iniciar el partido entre los dos equipos por la fecha 14 de la Liga BetPlay Dimayor. De acuerdo con el reporte de las autoridades, los aficionados se habrían enfrentado por temas ajenos al encuentro deportivo.

“No se mezclaron las barras, fue un incidente con unos hinchas que no vienen con la caravana de buses de aficionados visitantes”, explicó en su momento la Policía de Manizales. Lo cierto es que la peor parte de la riña la llevó Marín Díaz, de 30 años, un seguidor del Once Caldas que recibió una puñalada en el abdomen y puso su vida en peligro.

Debido a la gravedad de la lesión, Luis Felipe fue auxiliado por el Grupo Especial de Rescate (GER) y posteriormente llevado hacia al SES Hospital de Caldas, donde fue estabilizado y se encuentra en recuperación.

Mientras Marín Díaz era atendido por los galenos, las autoridades en un rápida reacción y con apoyo de las cámaras de seguridad que se encuentran alrededor del escenario deportivo, lograron identificar a los intolerantes, quienes fueron capturados y deberán responder a las sanciones que les serán impuestas por porte de armas blancas.

Según explicó la Secretaría de Gobierno de Manizales entre “los 17 retenidos, se encuentran dos que son sospechosos de provocar la lesión. También las autoridades pudieron establecer que los hinchas del Bucaramanga que participaron en esta confrontación estaban en el municipio desde días atrás”, sostuvo este despacho en un comunicado.

Así fue el enfrentamiento

En videos captados por ciudadanos y difundidos a través de redes sociales, se logra observar cómo estos mal llamados ‘hinchas’ esgrimieron arma blancas y palos, y comenzaron a ‘danzar’ al son de palabras vulgares frente a la puerta 18 del estadio Palogrande.

La dramática situación afectó durante varios minutos el flujo vehicular y causó pánico entre quienes asistieron, pacíficamente, a ver el encuentro deportivo. Ante este lamentable suceso la Policía de Manizales endureció las medidas de seguridad, para evitar que personas armadas ingresaran al estadio.

Finalmente, el pitazo inicial del partido se escuchó hacia las 8:00 de la noche y luego de los 90 minutos de juego el Atlético Bucaramanga logró derrotar 1-0 al Once Caldas, equipo que pasó a ocupar la séptima casilla de la tabla con 21 puntos, es decir que tan solo ha sumado 6 puntos de los últimos 21 disputados.

Otros enfrentamientos entre hinchas

El pasado fin de semana, conductores que transitaban en la vía que de Cota conduce a Chía denunciaron a través de Facebook alteraciones en la movilidad y reportaron riñas y vandalismo por parte de quienes serían barristas con la camiseta de Nacional, que al parecer se movilizaban en un bus con destino a Tunja para ver el partido en el que su equipo venció 2 a 0 a Patriotas.

“Siete heridos con arma blanca fueron trasladados a la Clínica de Chía. La situación se presentó en toda la entrada del ingreso a Chía, fue atendida por la Policía de la Región Metropolitana de la Sabana, el comando Sabana Norte y hay dos heridos de gravedad”. Dijo el alcalde del municipio de Chía, Luis Carlos Segura, en diálogo con Caracol Radio.

Estos sucesos confirman que pese a los esfuerzos que hacen las autoridades por firmas ‘pactos de paz’ entre los hinchas, la falta de cultura y tolerancia de algunos empaña los encuentros deportivos y provoca que las familias dejen de participar en estos.