política

El segundo intento para rebajar el salario de los congresistas

Luego del episodio en el que Angélica Lozano se despachó contra Gustavo Bolívar, los senadores se unieron para buscar reducir el salario, como se había propuesto inicialmente. ¿Cuánto les bajarían?


Hace unas semanas la despachada de Angélica Lozano se volvió viral. La razón detrás de esa escena era un malestar, que fue rápidamente superado, con su colega Gustavo Bolívar.  “No marica, qué amargura, qué amargura. ¿Viste lo que puso Bolívar, de que ella se retiró? Hp lee los comentarios que me hacen. Con estos hp no se puede hacer nada. ¡Qué mierda!”.

La conversación era con alguien en su casa, sin embargo, el micrófono estaba encendido y toda la plenaria y los colombianos pudieron escuchar el desahogo de la senadora.

Lo cierto es que más allá del momento y los chistes que dejó la anécdota, de fondo la situación se dio porque Bolívar dejaba en evidencia que Angélica se había retirado de la sesión y su voto habría podido influir en un artículo que había propuesto Bolívar para quitar los gastos de representación de los congresistas. Algo que no había pasado y que el mismo Bolívar dejó claro después. 

Este miércoles, Angélica, Bolívar y Alexander López, anunciaron desde el Capitolio que presentarán de nuevo este artículo en la plenaria. De entrada se sabe que contará con la aprobación por lo menos de los 23 senadores de oposición que apoyarán esta modificación.

En esencia lo que busca el artículo es que se puedan suprimir los gastos de representación mientras los congresistas continúan sesionando virtualmente. El argumento de Bolívar para hacer esta propuesta es que el monto está destinado para desplazamientos, vivienda, entre otros gastos que tienen los parlamentarios cuando se desplazan en la capital, teniendo en cuenta además que muchos de ellos son de otras regiones.

El monto al que hacen referencia los parlamentarios es de 14.074.068 pesos, de un total de los 32.741.755 pesos que devengan actualmente. Ante el hecho varios congresistas se han opuesto y el debate, que se dio en Comisión Primera del Senado, no aprobó la medida.

Precisamente allí fue donde surgió la idea que fue presentada oficialmente por Temístocles Ortega, pero en ese momento obtuvo una votación de 8 a 8 y el presidente de la comisión, Miguel Pinto, argumentó que se necesitaban las mayorías y por eso no se repitió la votación.

Eventualmente fue cuando sucedió el episodio de Angélica. Por eso, unos días después los mismos protagonistas deciden lanzar la propuesta de nuevo. Además aprovecharon para transmitirse algunos elogios.

Lozano dijo que van a buscar “bajar el salario de los congresistas, que es injusto y desproporcionado, con una fórmula muy pila y racional que encontró Gustavo Bolívar: los gastos de representación”.

Por su parte, Bolívar agregó que “el punto uno de la consulta anticorrupción dice que 11 millones de colombianos quieren que nos bajen el sueldo a los congresistas. Es una aberración que ganemos cuarenta veces un salario mínimo”.

Y agregó que “todavía falta un round para bajar el salario de los congresistas”. Angélica también mencionó que “el cuarto debate que reforma el reglamento aquí (Congreso) es el definitivo. Se necesitan 54 votos y arrancamos con los 23 de la oposición”.

Alexander López aclaró por su lado que “no estamos de acuerdo con la virtualidad ni garantiza el estado social de derecho. Es de manera presencial como tenemos que defender el pueblo colombiano en medio de una de las peores pandemias de la historia”.

Precisamente, el artículo que se buscará incluir en el proyecto es el que regula las sesiones virtuales, que solo falta que se debata en esta instancia. De ser aprobado solo requeriría la sanción presidencial.

Sin embargo, se ha generado un manto de duda porque recientemente el presidente Arturo Char decidió llamar a las sesiones presenciales “a la mayor brevedad”, por lo que no es claro lo que pueda pasar si se llega a aprobar el proyecto.

José Daniel López, uno de sus autores, ha dicho que es necesario que se ajuste a lo que ha anunciado la Corte Constitucional, que también emitió un concepto al respecto pidiendo que se retornen a las sesiones presenciales, por lo que se espera que para este debate ese sea un argumento a tener en cuenta y las modificaciones que se hagan en torno a lo que ya se ha estipulado.

Se sabe que la discusión despertará de nuevo pasiones como ya sucedió en la Comisión Primera y que varios congresistas se opondrán a las sesiones virtuales. Sin embargo, estos mismos opositores buscarán aprobar que ellos y sus colegas se quiten los gastos de representación, por lo menos, mientras sesionen remotamente.