orden público

Capturan a hombre con dos toneladas de marihuana rumbo a Barranquilla

La sustancia alucinógena estaba escondida en un camión y el conductor hizo todo lo posible para evadir los controles de seguridad.


Esconder dos toneladas de marihuana no es tarea fácil, por eso los narcotraficantes han encontrado mecanismos sofisticados para camuflar los grades cargamentos de sustancias ilícitas. Sus estrategias van desde esconderlos en medio de mercancía que transportan hasta adecuar los compartimentos de tractocamiones. Lo que desconocen los conductores y jefes de las organizaciones delincuenciales es que muchos de los retenes que se realizan en las vías nacionales van más allá de hacer control para prevenir accidentes de tránsito, muchas veces hay detrás una investigación de meses o años en los que se busca afectar las finanzas de estas organizaciones.

La Policía Antinarcóticos de Colombia reporta que en la última semana un conductor que tenía como meta llegar hasta el Puerto de Barranquilla con dos toneladas de marihuana para desde ahí ser enviada a países de Centroamérica, hizo todo lo posible para burlar los controles en las vías con tal de evitar ser descubierto. Las autoridades adscritas a la Dirección Antinarcóticos, después de analizar la denuncia que hiciera una persona a la línea 167, empezaron la estrategia Esmeralda, pretendiendo ubicar el vehículo que transportaba marihuana prensada.

Los analistas validaron la información y desplegaron un equipo para que se hiciera los controles en las vías a fin de dar con la inmovilización del vehículo que transportaba la droga, por varios días esperaron a que el automotor pasara los puestos de control, una alerta se detectó cuando uniformados en la zona del Magdalena medio recopilaron información en donde se conoció que el conductor había entrado a la ciudad de Puerto Boyacá y allí se vio obligado a estacionar el vehículo en un parqueadero.

Los controles en las vías fueron los motivos por los que el transportista detuvo su marcha, el fin de semana en horas de la madrugada reanudó la marcha tomando la ruta del Sol, en el trayecto existen una básculas de pesaje en donde los vehículos de carga son obligados a pasar, ante este nuevo riesgo de ser descubierto el conductor desvía la ruta e ingresa por la carretera que conduce desde los municipios de La Lizama – San Alberto, fue precisamente en este lugar en donde los uniformados lograron ubicar el vehículo obligando al conductor a detenerse para un registro.

El coronel Julio Ernesto Triana Vergel, jefe del área de operaciones de la Dirección Antinarcóticos indicó que el tracto camión transportaba tejas Eternit de 3 metros de largo, y que todas estaban apiladas y amarradas con unas bandas para evitar que se rompieran durante el trayecto, a primera vista se veían ocho filas, los uniformados entonces deciden retirar las bandas para levantar las tejas, después de alzar algunas encontraron unas cavidades en donde habían ocultado unos paquetes en bolsa plástica de color negro.

Los uniformados reportan que a cada una de las tejas se le había hecho un corte en la mitad de tal manera que sirviera para crear una caleta en donde ocultaban el alijo como lo muestran las fotos, después de retirar todas las tejas se contabilizó el peso de la sustancia alucinógena de origen vegetal encontrando en total 497 paquetes, el peso de esta droga superó las dos toneladas.

El conductor y su acompañante, una mujer que le servía como guía, revisaba las aplicaciones constantemente y le daba aviso sobre la presencia de autoridades en la vía.

La droga de origen vegetal, según las informaciones entregadas a las autoridades, era transportada hasta el puerto de Barranquilla, en donde la embarcarían dentro de un barco que zarparía con destino a Centroamérica.

“Con este importante resultado afectamos las finanzas de las organizaciones criminales dedicadas al tráfico de sustancias alucinógenas, el valor de la droga es de $1.439 millones”, dijo el Triana. Tanto la droga como a las dos personas y el vehículo inmovilizado fueron puestos a disposición de las autoridades judiciales.