Tendencias

Home

Nación

Artículo

nación

Cartagena | Tuvo que abortar luego de ser violada por su propio padre

La Fiscalía le imputó al implicado el delito de acceso carnal violento agravado.

Un juez de control de garantías de Cartagena envió a prisión a un hombre de 35 años de edad que habría abusado sexualmente de su hija.

De acuerdo con información entregada por la Fiscalía General de la Nación, producto de los abusos que se registraron por dos años la menor quedó embarazada.

Por estos hechos, el ente investigador le imputó al implicado el delito de acceso carnal violento agravado en concurso homogéneo sucesivo.

Según se conoció en el marco del proceso, el hombre habría aceptado su paternidad en 2017, cuando la víctima tenía 15 años de edad.

La información entregada por la víctima señala que el implicado habría comenzado los abusos sexuales cuando ella lo visitaba en una residencia, ubicada en un barrio cercano a la Zona Industrial de la capital de Bolívar, donde el supuesto agresor vivía con su esposa y sus hijas.

“Los hechos se dieron a conocer porque una tía de la adolescente le preguntó por su estado de ánimo, pues la notó callada y retraída. Esto le dio confianza a la víctima para hablar de su embarazo, siendo su padre el responsable, tras múltiples agresiones”, señaló la Fiscalía.

La mujer de inmediato avisó a la madre de la adolescente. Luego de denunciar los hechos, el embarazo fue interrumpido por voluntad propia.

Otro caso en Huila

A mediados de septiembre, la Fiscalía General de la Nación imputó cargos y obtuvo medida de aseguramiento contra un hombre que, al parecer, por un lapso de cuatro años abusó de manera continuada de su propia hija en zona rural de Palermo, Huila.

Según el ente investigador, el hecho se conoció en el mes de julio cuando la madre de la niña le encontró en el celular a su esposo “una fotografía en la que la besaba de una manera muy comprometedora, y otra en la que la pequeña estaba desnuda en la ducha”.

“Al indagar sobre esa situación, la menor manifestó a su mamá que desde los 12 años hasta el mes de julio reciente, su padre le realizó tocamientos en sus partes íntimas y otras actuaciones que vulneraron su integridad sexual, hasta que el año pasado, ejerciendo violencia psicológica en ella, la accedió carnalmente”, señaló la Fiscalía.

En audiencias de control de garantías, el presunto agresor sexual no aceptó los cargos que le imputó un fiscal delegado de Neiva adscrito al Centro de Atención Integral a Víctimas de Abuso Sexual (Caivas).