Tendencias

Home

Nación

Artículo

Catar 2022: Colombia con la fe puesta en la zurda de James Rodríguez - Foto: getty images

fútbol

Catar 2022: Colombia con la fe puesta en la zurda de James Rodríguez

La selección Colombia vuelve a la escena en su lucha por clasificar a Catar. Desde esas lejanas tierras, regresa James Rodríguez, que, con más pasado que presente, vuelve a ser santo de devoción.

En las canchas de la política un dicho reza que “la izquierda unida jamás será vencida”. Pero la historia ha demostrado que nunca ha habido una ‘zurda’ capaz de unir a toda la nación (por lo menos en las urnas). La del cucuteño James Rodríguez pareció hacerlo hace una década, cuando se estrenó –con apenas 20 años– en la selección de fútbol de mayores. Sin embargo, la izquierda que deslumbró al mundo con sus goles y asistencias en Brasil 2014 con los años polarizó más que la del propio espectro político colombiano. “No hace falta un Pibe. James ya está bien en esa posición”, dijo Carlos Valderrama en noviembre de 2011. “Hace tiempo no veía un diez como James Rodríguez”, declaró Freddy Rincón por esas mismas fechas. “Puede ser el mejor jugador colombiano de la historia”, sentenció Faustino Asprilla.

Hoy estas glorias del fútbol nacional se han convertido en tres de los principales críticos de su carrera, y sus opiniones reflejan el sentimiento de frustración de buena parte de los colombianos con el jugador que llegó a formar binomio con Cristiano Ronaldo, uno de los mejores futbolistas del mundo. Y es que, con apenas 30 años, James se vio obligado a jugar en una liga secundaria, la de Catar, luego de sus frustrantes pasos por las más competitivas del mundo, como la de España (con el Real Madrid), la Bundesliga de Alemania (con el Bayern Munich) y la Premier League (con el Everton de Liverpool). La zurda que más alegrías le ha brindado al país provocó una fuerte división de opiniones ahora, pues el seleccionador Reinaldo Rueda decidió volver a recurrir a ella para alcanzar el objetivo de clasificar al Mundial de 2022.

 James Rodríguez anotó su último gol con la selección Colombia el 17 de noviembre de 2020 ante Ecuador.
James Rodríguez anotó su último gol con la selección Colombia el 17 de noviembre de 2020 ante Ecuador. - Foto: getty images

La última vez que a James se lo vio defendiendo la camiseta de la selección fue hace un año, en Quito, cuando Ecuadorhumilló a Colombia 6-1, día en que la diana de la honrilla fue anotada por el que hasta ese momento parecía el intocable dueño del dorsal número diez y del brazalete de capitán. Tras esa derrota, la “horrible noche” que reseña el himno nacional se precipitó sobre el único colombiano en marcar seis goles en un mundial. James estaba excluido de la más reciente Copa América, de los juegos de eliminatoria y de la élite europea, y, lo que es peor, cargaba con la antipatía de muchos en su tierra que prefirieron apostar por un futuro sin él, pues en redes sociales el jugador alimentaba los motivos de quienes lo señalaban como parte del pasado.

 Contra Brasil y Paraguay, Reinaldo Rueda se jugará la clasificación al Mundial de Catar 2022.
Contra Brasil y Paraguay, Reinaldo Rueda se jugará la clasificación al Mundial de Catar 2022. - Foto: getty images

La sentencia de Reinaldo Rueda, que entonces justificó la exclusión de James con el argumento de que lo necesitaba al “500 por ciento” de su rendimiento, no dejó de sorprender esta semana: lo incluyó en la lista de 28 convocados para la doble jornada de eliminatoria ante Brasil y Paraguay. Más aún cuando la más reciente imagen del diez del Al Rayyan mereció la tarjeta roja por su conducta poco deportiva, que para la mayoría del país pareció ser el portazo definitivo a su retorno a la selección. Por eso, la convocatoria de James no estuvo exenta de controversia. El reconocido comentarista Carlos Antonio Vélez, incluso, insinuó en su espacio radial en Antena 2 que la decisión del profesor habría estado motivada por “presiones externas” al carecer de justificación deportiva.

Sin embargo, el sentimiento que ha empezado a surgir, entre otros, gracias a los comentarios de los exfutbolistas que integran los programas deportivos de las parrillas de radio y televisión, es que el contrastado talento de James puede aportar al objetivo de la selección y del país. “James no es el mesías, pero todos sabemos que nadie más en Colombia tiene su talento. Es un iluminado. Con una o dos jugadas soluciona un partido”, dijo Antonio Casale, director de los espacios deportivos de RCN Radio. “Lo importante es que llegue en buenas condiciones y avalado por los médicos para que saque todo su repertorio. Como James, aún disminuido, no hay otro talento desde la zona de distribución de juego”, opinó el reconocido comentarista Wbeimar Muñoz Ceballos a Semana TV.

Desde aquel juego del estadio Atahualpa de Quito, la selección Colombia ha disputado 15 partidos (ocho por eliminatoria y siete por Copa América): ganó cuatro, empató nueve y perdió dos. Y aunque los dirigidos por Reinaldo Rueda ascendieron a la cuarta casilla de la eliminatoria –que ofrece cupo directo a Catar–, sembraron un manto de duda el pasado mes de octubre, pues en tres partidos (Uruguay, Brasil y Ecuador) no pudieron anotar un solo gol en las contadas ocasiones que el equipo pudo crear. Para ocupar el vacío de James en la creación de jugadas de peligro, Rueda ha recurrido a jugadores como Juan Fernando Quintero, Edwin Cardona o el Riflecito Andrade. También se ha encomendado a David Ospina, Juan Guillermo Cuadrado y Falcao García para que asuman el liderazgo que hasta el año pasado ostentaba el actual jugador del Al Rayyan.

El guajiro Luis Díaz, la revelación de la Copa América, se erigió como la esperanza de los hinchas, pero su promedio de gol y de asistencias aún no satisfacen las expectativas que sí colman sus ganas, velocidad y determinación. Sin embargo, el equipo nacional no ha encontrado quien supla la capacidad del futbolista que desde 2011, y en los 80 partidos (entre oficiales y amistosos) que ha disputado, concedió 27 asistencias y marcó 23 goles. Un palmarés que ninguna selección en el mundo despreciaría, menos tratándose de un deportista que, más allá de sus circunstancias, apenas está en la edad de su madurez profesional. “James no es la solución, pero debe ser parte de ella. El fútbol es colectivo, pero seguimos creyendo en los héroes.

Hay jugadores capaces de cambiar la historia de un partido, pero no de mejorar, por arte de magia, la falta de juego colectivo que Colombia arrastra desde 2015”, le dijo a SEMANA el periodista Juan Felipe Cadavid de Caracol Radio y Win Sports. “No creo que tengamos problemas de generación de juego. Estamos en la media de tiros al arco. Nuestro problema es la definición, no la metemos. Los salvadores, imagino, deben aparecer cuando el alma se la lleva el diablo y ese no es el escenario”, agregó el analista Carlos Antonio Vélez. Faltan seis partidos de eliminatoria (18 puntos en disputa), y Colombia (con 16) tiene que sumar al menos 11 para alcanzar el umbral de las 27 unidades, con las que hay altas posibilidades de redimir un boleto para el próximo Mundial.

La doble jornada que empezará a disputarse esta semana (el jueves 11 de noviembre ante Brasil y el martes 16 ante Paraguay) será determinante para las aspiraciones del equipo y sus hinchas, y puede ser la oportunidad para que la zurda que más ha ilusionado a Colombia vuelva a unir a toda la nación como alguna vez lo hizo. El balón está en el botín izquierdo de James Rodríguez.