capturas

Ciudadanos estadounidenses, canadienses y neerlandeses creaban empresas ficticias para cometer fraude en Colombia

La Fiscalía y la Policía Nacional lograron la captura de estos ciudadanos que se encargaban de engañar a las personas asegurando que tenían empresas para invertir en la bolsa.


En Medellín se logró la captura de Chéster Bruce Álvarez Campbell (colombo-estadounidense) y Troy Barrington Gran-Brooks (canadiense), quienes están pedidos en extradición por su presunta participación en los delitos de fraude de valores nacionales y fraude electrónico.

De acuerdo con la información de la investigación, los dos hombres se hacían pasar por falsos inversionistas de bolsa para convencer a otros de invertir en empresas ficticias.

Por estos hechos también fue capturado en Medellín el ciudadano neerlandés Justin Plaizier, quien está siendo investigado por delitos de fraude de valores y electrónico, además de concierto para delinquir.

Desde enero de 2016 hasta julio de 2019, el ciudadano neerlandés se habría valido de información falsa para alentar a los ciudadanos en Estados Unidos a invertir en empresas que -decía- cotizaban en la bolsa pero que realmente eran falsas.

La Dirección de Asuntos Internacionales de la Fiscalía, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, comunicó estas capturas a la embajada de Estados Unidos en Colombia para los respectivos trámites.

De acuerdo con la Fiscalía, los detenidos son pedidos en extradición por diferentes cortes distritales en Texas y Nueva York, Estados Unidos.

También se logró la captura de David Ricardo Rodríguez López, Jesús Alberto Beleño Zapata, Wilder Gómez Castro, Jhonny Antonio Bernal Jiménez e Iván René González Machado acusados de tráfico de drogas.

Los capturados serían responsables del envío de sustancias ilícitas a otros países a través de empresas de logística y aerolíneas que hacían escala en México y otros países de Centroamérica para llegar a Estados Unidos.

Por otra parte, este domingo 22 de mayo, la Fiscalía logró que un juez de garantías dictara medida de aseguramiento a 16 presuntos integrantes de dos organizaciones ilegales encargadas del tráfico de estupefacientes en vías de Cundinamarca.

“El trabajo investigativo permitió las capturas de estas personas señaladas de ser expendedores de drogas de las estructuras denominadas Los Santa y Ciudad Verde o Reverdecer en Girardot y Soacha, (Cundinamarca), respectivamente”, explicó la Fiscalía.

De acuerdo con la entidad, se realizaron nueve diligencias de allanamiento y registro donde fueron incautados cerca de 172 millones de pesos en efectivo, una motocicleta, un vehículo, cocaína, marihuana, 21 celulares y una pistola traumática.

Los procesados fueron judicializados por los delitos de concierto para delinquir y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes agravado.

Estas personas serán recluidas en un centro carcelario que defina el Inpec.

Policía capturó a piloto de una de las bandas que investigaba el fiscal paraguayo Marcelo Pecci

El director de la Policía, el general Jorge Luis Vargas, informó de la captura de 17 personas en una redada múltiple en Bogotá, en coordinación con la Interpol y la Europol, en la que cayeron colombianos e internacionales que son requeridos con fines extraditables a diferentes países.

De acuerdo con Vargas, se logró la captura de 14 colombianos, dos italianos, un dominicano, un albanés y un holandés, todos ellos requeridos por delitos relacionados con “con coordinar, recibir, entregar y almacenar, estupefacientes, específicamente cocaína”, informó el general.

Diego Blanco era requerido por tráfico de estupefacientes y haría parte de la banda que mandó a asesinar al fiscal paraguayo Marcelo Pecci.
Diego Blanco era requerido por tráfico de estupefacientes y haría parte de la banda que mandó a asesinar al fiscal paraguayo Marcelo Pecci. - Foto: Tomado de Twitter @directorpolicia

Además, aseguró que los capturados también son investigados, “de igual manera, por extorsión y otros delitos menores. La droga era enviada a esos países a través de barcos de carga, vehículos con caleta, con ocultamiento de cocaína en alimentos, equipos de farmacia, materiales de construcción y otras modalidades de ocultamiento”.

Dentro de los capturados se encuentra Diego Mauricio Blanco Blanco, un piloto que es parte del Clan Rocha, una de las organizaciones de narcotráfico más grandes de Brasil comandada por Joao Suárez Rocha y una de las bandas que era investigada por el fiscal paraguayo asesinado en Cartagena, Marcelo Pecci.

La banda enviaba más de cinco toneladas de cocaína al mes a países como Estados Unidos, Bolivia, Perú y Colombia, así como también a los continentes de Europa y África.