nación

Colombia registra más de 2.000 casos de hepatitis viral en lo corrido de 2022

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta enfermedad continúa quitándole la vida a 1,4 millones de personas al año.


La hepatitis vírica es una infección que produce una inflamación aguda en el hígado. Existen cinco virus diferentes de la patología, cada uno es catalogado con una letra del alfabeto y, mientras más alejado de la A se encuentre, mayor es el riesgo que acarrea la infección y la posibilidad de transmisión.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), y a pesar de la pandemia por covid-19, esta enfermedad continúa quitándoles la vida a 1,4 millones de personas al año.

Aunque regiones de África y Medio Oriente son algunas de las más afectadas por la enfermedad, Colombia no es ajena a esta situación, el reporte más reciente del Instituto Nacional de Salud (INS) deja ver que el país presenta un incremento significativo en los casos con respecto al año anterior.

El informe de INS muestra que con corte al primer semestre de 2022, se han presentado 422 casos de hepatitis A y 1.641 de B, C y D; esto se traduce en un aumento de 50 % con respecto al mismo periodo del 2021.

Aunque no siempre se reportan signos de alarma cuando se contrae el virus, Luisa Fernanda Martínez, médica internista del programa de asistencia permanente de Compensar, explica que cuando se presentan síntomas se puede tener fiebre, coloración amarillenta de la piel y los ojos.

También “dolor en el abdomen, náuseas, vómitos, pérdida de apetito, cambio en la coloración de la orina, las heces, entre otros. A pesar de que no en todos los casos la patología desencadena gravedad en el paciente, a largo plazo pueden producir cirrosis, cáncer del hígado e incluso la muerte”, agregó.

Dependiendo de tipo del virus, su transmisión puede variar, el más leve que es la A se puede contraer por comida, agua o fuentes hídricas contaminadas.

En cuanto a los otros, pueden infestarse de diferentes maneras como: relaciones sexuales sin protección, de la madre al hijo durante el embarazo o parto, al compartir objetos de higiene personal o procedimientos invasivos con agujas infectadas.

Creativo Getty
Dependiendo de tipo del virus, su transmisión puede variar, el más leve que es la A se puede contraer por comida, agua o fuentes hídricas contaminadas. - Foto: Getty Images/iStockphoto

28 de julio: día mundial contra la hepatitis vírica

Desde el 2008, la OMS viene celebrando cada 28 de julio el Día Mundial contra la Hepatitis Vírica. El objetivo de esta fecha es impulsar a nivel mundial todas las iniciativas y estrategias que pueda realizar el sector salud en contra de esta patología.

Se estima que en el año 2015 había aproximadamente 250 millones de casos de hepatitis B en el mundo, principalmente en regiones como África subsahariana, Asia y las islas del Pacífico.

Hoy también ha proliferado esta afección en regiones de América del Sur y las zonas sur de Europa, por lo que la OMS ha centrado sus esfuerzos en que, de aquí al 2030, todos los países colaboren para eliminar la hepatitis como un problema de salud pública.

La mejor manera de prevenir la hepatitis vírica es aplicarse las vacunas en contra de los tipos de virus más comunes, que son A y B. Estas se les aplican a los niños en los primeros años de vida. Por ende, la invitación es avanzar en los esquemas de inoculación que hacen parte del Plan Ampliado de Inmunización (PAI)”, dijo Martínez.

“Además, se deben evitar procesos invasivos en el cuerpo, en lugares que no cumplan las normas sanitarias, un lavado de manos constante y la protección al tener relaciones sexuales”, concluyó.

Con la celebración de este día, la OMS se planteó el reducir en 90 % la probabilidad de nuevas infecciones de hepatitis en cualquiera de sus presentaciones y evitar el 65 % de las muertes que acarrea año tras año el contagio de hepatitis vírica.