nacion

¿Cómo combaten el ELN y las Farc el coronavirus?

Desde las selvas del Chocó un comandante guerrillero le contó a Salud Hernández-Mora cómo sobrevivirán a la pandemia.


Hace unos días, António Guterres, secretario general de Naciones Unidas, hizo un llamado a poner fin a la guerra y a luchar de manera conjunta para enfrentar el coronavirus, ya que es ‘‘el enemigo común al que se enfrenta todo el planeta‘‘ y al cual hay que prestarle toda la atención para cambiar las armas por combatir la pandemia.

Salud Hernández decidió entrar a la profundidad de la selva en Chocó y hablar con el comandante ‘Uriel‘ del bloque de guerra occidental del ELN, para que le contara cómo la guerrilla ha enfrentado la llegada del coronavirus al país, teniendo en cuenta que allí es muy difícil tener acceso a medicamentos y a ventiladores artificiales, para tratar los contagiados en sus frentes.

Cuarentena en la selva

El Ejército de Liberación Nacional, ELN, aseguró que la llegada del coronavirus los tomó por sorpresa, igual que al Gobierno y que su ideal en este momento es que el contagio no llegue a las zonas de influencia del país donde ellos tienen presencia.

‘‘De la mano con las medidas de confinamiento que se han tomado, también en las zonas se ha promovido evitar el flujo de pasajeros y tomar medidas para la carga y el transporte de mercancía y de comida sobre todo, para evitar que llegue el virus a nuestras zonas‘‘, aseguró alias ‘Uriel‘ uno de los comandantes más buscados por las Fuerzas Militares.

En diálogo con SEMANA, ‘Uriel‘ dijo que ante la pandemia, el ELN pretende estar más retirado de la población y centrar sus esfuerzos en entrenar mejor a su gente y afianzar los procesos de formación mediante el desarrollo de escuelas.

‘‘Está más parado ese proceso que llamamos ‘‘Trabajo político administrativo‘‘, que es el trabajo de acompañamiento a las comunidades‘‘. Asimismo, aseguró que aún no se han registrado personas con el cuadro patológico del covid-19 y que se está evitando a toda costa que entren personas externas a las comunidades para prolongar la probabilidad de contagio que puede haber.

Pero, ¿Cómo se está cuidando la guerrilla del covid-19?

Frente a los elementos básicos que recomendó la OMS y el Gobierno nacional para evitar los contagios, ‘Uriel‘ dijo que ‘‘ahora las armas de dotación son algo más idividual‘‘, debido a que están eludiendo un contacto directo con las cabeceras municipales. Sobre la dinámica campamentaria que implementaron, aseguró que el procedimiento seguía muy parecido a lo que venían manejando antes del virus.

‘‘No estamos con esa intensidad de lavarnos las manos, de evitar que nos reunamos en salón de esudio, que tengamos contacto en la formación o en los espacios colectivos‘‘, señaló.

Sobre los tapabocas aseguró - de forma jocosa- que ellos fueron practicamente los pioneros de este elemento y ratificó que en el momento en que se presente el primer caso positivo o se sospreche sobre alguien que pueda tener el virus al interior de la fuerza, ‘‘se tomarán medidas‘‘ pues hasta la fecha no se conoce ningún contagio en su frente de guerra ni en otras partes.

¿Cómo funciona un aislamiento en la selva?

Con el estres que se tiene y la llegada del covid-19, el ELN publicó una cirucular donde se orienta a quienes pertenecen a esta guerrilla, sobre cómo actuar en caso de contagio, también dijo que lo primordial era tomar la medida de aislamiento en los respectivos cambuches y que el salubrista o la persona asignada para atenderlo, deberá usar los elementos básicos como el jabón, los guantes, el tapabocas y los medicamentos necesarios para tratar no solo el coronavirus sino otras gripes que se presenten.

‘‘Sabemos diferenciar entre un paludismo y un dengue, pero el coronavirus es desconocido, por eso se recomienda tomar medidas con cada persona contagiada con síntomas. En caso de contagio necesitamos los ventiladores y los cuidados‘‘, aclaró ‘Uriel‘.

Así como la guerrilla del ELN está teniendo en cuenta las recomendaciones del Gobierno frente al virus, desde el Catatumbo, las dicidencias de las FARC comunicaron cómo estaban enfrentando la llegada del covid-19, tomando las medidas de contingencia para evitar que en el departamento Norte de Santander, se siga propagando el virus.

‘‘En estos momentos nos estamos enfrentando a una guerra por la defensa de la vida, desde nuestra perspectiva, apoyamos e invitamos a continuar con las medidas de prevención que sean necesarias para impedir la propagación del coronavirus‘‘, expresó el líder de las Farc en su comunicado.

También felicitaron a la población por las medidas de prevención aplicadas para evitar el incremento de casos por coronavirus y se cuestionaron sobre cuándo podría llegar la vacuna contra el coronavirus a la selva, donde ellos aún residen.

¿Qué ha hecho el Gobierno para llegar a las comunidades tomadas por los grupos guerrilleros?

En diálogo con SEMANA el defensor del pueblo, Carlos Alfonso Negret, aclaró que intentaron llevar una misión médica a la cuenca del río truendo, en la que varios guerrilleron impidieron el ingreso de la misma ‘‘y luego en la zona de Bojayá como también hemos tenido dificultades en la cordillera nariñense‘‘ haciendo referencia a zonas como Policarpa y Cumbitara donde es necesario que llegue esta ayuda.

También dijo que desde el Gobierno se hizo un llamdo a los grupos armados que están específicamente en esas zonas, para que dieran paso a las misiones médicas y así se lograra un abastecimiento de comida y medicina en los pequeños comercios y graneros que hacen parte de esos corregimientos, teniendo en cuenta que por la falta de comida y medicina ‘‘de pronto se mueren por lo que siempre se han muerto los niños del Chocó, de la Guajira y otros sectores, por desnutrición‘‘, de manera que es importante para el Gobierno que este llamado se tome en cuenta y las ayudas puedan llegar a las veredas colombianas.

Después de que el Gobierno recibiera por cinco semanas esta llamada de auxilio, el Gobierno aseguró que los grupos armados también deben pensar no solo en ellos sino en sus filas, para que puedan tener un abastecimiento completo ahora que se junto el conflicto armado con la falta de oportunidades para llevar las misiones médicas.

Frente a las medidas que están tomando las guerrillas con respecto a quien incumpla la cuarentena, Carlos Negret le aseguró a SEMANA que las personas que han sido asesinada en Bolívar y las otras tres de Buenos Aires, al pareacer por no acatar la norma del aislamiento, es un caso grave para el Gobierno ya que ‘‘en estos momentos debemos dejar la guerra, cuidar la salud y cuidar la vidad‘‘ en vez de realizar ataques que complíquen aún más la situación en la que se encuentra el país.