discurso

"La palabra conflicto no está en el discurso del presidente"

La politóloga y experta en lenguaje María Fernanda González, habló con SEMANA sobre el significado del discurso del presidente en sus primeros 100 días de gobierno.


SEMANA: ¿Cuál es el tema central del discurso del presidente Iván Duque?

María Fernanda González: Un análisis de estadística textual de las alocuciones del presidente Duque desde el 7 de agosto hasta el 17 de noviembre, fecha emblemática de los primeros 100 días, muestra que el discurso del presidente –al igual que el del candidato– se centra en el eje económico. Lo obsesionan el empleo, la formalización laboral, la inversión, el emprendimiento, la reactivación económica y la competitividad, entre otros. A este campo le sigue el de la seguridad, para dar prioridad a temas como la lucha contra el narcotráfico, el crimen y la búsqueda del imperio de la ley. En un tercer lugar podríamos hablar de los aspectos políticos y sociales: allí aparecen la corrupción, la educación, la salud y en general los desafíos sociales. El análisis muestra que durante los primeros 100 días hay una multiplicidad de temas y que ninguno puede ser definido como prioritario.

SEMANA: ¿Ha cumplido lo que dijo en el discurso del 7 agosto?

M.F.G.: Los primeros 100 días sirven para determinar la rapidez o la pertinencia del gobierno en su línea de acción. Si tuviera que escoger algo de su discurso inicial en lo que haya comunicado efectividad, es su actitud frente a Venezuela. No solo por insistir en la lucha contra la dictadura, sino por lograr el acompañamiento de Francia, Canadá y la Unión Europea y conseguir recursos para dar soluciones a los problemas de los migrantes venezolanos.

SEMANA: ¿Cuál es la principal bandera de su gobierno?

M.F.G.: No hablaría de bandera, sino más bien de puntos novedosos de su discurso. Sin duda el interés de apoyar y consolidar las industrias culturales, definidas como economía naranja. Todo su empeño en visibilizar una política cultural, que ha sido tradicionalmente cenicienta, resulta novedoso. Otro tema es el de la cuarta revolución industrial y los adelantos en temas como la inteligencia artificial.

Puede leer:“Es un gobierno tranquilo, pero con decisión y carácter”: Iván Duque

SEMANA: ¿Qué ve en que el presidente reitere tanto la idea del pacto nacional?

M.F.G.: Se refiere a la construcción de un país donde los colombianos se asocien. En otras palabras: la unión de los colombianos hacia una visión de futuro y un proyecto colectivo. Temas álgidos como el paso de los proyectos de lucha contra la corrupción en el Congreso, la financiación de la educación superior, la reforma tributaria y la difícil convivencia entre el Centro Democrático y el gobierno no abonan a este propósito.

SEMANA: ¿Qué connotación tiene su lema, que ahora es un programa de gobierno, “el que la hace la paga”?

M.F.G.: Es una expresión coloquial, comprensible en cualquier ambiente como un mensaje de fondo: el imperio de la ley.

SEMANA: ¿Qué diferencia hay en su discurso y el de su antecesor?

M.F.G.: Una clara diferencia es la ausencia de un léxico sobre el conflicto. No solo Juan Manuel Santos, sino sus antecesores tenían un léxico relativo a la guerra y el terrorismo. Si bien hay graves problemas de seguridad, la palabra conflicto ya no está en su discurso. Y eso es un cambio trascendental.