mundo

“Condenamos enérgicamente el horrible atentado terrorista en Ciudad Bolívar”: embajador de EE. UU.

“Estados Unidos está junto a Colombia y reafirma su solidaridad con el gobierno y el pueblo colombiano”, señaló el embajador Goldberg.


El embajador de Estados Unidos en Colombia, Philip S. Goldberg, manifestó este lunes su condena enérgica tras el atentado registrado el pasado sábado en la localidad de Ciudad Bolívar, en Bogotá, en el que murieron dos menores de edad y 39 personas más resultaron heridas.

“Condenamos enérgicamente el horrible atentado terrorista en Ciudad Bolívar que ha causado la muerte de 2 niños y ha dejado 39 heridos. EE. UU. está junto a Colombia y reafirma su solidaridad con el gobierno y el pueblo colombiano”, señaló en Twitter la Embajada estadounidense.

Tras el atentado terrorista, que se registró en un CAI de la Policía en el sector de Arborizadora Alta, el presidente Iván Duque convocó en las últimas horas a un consejo de seguridad extraordinario en Bogotá que se llevará a cabo este martes a partir de las 9 a. m.

El mandatario expresó sus condolencias a la familia de la menor Ivanna Rangel, que falleció este lunes, y envió un ultimátum a los responsables de ese hecho criminal.

“Nos llena de tristeza el fallecimiento de Ivanna Rangel, víctima del terrorismo cobarde de las disidencias de las Farc. Con profundo dolor, expresamos nuestras condolencias a sus familiares. No descansaremos hasta dar con los responsables de este ataque atroz que enluta al país”, escribió el presidente Duque.

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, había solicitado en horas de la tarde al mandatario convocar un Consejo Nacional de Seguridad y “activar todos los mecanismos de protección de la seguridad nacional” en la capital del país.

“Este atentado terrorista es un evento de seguridad nacional, determinado, planeado y ejecutado desde el Catatumbo por un grupo armado organizado, como el grupo residual frente 33 de las disidencias de las Farc, en conmemoración de la muerte de alias Manuel Marulanda Vélez, según la difusión hecha por un vocero de esa organización criminal”, dijo.

“Dada la confirmación de la autoría de este atentado terrorista, la Alcaldía Mayor de Bogotá solicita al Ministerio de Defensa que se evalúe la información de inteligencia estatal y se tomen las medidas acordes con el nivel de riesgo frente a este atentado terrorista y evento de seguridad nacional ocurrido en Bogotá”, insistió la alcaldesa.

A renglón seguido, la alcaldesa solicitó “ordenar un plan escudo de protección de la ciudad, de su población y activos estratégicos”. Y asignar equipos exclusivos de Dipol, Dijín, Diase (antisecuestro y antiextorsión) y fiscales de dedicación exclusiva para desvertebrar y capturar a los miembros de las disidencias de las Farc que cometieron el atentado.

López también requirió que se ordene a “todas las empresas de telecomunicaciones y demás entes que puedan aportar información a las investigaciones que la entreguen con la mayor celeridad a los equipos de inteligencia e investigación judicial”.

Finalmente, que sean reforzadas “las capacidades de vigilancia, patrullaje e investigación de la Policía Metropolitana de la Sabana y de la Metropolitana de Bogotá para coordinar con el plan escudo que se disponga para la ciudad región, en particular para Ciudad Bolívar, localidad especialmente vulnerable y victimizada por la operación de organizaciones criminales y atentados”.

El atentado en el Centro de Atención Inmediata (CAI) de la Policía Metropolitana de Bogotá, ha despertado la indignación de todos los colombianos.

Una de las víctimas mortales fue Daniel Estiven Duque Buitrago, un niño de 12 años que, infortunadamente, recibió de lleno la onda explosiva de la bomba que, según información de la Policía nacional y el Gobierno, habría sido colocada por la disidencia del Frente 33 de las Farc.

La otra menor que perdió la vida fue Ivanna Salomé Rangel Molina de tan solo cinco años, quien presentó, de acuerdo con el dictamen comunicado por la Fundación Hospital de La Misericordia (HOMI), politraumatismo, con un trauma craneoencefálico severo, que terminó arrebatándole la vida este 28 de marzo.