nación

Corte Suprema condena a 12 años y 6 meses de prisión a hombre que mató a su nieta en Bogotá

La decisión la tomó la Sala Penal del alto tribunal tras concluir que la versión del abuelo, según la cual la menor había “rodado por las escaleras”, simplemente no se logró probar. La menor murió tras ser sacudida fuertemente por él.


La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia tomó una decisión muy importante que deja un precedente claro en lo que tiene que ver con casos de homicidio preterintencional. Una mujer de nombre María (se cambia el nombre por seguridad y reserva de los datos en el expediente), que se encontraba en una casa de dos pisos, bajó a la primera planta, donde estaba ubicada la cocina, para preparar el almuerzo. Su hija, de tan solo 9 meses de nacida, comenzó a llorar, por lo cual el abuelo decidió llevarla a la terraza para intentar calmarla.

La mujer salió a comprar algunas cosas. Al regresar, se dio cuenta que la bebé, que estaba en los brazos del abuelo, tenía la cara morada y no reaccionaba. Los dos se dirigieron al hospital Vecinal de Suba, San Pedro Claver, en Bogotá, al cual la menor ingresó ya sin signos vitales.

Ese mismo día, la Fiscalía General de la Nación abrió una investigación penal y en 2015 decidió acusar a los dos, tanto a la mujer como al abuelo, por lo ocurrido. El asunto es que al momento de tener que entregarle las debidas explicaciones a la justicia, el abuelo señaló que la niña de 9 meses, su nieta, había rodado por las escaleras, una versión que fue desmentida por el dictamen de medicina forense que evidenció que la menor murió producto de la forma en la que el abuelo intentó silenciarla sacudiendo su cuerpo con fuerza.

La etapa de juicio se surtió, inicialmente, ante el Juzgado Cincuenta Penal del Circuito de Bogotá y, posteriormente, en el Juzgado Cincuenta y Seis de Bogotá.

El 12 de diciembre de 2016, el Juzgado Cincuenta y Seis Penal del Circuito de Bogotá dictó sentencia absolutoria a favor de la madre de la menor (María) y declaró prescrita la acción penal derivada de la comisión del homicidio culposo respecto de su abuelo. Ese mismo día, tanto la Fiscalía como la Procuraduría presentaron apelación.

El 29 de junio de 2017, el Tribunal Superior de Distrito Judicial de Bogotá revocó el fallo y, en su lugar, condenó a este hombre, como autor responsable, a título de dolo, del delito de homicidio agravado, a la pena principal de 25 años de prisión.

La mujer fue absuelta en dos instancias, pero en este caso, la Corte Suprema encontró elementos suficientes de prueba y condenó a 12 años y 6 meses de prisión al abuelo de la menor tras revisar las dos sentencias proferidas.

¿Por qué se denomina homicidio preterintencional? En el fallo conocido por SEMANA, la Corte Suprema deja claro que la muerte de la menor se produjo por las lesiones ocasionadas con intención con el agravante de que el acusado “era el abuelo de la víctima y le ocasionó daño a una bebé de 9 meses, quien se encontraba en evidente estado de inferioridad frente a él, dada la diferencia de tamaño, fuerza y agilidad”.

Adicionalmente, en torno a la explicación de lo que pasó con la niña mientras la mamá fue a la tienda, “es indiscutible que la única fuente de información es la reseña que hace el procesado sobre la caída de la niña por las escaleras; no obstante, el Tribunal desechó dicha posibilidad, con base en el contenido integral del estudio realizado por el médico”, agrega la sentencia de la Sala Penal.