decisión

Homicidio de Jesús María Valle y masacres en Antioquia son crímenes de lesa humanidad: Corte Suprema

En el expediente figura Álvaro Uribe bajo investigación preliminar. La decisión significa que la justicia deberá seguir indagando sobre los crímenes cometidos por paramilitares en La Granja, San Roque, El Aro, y el asesinato del defensor de Derechos Humanos. Ya no caducarán.


Hace 22 años hubo en Antioquia un baño de sangre perpetrado por grupos paramilitares. Las masacres de San Roque, El Aro y La Granja, que aterrorizaron a poblaciones enteras, fueron denunciados por el defensor de Derechos Humanos Jesús María Valle, que señaló la responsabilidad por omisión de la Gobernación de Antioquia, para entonces a la cabeza de Álvaro Uribe Velez. Valle fue asesinado y ninguno de estos hechos se ha terminado de esclarecer para la justicia. Por ello, la Corte Suprema de Justicia acaba de declararlos de lesa humanidad, lo que convierte la acción penal que adelantan en este mismo tribunal como imprescriptible.

La decisión fue adoptada en el marco de la investigación preliminar que se adelanta contra el expresidente Álvaro Uribe Vélez. El caso, que lleva el radicado 45.110, provocó un reciente pronunciamiento de la Corte en donde señaló que desde el mes de diciembre del 2014 este caso está en el despacho del suspendido magistrado de la Sala Penal Gustavo Malo, sin que a la fecha se hayan tomado decisiones en algún sentido; según la misma corte, sin que se haya podido identificar impulso procesal alguno.

La investigación tuvo origen en la denuncia presentada por el defensor de Derechos Humanos Valle Jaramillo por las presuntas omisiones de la Gobernación de Antioquia en la masacre del corregimiento de la Granja en junio 1996. Esta denuncia fue insistida tiempo después por Iván Cepeda, que aportó a la justicia las entrevistas tomadas a Pablo Hernán Sierra y Juan Guillermo Monsalve, testigos en contra del expresidente.

En contexto: La Corte Suprema sospecha que Uribe fabricó falsos testigos para hundir a Iván Cepeda

En este contexto se practicaron varias pruebas e incluso se llevó a cabo diligencia de inspección en la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara de Representantes. Por contener hechos conexos en donde se señalaba la supuesta participación de Álvaro Uribe Vélez en la creación de las Convivir, se dio inicio a una actuación en la Fiscalía, sin embargo, fue archivada el 28 de diciembre del 2000.

El 2 de enero del 2013, el fiscal sexto delegado ante la Corte revocó la resolución inhibitoria dictada a favor de Uribe Vélez, y adelantó una amplia labor probatoria hasta el 25 de noviembre de 2014, cuando dispuso remitir las diligencias a la Corte por competencia. Para esta fecha, Uribe Vélez ya había sido electo senador de la República.

Los casos que están contenidos en el expediente son las masacres en el municipio de San Roque, cometidas por paramilitares el 13 de julio y el 17 de septiembre de 1996. El caso del corregimiento de La Granja, en Ituango, cuando las Auc llegaron el 11 de junio de 1996 y asesinaron a cinco personas delante de todo el pueblo. En el Aro, en el año 1997, paramilitares mataron a 15 campesinos en estado de indefensión y otros tantos fueron despojados de sus bienes y desplazados de su territorio.